Declaración sobre los derechos del pueblo: 208 años después

 

Omar Gil Pereira
Escritor


De la declaración de los derechos del pueblo en la Declaración de la Independencia de 1811 a los derechos del ciudadano en los tiempos actuales

En los días previos a la declaración del 5 de julio de 1811, el Congreso Constituyente hace su declaración sobre los derechos del pueblo. Allí se hace mención acerca de que el olvido durante tres siglos de estos derechos había sido la causa de tantos males que habían aquejado al pueblo. Doscientos años después gran parte de esas proclamas aún están en el centro de los conflictos actuales, producto de la violación de los derechos humanos.

En algo hemos fallado como sociedad para que recurrentemente estos elementos de la vida republicana, nos recuerden lo distante que estamos aun de alcanzarlos.

Haciendo uso de la «Historia Política  de Venezuela» de Manuel Vicente Magallanes, un excelente compendio de la historia de Venezuela, expongamos lo que expresa dicho manifiesto.

Juan German Roscio y Francisco Isnardi, destacados juristas propulsores de los derechos del pueblo venezolano

En cuanto a la soberanía establecen que la soberanía reside en el pueblo, y su ejercicio corresponde a los ciudadanos con derecho a sufragio (en esa época sólo los que eran propietarios).

Todo individuo que usurpe la soberanía incurrirá en el delito de lesa nación, los empleados públicos serán por tiempo determinado, y no deben tener otra consideración que las que adquieran en el concepto de sus conciudadanos por las virtudes que demostraren en el ejercicio de sus cargos; los delitos de los representantes garantes de la república nunca deben quedar impunes, pues ninguno más inviolable que el otro, la ley debe ser igual para todos.

Derechos del hombre en sociedad

Se expresa que el fin de la sociedad es la felicidad común y el gobierno se instituye para asegurarla, esta felicidad común consiste en el goce de la libertad, la seguridad, la propiedad y la igualdad de derechos ante la Ley; se expresa por los apoderados que el pueblo elige para que representen sus intereses; el derecho de manifestar sus pensamientos y opiniones por voz de la imprenta debe ser libre, ninguno debe ser acusado, preso, ni detenido sino en los casos determinados por la Ley; todo acto ejercido contra un ciudadano sin las formalidades de la ley es arbitrario y tiránico.

La Ley debe proteger la libertad pública e individual contra la opresión y la tiranía. Esta debe proteger la libertad publica e individual contra la opresión y la tiranía; todo ciudadano deberá ser tenido por inocente mientras no se declare culpable, y si se cree indispensable asegurar su persona todo rigor que no sea necesario para ello debe ser reprimido por la Ley.

La seguridad consiste en la protección que dé la sociedad a cada uno de sus miembros para la conservación de su persona, de sus derechos y propiedades; todo ciudadano tiene derecho a adquirir propiedades y a disponer de ellas a su arbitrio, sino contraría el pacto a la Ley; ningún género de trabajo, de cultura, ni de industria y comercio puede ser prohibido a los ciudadanos, excepto aquellos que forman y puedan servir a la subsistencia del Estado.

Ninguno puede ser privado de la menor porción de su propiedad sin su consentimiento, sino cuando la seguridad pública lo exige y bajo una justa compensación; la casa de todo ciudadano es un asilo inviolable, y ninguno tiene derecho a entrar en ella sino en los casos de incendio, inundación o reclamación que provenga de la misma casa, o para los efectos de procedimientos criminales en los casos y con los requisitos determinados por la Ley; las visitas domiciliarias y ejecuciones de civiles solo podrán hacerse durante el día, y con respeto a la persona y objeto expresamente indicados en el acta que ordena la visita y ejecución.

 Dejo a la reflexión en cada punto de este manifiesto para que cada uno de ustedes, como lectores, examine a la luz de lo que vive nuestro país actualmente, el estado de cada uno de esos postulados, la mayoría con plena vigencia en nuestros tiempos. Ejemplos de incumplimiento sobrarán. 

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *