Monumental ha sido la heredada deuda pública en la historia de Venezuela

 

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista


Tras separarse la Gran Colombia, compuesta por Venezuela, Ecuador y Colombia, la deuda contraída por la nación durante la guerra de Independencia fue repartida proporcionalmente entre los tres países que la formaban. La parte que le tocó pagar a Venezuela alcanzó la cantidad de 34 millones de pesos (28,5%), a Colombia el 50% y a Ecuador el 21,5%. Con esta deuda externa se inició la República Independiente en 1830.


Soldados de Cipriano Castro preparados para confrontar la invasión extranjera tras el bloqueo naval

A partir de 1831 la República contrajo nuevas deudas, debido a las guerras civiles; las condiciones desfavorables en que fueron negociados los empréstitos; las reclamaciones injustas y exageradas que hacían gobiernos y súbditos extranjeros; el peculado y la corrupción administrativa, que sirvió para que gran parte de los empréstitos fueran a parar a manos de los gobernantes de turno.

La falta de cumplimiento de los pagos y las injustificadas reclamaciones de daños sufridos por empresas extranjeras, hicieron aumentar considerablemente el monto de la deuda, que a finales del siglo XIX superaba los 350 millones de bolívares.

Este escenario fue propicio para que durante el gobierno de Cipriano Castro, barcos de guerra de Alemania, Inglaterra, Francia, Italia y Estados Unidos, establecieron un bloqueo de nuestras costas, apoderándose de buques venezolanos.  Además desembarcaron tropas en La Guaira y Puerto Cabello, demandando el pago inmediato de la deuda. Fue éste el más grave conflicto internacional que ha tenido la república.

La deuda pública en Venezuela a finales de 1898, sumaba 197,5 millones de bolívares, cinco veces los ingresos públicos de año fiscal 1898-1899.

Luego de la firma de los protocolos de Washington en 1903, dio por concluido  el bloqueo y la intervención extranjera contra Venezuela. El gobierno de Castro se comprometió a destinar el 30% de sus ingresos por concepto de impuestos de aduanas, al pago de la deuda, y se establecieron comisiones mixtas para justipreciar las reclamaciones.

General Cipriano Castro, presidente de Venezuela

Para comienzos del siglo XX la deuda interna venezolana se cifraba en alrededor de 53 millones de bolívares y la externa en 151,6 millones, por el solo concepto de intereses vencidos se adeudaban Bs. 26 millones, cifra extraordinariamente elevada para la época y, en especial, para una economía corno la nuestra.

En los años que siguieron al bloqueo, el presidente Castro fue derrocado y Juan Vicente Gómez, con la ayuda de los mismos intereses que habían conspirado contra Venezuela, se alzó con el poder y estableció una férrea dictadura de 27 años, durante los cuales colmó de ventajas y facilidades a las empresas extranjeras, que establecieron su dominio económico en el país. Estos cambios políticos permitieron al gobierno disfrutar de un largo período de bonanza económica que en 1930, para conmemorar el Centenario de la muerte del Libertador, canceló la deuda externa de Venezuela.

Entre 1900 y 1929 la deuda pública en Venezuela se redujo en un 75%, y las reservas del tesoro superaron los 118 millones de bolívares.

Fue Hugo Chávez el artífice

El economista Luis Vicente León afirma que fue en la época de Hugo Chávez cuando se disparó la deuda, tradicionalmente en niveles bajos. «La suma de los títulos de deuda del Estado y de PDVSA estaría en torno a los US$125.000 millones», calcula León.

En 2017 la deuda pública en Venezuela fue de 42.104 millones de euros. Disminuyó 34.229 millones desde 2016 cuando fue de 76.333 millones de euros. Esta cifra supone que la deuda en 2017 alcanzó el 33,05% del PIB de Venezuela, una subida de 2,71 puntos respecto a 2016, en el que la deuda fue el 30,34% del PIB. Las disminuidas reservas internacionales en 2016, se ubicaron en 20.878 millones de dólares, según el Banco Central. 

Según el Fondo Monetario Internacional entre 2017 y 2018, la deuda de Venezuela se cifró en USD 71 millardos. Los expertos calculan que «harán falta entre US$100.000 y 200.000 millones», para recuperar la economía de nuestro maltratado país. 

Fuente: Lecciones de Historia Moderna y Contemporánea de Venezuela. Arias A., Alberto. Editorial Romor, Caracas, 1994
Proceso Histórico de la Deuda Externa Venezolana en el siglo XX Tomás E. Carrillo Batalla Rafael José Crazut. Santillana. Caracas 2014
ElPais.com
BBC.com

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *