Cuando la Orquesta Típica Municipal debutó en el Teatro Juares

 

Juan José Peralta
Periodista


Se cumplieron 47 años del primer concierto de la Orquesta Típica Municipal de Iribarren, creada por el maestro barquisimetano Rafael Miguel López Valera y patrimonio cultural de la ciudad y la región, oportuna ocasión para homenajear a la agrupación y a su creador. 

Esta agrupación nació gracias a la propuesta de López al presidente de la Coordinación de Actividades Musicales del Concejo Municipal de Iribarren de Barquisimeto, José María Domínguez, quien la presentó ante la Cámara Municipal, donde fue aprobada por unanimidad.

El 8 de febrero de 1972 se firmó el Acta Constitutiva de la Orquesta Típica Municipal de Iribarren, que da su concierto inaugural el 15 de abril de 1972, en el Teatro Juares de la capital del Estado Lara bajo la batuta de Rafael Miguel López, quien no es sólo su director y arreglista, sino además su principal impulsor.

 


Rafael Miguel López, nacido en Barquisimeto, el 18 de diciembre de 1907, hijo del músico Miguel Ángel López, integrante de la orquesta Mavare; desde muy pequeño mostró vocación por las que serían sus dos grandes pasiones: la música y la pintura

 

 

La noche de aquel memorable concierto inaugural, en su presentación Domínguez dijo que “la Orquesta Típica es de ustedes, del pueblo barquisimetano. Recíbanla con el amor y el respeto que merece toda manifestación artística y demuéstrenlo con una asistencia masiva a sus futuros recitales” y también pidió en frases proféticas “estimúlenla con sus aplausos, así podrá superarse, crecer y llegar a lo que todos deseamos, que sea un gran conjunto orquestal al servicio de la cultura colectiva. Háganla sentir que es digna representación musical de un pueblo amante de la música. Y envíenla por los caminos de la patria, hacia todos los pueblos hermanos con el sublime mensaje de la música de Lara”.

 

En noviembre de 2013 en la Sala Alternativa de la Fundación Juan Carmona de El Impulso fue bautizado el compacto Antología de la Orquesta Típica Municipal de Iribarren que cuenta el nacimiento y desarrollo de los sonidos tradicionales en la región: “fue la cita con el público que se acercó a disfrutar de un verdadero festín musical, muy a pesar del torrencial aguacero de ese día”.

Y bajo la batuta del maestro Exel Alvarado la orquesta ofreció un concierto con algunas de las veinte canciones del compacto que resume los sonidos que han caracterizado a la orquesta desde su fundación, entre las más de 200 composiciones de los temas recopilados por el recordado maestro López.

Música de finales del 19

El repertorio de la agrupación, dirigida ahora por el joven músico Omar Amaro resume la historia y desarrollo de estos géneros musicales nacidos entre 1860 y finales del siglo XIX en Barquisimeto, gracias a la pasión nacionalista del maestro José Eligio Torrealba y la continuidad de salvaguarda de Rafael Miguel López, quien investigó, catalogó, restauró e instrumentó, 217 títulos de autores populares y del folklore, logrando un rescate significativo de las tradiciones musicales, no sólo de Lara, sino del país.

Además de publicista, Rafael Miguel López fue un músico versátil, compositor, arreglista y fundador de grupos musicales de corte popular y folklórico. Con parsimoniosa dedicación, el maestro López recopiló y transcribió de puño y letra más de 200 arreglos para orquesta de una selección de 80 autores venezolanos, importante labor cumplida durante los veinte años al frente de la orquesta.

Por esas partituras transcritas, de indiscutible valor histórico, cultural y musical, el Instituto del Patrimonio Cultural, declaró bien de interés cultural a la Orquesta Típica Municipal de Iribarren, pasando a la protección de disposiciones de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural y su Reglamento además de otras normas.

La tarea delicada del maestro López permitió recopilar un catálogo de más de un siglo de historia musical larense, recogiendo históricas composiciones en arreglos que de no haberlas compendiado se hubiesen perdido para siempre.

La semblanza

Nacido en el seno de una familia musical, muy temprano Rafael Miguel mostró su interés por la música y estimulado por la vocación artística de sus padres, Miguel Ángel López y Olimpia Valera, inició su formación musical a mediados de la segunda década del siglo XX, bajo la tutela del Hermano Luis Eduardo, religioso educador del Colegio La Salle de Barquisimeto, con quien aprendió teoría y solfeo, así como la ejecución de instrumentos de cuerdas, viento y piano. Quinceañero, en 1920 se convierte en integrante fundador de la banda del colegio La Salle como trompetista.Paralelamente ingresó a la Academia de música de Napoleón Lucena para estudiar violín y continuó su aprendizaje con las educadoras de piano de la época, Ángela Fernández de Soteldo y Trina Castillo. Inquieto y curioso, Rafael Miguel también da sus primeros pasos en la composición y en 1928 ingresa a la Orquesta Mavare como violinista.

Orquesta Típica Municipal de Iribarren

Dos años más tarde, en 1930, con 25 años funda su primera agrupación la «Jazz Band Unión», con la cual se marcha a Maracay en 1933, donde toma cursos libres de composición y armonía con el maestro Juan Bautista Plaza y se integra a la Orquesta Presidencial del general Juan Vicente Gómez, quien desde la capital del estado Aragua gobernó al país las primeras décadas del siglo XX con la más feroz dictadura sufrida por Venezuela en su historia republicana.

En 1935, año de la muerte del tirano, Rafael Miguel López retorna a Barquisimeto donde comienza la difusión de la música típica larense a través de la señal radiofónica de la estación «La Voz de Lara», luego «Radio América», trascendente labor que permitió conocer obras icónicas y compositores sobresalientes de la región. Al año siguiente, en 1936, López ingresó como trompetista a la Banda del Estado Lara, bajo la dirección del maestro Antonio Carrillo.

Temprano entendió López la importancia de la comunicación para la difusión de nuestra música a través de la radio y en 1938 participó en la fundación e inauguración de Radio Barquisimeto. En 1939 ingresó como profesor fundador de la Escuela de Música del Estado Lara, actual Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo con la Cátedra Elemental del Violín del cual fue fino ejecutante.

El maestro López siguió en la composición de obras de diversos estilos para arreglos instrumentales y vocales diferentes y como violinista en presentaciones de música clásica bajo la dirección y arreglos del maestro Francisco de Paula (Franco) Medina.

En 1940 fundó la Orquesta de baile de Rafael Miguel López y comenzó su programa radial Publicidad Radio Comercial L.V. con la orquesta de los estudios de Radio Barquisimeto creada por él, así como también la Orquesta Típica Venezolana para divulgar la música popular venezolana a través de la señal internacional en onda corta de aquella emisora que la hizo conocer en el mundo.

Eran los tiempos cuando las estaciones de radio más importantes tenían una orquesta de planta para sus programaciones musicales. En 1945 ingresó al Concejo Municipal de Iribarren, donde desempeñó en todos los cargos contables hasta Tesorero Municipal y en 1947 participó en la fundación de la Asociación Musical del Estado Lara, la primera organización gremial artística de la región.

En 1953 promovió y participó en la fundación de la Unión de Compositores Larenses, destinada a fortalecer y defender a los creadores de la música popular de la región. En 1967 fundó el Quinteto de Cuerdas de Rafael Miguel López, con el objeto e interés –entre otras aspiraciones– de difundir la música típica larense y sus autores, haciendo una labor de investigación, catalogación, restauración, instrumentación y difusión de un legado musical proveniente de lo que se conoce como «La edad de oro de la cultura musical», que va desde de 1860 hasta fines del siglo XIX, cuya corriente se prolongó hasta los años 30.

Rafael Miguel López también participó como integrante fundador de la Orquesta de Cámara de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado en 1966. Por su actividad gremial atiende la convocatoria de su amigo y colega, el reconocido director de orquesta Luis Alfonso Larrain y se incorpora a la Sociedad de Autores y Compositores de Venezuela SACVEN.

Rafael Miguel López Falleció en su ciudad natal el 28 de febrero del año 2002, de 94 años recién cumplidos y sus restos reposan en el cementerio de Santa Rosa, vecino al Templo La Consolación.

Hoy la prestigiosa banda municipal está bajo la dirección del joven maestro Omar Amaro y tiene en el primer atril al maestro Ángel Eduardo Montesinos, ex director de la Orquesta Mavare y afamado violinista, en lucha contra las inclemencias de las fallas eléctricas para celebrar con bombos y platillos su fecha debutacional.  

Foto de portada: Orquesta Típica Municipal de Iribarren en una de sus presentaciones en la UNEXPO, bajo la batuta del Maestro Rafael Miguel López

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *