Exterminio

Xiomary Urbáez
Periodista y escritora


Me cuentan que un enjambre de cucarachas ciborg fue soltado en la biblioteca Nacional. Los biobots pretendían llegar donde el ser humano no alcanza, para explorar zonas de difícil acceso.

El software de los pequeños animales-robot está equipado con sensores que, al detectar la mala literatura, la destruye. Ni uno solo de los libros se salvó de la redada.

En una misión más práctica que asquerosa, las criaturas superhéroes salvaron al mundo de un atentado sin precedente para el futuro de la humanidad. Un bardo que pasaba en ese momento a donar su “obrita”, tuvo que huir -pidiendo auxilio- perseguido muy de cerca por los bichos protectores de la filología.

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *