1940: cuando la guerra llegó a Venezuela

Luis Her­a­clio Med­i­na Canelón
His­to­ri­ador

Hace exactamente ochenta años se empezó a sentir la segunda guerra mundial en Venezuela


Muy pocos cono­cen las reper­cu­siones de la segun­da guer­ra mundi­al en nue­stro país. El primer “cole­ta­zo” de la segun­da guer­ra mundi­al se sin­tió muy tem­pra­no en Venezuela, en junio de 1940. Es un episo­dio poco divul­ga­do, quizás porque aunque ocur­rió en nues­tras aguas, en el Gol­fo de Venezuela, frente a la bar­ra del Lago de Mara­cai­bo, no afec­tó a buques vene­zolanos, pero tuvo impor­tantes con­se­cuen­cias geopolíti­cas que se proyectan has­ta la actualidad. 

[drop­shad­ow­box align=“center” effect=“raised” width=“auto” height=”” background_color=“#c0c0c0” border_width=“1” border_color=”#ffffff” ]El 10 de Junio de 1940 Italia entró en guer­ra con­tra Fran­cia, para ese momen­to aprox­i­mada­mente doscien­tos cin­cuen­ta buques mer­cantes ital­ianos se encon­tra­ban nave­gan­do las aguas de todo el mun­do, entre ellas muchos en el Caribe[/dropshadowbox]

En junio de 1940 un crucero aux­il­iar francés, el Barfleur X‑19, un antiguo buque mer­cante que fue artilla­do para la guer­ra, per­sigu­ió a dos buques mer­cantes (tan­queros) de ban­dera ital­iana, el “Alaba­ma” y el “Den­tice”, que provenían del Gol­fo de Méx­i­co has­ta aguas inte­ri­ores del Gol­fo de Venezuela. El “Alaba­ma” y el “Den­tice”, car­ga­dos respec­ti­va­mente con 8000 y 10000 toneladas de petróleo reci­bieron órdenes des­de Roma de bus­car refu­gio en Mara­cai­bo, ya que Venezuela para el momen­to, era un país neutral.

En el trayec­to, ya en aguas inter­nas del Gol­fo de Venezuela, el “Barfleur” encuen­tra al “Alaba­ma” y le orde­na deten­erse para ser abor­da­do y con­duci­do a puer­to francés, lo que no obe­dece el capitán. Inmedi­ata­mente el buque francés dis­paró sobre el mer­cante ital­iano cau­san­do un pequeño incen­dio y otros daños, pero el pilo­to logró encallar su buque, salván­do­lo de caer en manos del enemigo. 

El 14 de Junio la trip­u­lación fue rescata­da por el cañonero vene­zolano “Gen­er­al Sou­blette”. Pocos días después ocurre lo mis­mo con el “Den­tice”, donde tam­bién su trip­u­lación logró inun­dar la sala de máquinas y los tan­ques, lo que lo salvó de ser cap­tura­do por el ene­mi­go, sien­do rescata­do pos­te­ri­or­mente por las autori­dades vene­zolanas, internán­dose en Puer­to Cabello.

 Aprox­i­mada­mente año mas tarde el “Den­tice” fue incen­di­a­do por su trip­u­lación el 3 de mar­zo de 1941, para evi­tar que cay­era en manos ene­mi­gas, en vista de que los buques del eje sur­tos en los puer­tos de los país­es amer­i­canos esta­ban sien­do incau­ta­dos por las autori­dades nacionales y en muchos casos entre­ga­dos a los norteam­er­i­canos. Pos­te­ri­or­mente fue reflota­do y con­fis­ca­do por el gob­ier­no nacional y navegó bajo el pabel­lón vene­zolano con el nom­bre de ”Faireno”, por aprox­i­mada­mente un año. Mas tarde fue ven­di­do a los norteam­er­i­canos, quienes lo repo­ten­cia­ron, armaron y reba­u­ti­zaron como USS ARAYAT, for­man­do parte de la flota de la mari­na de guer­ra norteamericana.

LOS BUQUES PROTAGONISTAS 

El “Barfleur”, primer buque que vio­ló la sober­anía de las aguas vene­zolana durante la segun­da guer­ra mundi­al, era un buque mer­cante francés, con­stru­i­do en Dina­mar­ca en 1939, desta­ca­do en la base naval france­sa de la Isla de la Mar­tini­ca, orig­i­nal­mente uti­liza­do para el trans­porte de bananos y otras fru­tas trop­i­cales hacia Europa, que fue arma­do con cañones prove­nientes de los des­guaces de los buques de guer­ra ale­manes luego de la primera guer­ra mundi­al, de con­formi­dad con las cláusu­las del trata­do de Ver­salles que con­tem­pla­ban la incautación de la mari­na de guer­ra alemana. 

La base france­sa de la Mar­tini­ca era la más grande de Fran­cia en el Caribe, y ejer­cía el con­trol de las aguas de las Antil­las. Esta­ba dota­do de 7 cañones de 138 mm 2 cañones de 75 mm, 2 cañones de 37 mm, y 2 ame­tral­lado­ras dobles de 13,2 mm . El “Alaba­ma”, el primer tan­quero ata­ca­do por el “Barfleur” era un tan­quero bas­tante antiguo, con­stru­i­do en 1903 en Gran Bre­taña, bau­ti­za­do orig­i­nal­mente como GRAF Stroganoff, luego en 1906 reba­u­ti­za­do como ASHTABULA, y más tarde, en 1930, al ser adquiri­do por Italia recibió el nom­bre de “Alaba­ma”.

Tras ser incau­ta­do por el gob­ier­no vene­zolano en 1942 es reflota­do y repara­do por los sal­vadores de Venezuela y ven­di­do a Admin­is­tración Marí­ti­ma de los Esta­dos Unidos, donde se le llamó “Osmond”, en 1943. En 1944 es adquiri­do por­la US NAVY, que lo reba­u­ti­za como USS QUIROS. En 1945 regre­sa al ser­vi­cio mer­cante reco­bran­do su nom­bre de “Osmond”, para ter­mi­nar en des­guace en 1.947.

El “Den­tice” , con­stru­i­do en 1.918, en Inglater­ra, orig­i­nal­mente con el nom­bre de “War Patri­ot”, tuvo diver­sos propi­etar­ios con el nom­bre de “Adna”, has­ta que fue adquiri­do en 1.937 por Italia bau­tizán­do­lo como “Den­tice”. Tras los suce­sos de Puer­to Cabel­lo de 1.941 fue req­ui­sa­do por el gob­ier­no vene­zolano, que lo denom­i­na “Faireno”. Es ven­di­do al gob­ier­no norteam­er­i­cano que en 1944 lo denom­i­na “USS ARAYAT”. En 1954 es reti­ra­do y pasa­do a desguace.

EL PRECEDENTE JURÍDICO                        En ocasión del inci­dente ocur­ri­do en el Gol­fo de Venezuela debido al caño­neo de los tan­queros ital­ianos por el crucero aux­il­iar francés “X‑19 Barfleur”, el Can­ciller de Venezuela, es sus protes­tas diplomáti­cas ante Fran­cia, definió el Gol­fo al sur de la línea de Castil­letes como bahía históri­ca, y sus aguas, se con­sid­er­an nacionales, es decir “aguas inte­ri­ores de Venezuela”. A ese espa­cio marí­ti­mo aplicó la doc­t­ri­na con­teni­da en el decre­to pres­i­den­cial del 16-09-1939 según el cual, a par­tir de la línea que une las pun­tas más salientes en las bahías, gol­fos y senos de la Repúbli­ca se con­ta­ba el Mar Ter­ri­to­r­i­al, entonces cal­cu­la­do en 3 mil­las náu­ti­cas. Las protes­tas de Venezuela se extendieron has­ta julio, cuan­do París se rindió ante la invasión ale­m­ana. Esta declaración sen­tó un prece­dente jurídi­co en mate­ria de dere­cho inter­na­cional, en el ejer­ci­cio de los dere­chos sober­a­nos de Venezuela sobre las aguas del gol­fo, que ha sido uti­liza­do des­de entonces por Venezuela para hac­er valer sus dere­chos en las aguas del gol­fo de Venezuela.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *