El Salto Ángel y el origen de su nombre (+Fotos)

Daniel Navarro Petit
Investigador y escritor
@ElJournaldeDani

El Salto Ángel o Salto del Ángel como también es conocido, se ha convertido con el pasar de los años en un lugar emblemático de Venezuela, reconocido a nivel mundial y que hace parte del libro de Récords Guinness como la cascada más alta del mundo, pues son 979 metros de altitud, de los cuales 807 metros son de caída de agua ininterrumpida y también se forman pequeñas caídas de agua menores , el salto de agua forma una densa bruma de agua pulverizada y esa agua que cae del salto, al tocar el suelo se convierte en el río Churún


Sobre el agua que se escurre por el salto, existen diversas teorías, pero la más comentada habla sobre que esta es originada por las constantes e intensas lluvias que caen sobre la planicie del Auyantepuy, las mismas surcan a través de pequeños riachuelos, hasta confluir en la ladera y caer, dando vida a la cascada. Es por esto que hay meses en los que la cascada es más escuálida, por ejemplo, los meses entre diciembre y marzo, la caída de agua es menor, debido a la poca lluvia en el tepuy. 

La gran caída de agua que se encuentra ubicada en el Parque Nacional Canaima en el estado Bolívar,  siempre ha estado rodeada de grandes misterios, de hecho para los propios pemones quienes la denominaron Kerepakupai Verá, que en su lenguaje significa: “salto desde el lugar más profundo”. Este nombre para ellos representa terror y miedo, pues el Auyantepuy es la montaña del diablo, debido a que en ella albergaba a los mawariton o “espíritus malignos”, en especial al Tramán – Chita, el ser supremo del mal. Los pemones fueron los primeros en conocer este lugar. 

Sobre quien descubrió la cascada ha sido un tema muy controversial, pero es preciso relatar la historia más conocida y es la de James Crawford Angel conocido como Jimmy, fue un explorador estadounidense que quiso recorrer y explorar el Sureste del país en su avioneta Metal Aircraft G2 Flamingo bautizado como “Río Caroní”, un monoplano de 450 caballos de fuerza, todo de metal con capacidad de 8 pasajeros, numerado con el serial NC-9487. Jimmy sentía fascinación por el Sureste venezolano, tanto así que fijó su residencia en Venezuela para la década de 1930, donde trabajaba como piloto de diversas compañías mineras y para expediciones científicas del Gobierno venezolano.

James Crawford Angel conocido como Jimmy

Pero fue para 1933 cuando Jimmy estuvo muy cerca del salto de agua, en una de las laderas del Auyantepuy, lo que le causó gran asombro y comenzó a divulgar el hallazgo, por esa misma razón, preparó en 1937 otra expedición con el apoyo del capitán Félix Cardona y de Gustavo Heny, quien fue un ingeniero y escalador venezolano de origen alemán; la idea de esta expedición era el aterrizaje en la cima del Auyantepuy. 

Finalmente el 9 de octubre de 1937, el “Río Caroní” despegó de Kamarata, lugar donde Jimmy y sus acompañantes habían establecido su campamento. A bordo de la avioneta iba Jimmy Angel, su esposa Marie, Gustavo Heny y Miguel Ángel Delgado, ayudante de Heny; mientras que Félix Cardona se quedó en el campamento para operar la radio.

Luego de 15 minutos de vuelo, la avioneta ya había llegado a la montaña e iba a iniciar su descenso, pero tras casi 230 metros de rodar sin dificultad, la aeronave cayó en terreno pantanoso, se accidentó y se hundió en el fango, quedando la cola en el aire mientras la parte delantera quedó clavada en el fango.

Los pasajeros salieron sin lesiones graves, unos cuantos rasguños, pero la aeronave si quedó inutilizable, se le rompió la manguera de la gasolina y la radio quedó parcialmente inservible, lo que dificultó la comunicación con el campamento. Dos días después, decidieron emprender regreso por tierra, Heny conocía el camino de descenso, pero, antes de partir, Jimmy dejó una carta dentro de la aeronave donde relató el accidente. Luego de once días de travesía con total éxito, llegaron al campamento. En 1939, tras un informe elaborado por el Ministerio de Fomento venezolano, donde relata la expedición científica en la Gran Sabana y nombra por petición a la caída de agua como “Salto Ángel” en honor a Jimmy.  

Diez años después una fotógrafa estadounidense llamada Ruth Robertsson, realizó una expedición que fue reseñada por la revista National Geographic, como, “Viaje por la selva hasta la catarata más alta del mundo”. Desde ese momento se dio fe de que si era el salto de agua más alto del mundo e internacionalmente se pudo conocer el Salto Ángel. Jimmy Angel, murió en Panamá a los 57 años, el día 8 de diciembre de 1956, le dieron sepultura en California, pero sus cenizas fueron esparcidas en el Salto Ángel, el 2 de julio de 1960, por decisión de su viuda e hijos. 

La avioneta de Jimmy permaneció aproximadamente treinta y tres años en la cima del Auyantepuy, la misma  fue declarada Monumento histórico Nacional en 1964 y finalmente desmontada del tepuy en 1970, siendo trasladada a Maracay para su pronta restauración y ser expuesta en las bases aéreas nacionales. Se pensó en regresar la aeronave al Auyantepuy, pero fue colocada en el Aeropuerto Tomás de Heres en Ciudad Bolívar, donde permanece hasta nuestros días. Como antecedente al hallazgo de Jimmy, tenemos que en 1910, un teniente de la marina venezolana llamado Ernesto Sánchez La Cruz divisó el salto de agua, pero no divulgó masivamente el hallazgo y en 1927, Félix Cardona, quien acompañó en la expedición de 1937 a Jimmy, se comenta que fue el primer hombre no indígena que vio desde el aire al salto de agua. 

La importancia natural de toda esta región rodeada por tepuyes, es increíble; pues ha sido escenario de grandes investigaciones por geólogos, biólogos, botánicos, entre otros, quienes han podido descubrir especies endémicas, es decir, propias de ese lugar, como plantas y animales. El Auyantepuy posee una altitud de 2535 metros y una superficie de 700 km2. Los tepuyes son las formaciones rocosas más antiguas del planeta y además fue el único lugar en Venezuela, junto con la Cordillera de los Andes, que no cubrió el mar en la era del Cretácico Superior, hace unos 66 millones de años. 

Un comentario en «El Salto Ángel y el origen de su nombre (+Fotos)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *