Carlos Eduardo López Falcón: EL IMPULSO se ha curtido en la piel del larense

Carlos Eduardo López, 
presidente de la Fototeca de Barquisimeto

Encontramos
a Carlos Eduardo López entre una colosal colección de fotografías antiguas,
cámaras de los años 40, un linotipo del maesto Villazán, y dos proyectores del
primer cine que tuvo Barquisimeto.

Mostrando
cada tipo de una plancha del Correo del Orinoco, armado por el propietario del
diario Última Hora, Carlos dice que la Fototeca de Barquisimeto es una de las
poquísimas fundaciones en poseer este tipo equipos de antaño, “sin duda un
patrimonio invaluable”, atestigua observando con detenimiento las piezas.
Entre
sus palabras centrales y ahondando en el tema de la tinta y el papel, Carlos
sostiene que “EL IMPULSO es una entidad de múltiples lecturas que personalmente
asumo. Es un patrimonio de Lara y de Venezuela, al ser el diario laico más
antiguo de todo el país. Nosotros los larenses somos portadores de ese orgullo
al tener asentado en nuestra capital a un periódico que ha sobrevivido 110
años, verdadera proeza en esta y en cualquier región del mundo”.
Remarca
que EL IMPULSO es un diario de la contemporaneidad, en cuyas páginas están inmersos
los principales inventos y creaciones humanas producto del desarrollo
industrial.
“EL
IMPULSO se ha curtido en la piel del larense, exhibiendo en sus páginas el
acontecer de Lara y otras regiones”, expresa Carlos con determinación.
Yo
veo en el periódico -opina- no solamente el potencial que para las letras y la creación
atesora, sino la representación de escritores y colaboradores a lo largo de
estos 110 años, que es prácticamente toda la intelectualidad larense, porque
los principales escritores se formaron en EL IMPULSO o bien consiguieron un espacio
para difundir su creación literaria.
Dice
que en su caso particular, sus primeros artículos de opinión y poemas, fueron
publicados en el diario centenario, en la década de los 80, escritos que
aparecieron con cierta frecuencia y más tarde con una periodicidad más larga.
Con
visible emoción asegura que Memorias Fotográficas, proyecto que ha venido
insertando EL IMPULSO todos los sábados con 82 publicaciones de una colección
de 150, en donde se escribe un hito, un acontecimiento o un personaje larense,
que por ausencia de una línea definida, frecuente en ese género de
publicaciones ha causado atractivo y sensación entre los lectores.
Carlos
es un tipo bonachón, amable, servicial. Siempre o casi siempre porta una boina
que en una época caracterizó a los intelectuales y fotógrafos de una etapa
añeja de la historia de Barquisimeto.
Nació
en el 58 en Barquisimeto y desde primeras líneas, se describe como un
apasionado a la lectura, “Además, un apasionado de la prensa. A mí me gusta la
escritura de prensa por ser la más concisa y precisa, sin dejar a un lado los
detalles, que es lo que caracteriza a los buenos y amenos reportajes”, plasma
con gozo.
En su
recuerdo más remoto, comenta, que cuando era niño siempre observaba en las
mesas, escritorios y hasta en bibliotecas, el diario EL IMPULSO.
Sin
lugar a dudas, -advierte-, EL IMPULSO es el único medio impreso de la región,
que se ha arraigado en el sentir larense, una realidad que solo se visualiza en
este diario porque en ninguno otro, se puede conseguir las percepciones y los
diversos acontecimientos del interiorano larense.

Luis
Alberto Perozo Padua

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *