Desde hace cuatro años Ambulatorio El Tamayal funciona en una iglesia

La vieja estructura que
funcionaba como ambulatorio de El Tamayal fue abandonado. Es un monumento
macabro que espera ser demolido para reconstruir el centro de salud de la zona
rural de Palavecino
 


El centro de
salud tuvo que ser mudado por las constantes inundaciones La Gobernación de
Lara prometió asumir la nueva edificación pero pasaron los años sin respuestas
concretas

En julio del
año 2009, una crecida de la quebrada Tabure desbordó las aguas sobrepasando el
cajón de paso del sector El Tamayal, lo que produjo el socavamiento de las
debilitadas fundaciones del Ambulatorio Rural EL Tamayal, ubicado en la
intersección de la avenida El Placer vía El Mayal-El Tamarindo.
Las pérdidas
fueron absolutas en ese entonces, y una tercera inspección del Cuerpo de
Bomberos de Palavecino advirtió de un posible desplome de la debilitada
infraestructura.
 

AñadirEvidente hacinamiento
existe en el
ambulatorio El Tamayal, que entre otras deficiencias
“se llueve
más dentro que afuera” leyenda
La inundación
sobrepasó el metro de altura, anegando equipos, medicinas, además de tapar el
pozo séptico.
El ambulatorio
tuvo que ser mudado y reubicado en una área contigua de la iglesia San José de
El Placer, ocupando un espacio reducido utilizado como sacristía.
En ese
espacio, hacinado y compacto, atienden con mística dos doctoras, una enfermera
y una ayudante a unas 300 personas al mes y 25 en el interín del día.
 

El ambulatorio de El
Tamayal funciona 

en un reducido espacio del templo 
San José del caserío El
Placer

Una regadera

La doctora Ana
Julia Muñoz Carrillo, médico especialista y coordina del centro de salud desde
el 2007, refirió que desde la inundación el ambulatorio funciona en el templo
de la localidad con la salvedad que hay notable hacinamiento y que en épocas de
precipitaciones llueve más en la parte interna que afuera.
No se quejó de
la ubicación por estar en pleno centro del caserío con acceso a los medios de
transporte y servicios públicos elementales como agua y cloacas.
-El único
problema que tenemos es la sede propia, prometida por la Gobernación de Lara
desde el momento de la contingencia pero dejada al olvido, comentó la galeno.

Irregular
dotación

La
coordinadora indicó que la dotación de medicamentos es irregular en ese
dispensario de salud, subrayando que lo que va de este año, caba de llegar la
primera dotación de insumos.
En una reunión
con la Dirección Sectorial de Salud del estado, le informaron que la
Gobernación tenía graves deficiencias presupuestarias, por ello, la dotación
era irregular.
Advirtió que
los casos más recurrentes eran las emergencias respiratorias, así como el
dengue por la ausencia de red cloacal de la zona rural.

Luis Alberto
Perozo Padua

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *