En Barquisimeto admiraban Glenn Miller desaparecido en la guerra

 

Juan José Peralta
Periodista


A Juan Emilio Barreto dedico

Aparte de referencias sobre un supuesto accidente aéreo jamás se sabrá la verdadera historia de la muerte del músico estadounidense mayor Glenn Miller, el único que no sobrevivió a su banda que tocaba para las tropas estadounidenses desplazadas a  Europa durante la Segunda Guerra Mundial. Su música había llegado a Barquisimeto donde lo admiraban y escuchaban su banda en el primer lustro de los años cuarenta.

El piloto de la Real Fuerza Aérea Frad Shaw anotó aquel 15 de diciembre de 1944 en su bitácora de vuelo ver a un pequeño avión monomotor caer al mar en espiral y sin control en el canal de la Mancha, entre Francia y el Reino Unido. La RAF había lanzado al mar una carga de bombas luego de abortar un bombardeo contra Alemania: al aligerar las cargas los bombarderos británicos pudieron causar el accidente que derribó al avión donde aquella mañana Miller iba a Paris con el piloto y otro compañero.

Los cuerpos de Miller y sus acompañantes nunca se encontraron y por tratarse de un personaje público surgieron distintas especulaciones

El accidente de Glenn Miller causó estupor y tristeza pues en aquel momento el trombonista y director de orquesta gozaba de la más alta popularidad, su banda triunfaba en las salas de baile y sus temas se escuchaban de costa a costa en los Estados Unidos por la difusión de sus actuaciones en un famoso programa de radio de muy elevada sintonía patrocinado por los cigarrillos Chesterfield. Alistado en 1942 con grado de capitán de las fuerzas aéreas y recién ascendido a mayor, el músico recibió órdenes de organizar una gira de seis semanas de su Glenn Miller Army Air Force Band a París y otras ciudades europeas ocupadas también por tropas de Estados Unidos y los aliados.

Se presagiaba próximo el final de la guerra y la noche anterior a su partida Miller habló a sus amigos de formar una gran banda y retirarse a una finca que había comprado en California y a la mañana siguiente salió del aeródromo de Twinwood, 50 millas al norte de Londres, para no regresar jamás. El piloto de la aeronave también viajaba a la Ciudad Luz para enfrentar una corte marcial acusado de traficar en el mercado negro.

Los cuerpos de Miller y sus acompañantes nunca se encontraron y por tratarse de un personaje público surgieron distintas especulaciones. En 1985 el investigador Clive Ward descubrió en las costas norte de Francia un Noorduyn Norseman, similar al avión en que viajaba el músico, pero no se hallaron restos humanos en su interior.

En su libro “The Glenn Miller Conspiracy”, publicado en 2010 el periodista Hunton Downs afirmó que estando bajo las órdenes del general Dwight Eisenhower el músico fue capturado por la Gestapo para llegar hasta el jefe militar de Estados Unidos en Europa. Fue torturado, ejecutado y abandonado en un burdel de París y otro rumor contó que murió en un prostíbulo alemán, apuñalado por una prostituta, historia desclasificada como muchos otros secretos de guerra, nunca confirmada.

En 2014, un artículo en el Chicago Tribune contaba que entre las teorías el avión se estrelló por fallas del carburador, pieza conocida por presentar problemas en tiempo frio y un historial de accidentes en otros aviones por congelarse.

Músico de jazz de la “era del swing”, Alton Glenn Miller nació el 1º de marzo de 1904 en Clarinda, Iowa, Estados Unidos

Músico de jazz de la “era del swing”, Alton Glenn Miller nació el 1º de marzo de 1904 en Clarinda, Iowa, Estados Unidos, hijo de Elmer Miller y Mattie Lou Cavender. Temprano se inició en la música cuando su padre le regaló una mandolina más tarde cambiada por una corneta, su primer instrumento de viento y con doce años de edad la abandona y empieza a estudiar el trombón que tocaba en la banda de su colegio y con el cual sería famoso.

Miller formó parte de varios grupos y en 1926 se unió a la Big Band donde tocó con músicos como el clarinetista Benny Goodman, hasta formar en 1938 su propia “Gran Banda” y lograr su primer gran éxito, “Moonlight Serenade”, “Serenata a la luz de la luna”.

En su momento de mayor fama se alistó en las fuerzas aéreas de Estados Unidos y llevó su música a los soldados en el frente, hasta su muerte cuando cumpliría 42 años. Pese a la desaparición del músico, la banda continuó actividades bajo la dirección de Jerry Gray hasta el 13 de noviembre de 1945, su último concierto en Washington, ante el presidente Harry Truman.

“Moonlight Serenade”, “Serenata a la luz de la luna”, Glenn Miller

COMENTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *