Urge expansión y aplicación del Plan Rector de Drenajes en zona rural

 

El
puente de El Mayal en la vía férrea se anega al desbordarse las quebradas
Tabure y La Mata, aguas que inundan las viviendas y la escuela también

Con el instrumento se revisarían las obras que comprometen los pasos
de las quebradas y obstrucciones en puentes y alcantarillas del terraplén de la
vía férrea, entre otros

Las últimas inundaciones en la zona rural de Palavecino, ocurridas en El
Mayal, El Placer, El Tamarindo, Coco e’ Mono y Las Tres Topias, comprueban las
denuncias formuladas por especialistas en materia hidráulica como César
Albahaca y Carlos Triana, además de las afirmaciones de Manuel Cols sobre el
seccionamiento de los pasos de los principales afluentes de la jurisdicción.
La reciente inundación de la escuela y algunas viviendas de El Mayal, el
pasado 22 de mayo, caso repetido seis meses antes, reflejan la urgente
necesidad de expandir el estudio del Plan Rector de Drenajes para esa zona susceptible
de desastres luego de la construcción del terraplén para la vía férrea, según
Albahaca.
Este especialista, quien es el coordinador del plan de drenajes de la parte
urbana de Palavecino en 1998, especifica que el IFE no tomó en consideración el
paso de dos de las más importantes quebradas del municipio: Tabure y La Mata,
pues ambas convergen en una explanada en El Mayal cuyo cauce toca primero Las
Tres Topias hasta Coco e’ Mono.

Proyecto preventivo

Albahaca explica que en marzo de 2012, luego de una inundación en El Mayal,
El Tamarindo y Las Tres Topias, los consejos comunales preocupados por las
pérdidas materiales en los sectores rurales señalados, buscaron asesoría
técnica para la cual elaboró un informe descriptivo que fue presentado al
Instituto de Ferrocarriles del Estado, IFE, sin respuesta efectiva.
Acota que el Plan Rector Básico de Drenaje comprende a nivel general las
acciones preventivas y correctivas necesarias para evitar al máximo posible,
los daños que las aguas de lluvia puedan ocasionar a las personas y a las
propiedades en el medio urbano.
Debido
a la construcción sin supervisión de la línea férrea 

en El Mayal sobre las
quebradas Tabure y La Mata, 
resultan afectadas con cada precipitación
 viviendas
humildes del sector

Asimismo, las acciones preventivas evitan que se presenten daños mediante
una administración adecuada de las áreas urbanas potencialmente sujetas a
inundaciones, y que entre otros están las reglamentaciones relativas al uso de
la tierra, a la conservación y protección de cuencas y a la utilización de planicies
y zonas inundables.
Por otro lado, las acciones correctivas reducen el efecto nocivo de las
aguas mediante la construcción de obras hidráulicas, las cuales consisten
primordialmente en la identificación, localización y dimensionamiento de
canalizaciones, rectificación de cauces y diques de protección.

Diagnóstico sensible

Según el diagnóstico elaborado por Albahaca, una de las secciones críticas
de la quebrada Tabure se encuentra ubicada en la entrada a El Tamarindo, en
donde se han reportado, en época lluviosas, inundaciones en ambas márgenes del
cauce e incluso quedando incomunicado el caserío.
Detalla que la estructura ubicada en esta sección, la conforma un cajón de
8,50 metros ancho por 2,50 de alto, pero explica que un caudal para un período
de retorno de 25 años en esta sección es de 138 metros cúbicos por segundo,
generando un tirante en la estructura de tres metros, lo que supone que este es
mayor a la altura del puente en referencia.
Incongruentemente el IFE
colocó dos alcantarillas debajo de la línea 
ferroviaria para el paso de
camiones. Deberían ser para el cauce de 
las quebradas, pero no están alineadas 
-Aquí el cajón funciona como una alcantarilla con control a la entrada, o
sea una represa por la cantidad de material y sedimentos, lo que produce que el
caudal excedente pase por encima de la vía a una altura de un metro
aproximadamente, comenta Albahaca señalando un plano digital en la pantalla de
su computadora.
Debido al control ejercido por la estructura (cajón de paso) se produce un
remanso aguas arriba alcanzando una altura de 3,80 metros, produciendo desborde
del cauce a ambos márgenes, pero aguas abajo el tirante es de 3,10 metros mayor
al nivel de desborde.

Cajón insuficiente

Anota el ingeniero en su informe presentado al IFE en marzo del año 2012, al
igual que la sección anterior (cajón de paso de El Tamarindo) situado en la
entrada a El Mayal, presentando iguales condiciones de inundación a ambas
márgenes en períodos de precipitaciones, y dejando incomunicado al caserío.
La estructura ubicada en esta sección está conformada por un cajón de 3 metros
de ancho por 1,6 de alto, el cual se encuentra desalineado con el cauce, por lo
que se producen socavaciones en el ala derecha de la estructura poniendo en
peligro la estabilidad de la vialidad.
La
estructura construida sobre la quebrada Tabure en El Mayal, 

es evidentemente
insuficiente para soportar 
el caudal de este afluente

Precisa en la entrevista, que el escenario en ese tramo de la quebrada es
caótico, con socavación de los taludes, toda vez aguas abajo la quebrada no
tiene un cauce definido.
El caudal para un período de retorno de 25 años en esta sección es de 139 metros
cúbicos por segundo, generando un tirante en la estructura de 6,03 metros mucho
mayor a la altura del cajón, produciéndose desbordes considerables del cauce
aguas arriba y aguas abajo, y pasando el agua sobre la vía de acceso al caserío
a una altura de 1,40 metros.

Estrecho alcantarillado 

Indica Albahaca que otra de las secciones más graves se sitúa en el
terraplén construido para la vía férrea, obra que a juicio de Cols secciona
ambas quebradas (Tabure y La Mata)
Apunta Albahaca, que esta sección se encuentra rodeada por terrenos de
sembradíos con viviendas aisladas y una institución escolar que ya han sufrido
los embates de las correntías sin cauce desparramándose por toda el área
circundante.
El IFE instaló esta tubería
de unas 40 pulgadas para que el caudal 
de las dos quebradas mas caudalosas de
Palavecino atravesaran
el terraplén del ferrocarril con dirección a Las Tres
Topias

La estructura ubicada en esta sección está conformada por una alcantarilla
tipo paso inferior de luz de 4,85 metros y flecha igual a 4,62 metros, la cual
tiene una capacidad para 233,9 metros cúbicos por segundo como máximo.
No obstante, el caudal para un período de retorno de 25 años en esta
sección proveniente de la quebrada Tabure es de 157 metros cúbicos por segundo,
y la quebrada La Mata, al final de su cauce presenta un caudal de 132,5 metros
cúbicos por segundo, para un total de 289 metros cúbicos por segundo, mayor a
la capacidad de la alcantarilla.

Como dato inexplicable

Subraya Albahaca,  que no todo el
caudal proveniente de la quebrada La Mata llega al cauce de la quebrada Tabure,
debido a que se desparrama por toda el área pudiendo atravesar el terraplén del
ferrocarril por alcantarillas ubicadas aguas arriba de la confluencia con la
quebrada Tabure, si estuvieran alineadas con los canales naturales de los
afluentes.
Por su parte el ingeniero Manuel Cols, comenta que el IFE construyó las
alcantarillas antes señaladas, para el paso de camiones de caña y no
precisamente para que los caudales de las quebradas Tabure y La Mata, pudieran
atravesar el terraplén de la línea del ferrocarril.
-Para que las correntías de las quebradas atravesaran el terraplén, la
empresa constructora colocó dos tuberías de 40 pulgadas alineadas con los
canales, lo cual es un exabrupto de la ingeniería, pues su capacidad hidráulica se
reduce al producirse obstrucciones a la entrada de las tuberías por sedimentos,
árboles y ramas, Sostiene.
Coincide con Albahaca manifestando que es necesario resolver ese tapón
construyendo un cajón de paso que pudiese tener ocho metros de ancho y tres de
altura, “de esa manera las aguas pasarían hacia Las Tres Topias”.

Apremiantes obras

El estudio del ingeniero César Albahaca para la zona rural determina que a
la zona de El Mayal llegan las principales quebradas de Cabudare, es decir, La
Mata y Tabure, por tal motivo, debido a la poca capacidad de un cajón de
concreto armado, ubicado en la calle de acceso a El Mayal, así como la
inadecuada e insuficiente capacidad de las alcantarillas ubicadas bajo la línea
férrea se produce un remanso de las aguas que provoca la inundación de este caserío
en su zona alta, así como el caserío El Tamarindo.
Enfatiza que la presencia del terraplén del ferrocarril sirve como dique de
contención que ha preservado de daños mayores a los caseríos Las Tres Topias y
Coco el Mono, pero ocasionado otros.
“Es necesario acometer una serie de obras que por una parte resuelva el
problema de inundación de El Mayal en la zona alta, pero a su vez que evite que
la criticidad se traslade hasta Las Tres Topias y Coco el Mono”.
Cajones insuficientes mantienen en alarma
 a las familias humildes de El Mayal
Resume que impera ampliar el estudio hidráulico de las quebradas hasta los
caseríos Las Tres Topias y Coco el Mono.
Ampliación del cajón de concreto bajo la vía de acceso del caserío El Mayal
para evitar desbordamientos de agua de lluvia en la carretera.
Construcción de alcantarillas del tipo arco bóveda tipo Armco o similar
bajo el terraplén del ferrocarril, específicamente bajo las progresivas 57+714
y 57+068.

Texto y fotos:Luis Alberto Perozo Padua 

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *