Lección del gobernador de Lara tras un apagón

 

Omar Garmendia
Cronista y escritor


Una noche se fue la luz en Barquisimeto y ante esa situación Eustoquio Gómez, gobernador del estado Lara, apeló a una ingeniosa solución. Llamó a todos los dueños de carros de alquiler que había en la ciudad y les ordenó que debían mantener encendidas las luces de sus automóviles estacionados para alumbrar las calles.

En ese asunto estuvieron varias horas. Al día siguiente los choferes se acercaron al Palacio de Gobierno para cobrar al mandatario regional, Eustoquio miró en detalle el monto de la deuda y seguido le pasó la cuenta a la compañía eléctrica increpándoles por escrito: «Esto es para que no se repitan esos apagones en la ciudad».

Fuente: OMAR GARMENDIA G. / “Memoria Ajena. Barquisimeto, Cotidianidad y Crónica” / Venezuela, 2018

Imagen destacada: Iluminación del Palacio de Gobierno de Barquisimeto, la noche del 19 de diciembre de 1933

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *