Iván Brito López: EL IMPULSO ha sido un acervo de extraordinaria importancia

“Existe un ejercicio muy recurrente el cual versa en
identificar un acontecimiento, lugar o cosa con una palabra, y si se preguntan
cuál es mi primera impresión sobre la Divina Pastora, yo respondería Orquesta
Mavare, pero si alguien me pregunta que es para ti la información, un
periódico, ipsofacto diría EL IMPULSO”

Iván Brito López, cronista no oficial de Barquisimeto

Así comienza la entrevista con Iván Brito
López, reconocido personaje vinculado a las crónicas de Barquisimeto.
“Creo sin faltar que EL IMPULSO es un diario que está en todos
los hogares larenses y en especial barquisimetanos. Desde que era niño, yo
recuerdo que en mi casa, EL IMPULSO siempre estaba sobre la mesita de la sala,
como esperando a los visitantes”, refiere Ivan con vehemencia.
Advierte que quienes han estado sumergidos en las crónicas de
Barquisimeto, en la historia de los acontecimientos que marcaron un hito, EL
IMPULSO  ha sido un acervo de
extraordinaria importancia.
“Casi todos los trabajos de investigación que he realizado,
este archivo ha sido fundamental por la colosal información contenida en las
páginas de este diario a lo largo de sus 110 años, con publicaciones
periodísticas y de opinión”, anota.
Recita que en la biografía de Rafael Miguel López, su abuelo,
quien se desempeñó como músico en Barquisimeto, hay toda una diatriba
despertada en el año 53, cuando en un periódico de la región, una persona
publicó que la música popular larense era música sancochera, información
contenida toda en EL IMPULSO, incluso hasta quien menospreció este acervo
cultural, la respuesta de los músicos y del sector cultural, sin dejar a un
lado el repique de los intelectuales de la época, que apuntaron en sendas
páginas los valores implícitos y explícitos de la música.
“Cuando uno se encuentra con toda esta información, que devela
dudas, caes en cuenta que EL IMPULSO es una fuente inagotable de información
histórica”, contesta impasible.
Foto: Rafael Reyes
Desde los 12 años, guarda retazos y recortes de EL IMPULSO
referentes a la ciudad, acontecimientos históricos y ediciones especiales, en
los que figuraban Raúl Azparren, Hermann Garmendia, Virgilio Torrealba Silva,
Alberto Silva Álvarez, Héctor Mujíca, Guillermo Morón, Cruz Ramón Galíndez,
éste último hizo una labor investigativa en el diario, además de trabajos
especiales, que son atesorados por Iván en un colosal archivo.
De las fotografías igualmente expone, EL IMPULSO era el único
diario que se daba el lujo de publicar estos elementos en tamaño considerable.
Además de fotografías históricas que en ese momento no era posible tener
acceso, se dieron a conocer.
Iván nació en Barquisimeto y creció en casa de sus abuelos en
el año 1932, situada en la carrera 16 con calle 32, a un lado del Edificio
Bolívar construido en el año 44 y diagonal al Grupo Escolar República de Costa
Rica, a cuya inauguración asistió la familia López en el año 39.

Luis Alberto Perozo Padua

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *