Pastora Josefina Torrealba en la pasión viva de una comunidad

 

Jose Luis Sotillo
Cronista Parroquial de Agua Viva
Correo:aguavivajose@hotmail.com
Twitter: @aguavivajose

Las remembranzas nos llevan a evocar momentos compartidos, siempre inmerso en el entorno de una localidad pequeña que como Vallecito en el corazón vibrante de la parroquia Agua Viva de Palavecino, fueron testigos de la permanente preocupación de la apreciada Pastora Josefina Torrealba conocida en el círculo íntimo de sus allegados y amigos como “Chepina”


Pujante y siempre vehemente en favor de su gente; donde a pesar de las hoy fraccionadas divisiones causadas por la incomprensión de la política mal llevada o quizás por los fanatismos, no dejan de añorar con la gratitud que amerita, los personajes que han forjado y entregado con viva pasión parte de su labor en pro de sus semejantes. No se trata que, por el hecho de haber fallecido, sé le dejen de extrañar sus atributos, resucitando en la conciencia de quienes de algún modo le recordaran.

Respetada y emprendedora en el manejo arduo de su negocio, el cual siempre estuvo de puertas abiertas como referente social en su comunidad; fuimos testigos e impulsores junto a ella, y a su equipo de mujeres acompañantes de los sueños de la utopía posible, de las primeras ferias artesanales a San Miguel Arcángel; las cuales comenzaron en el mes de septiembre del año 2009, con el apoyo inicialmente de Ernesto Guillen, de un conjunto de organizaciones públicas, privadas, hacedores espontáneos, mujeres apasionadas al trabajo, al quehacer vecinal y quien suscribe estas notas.


Su morada siempre fue de puertas abiertas, dando cabida hasta el hecho de brindarle a sus visitantes una taza de café


Pero no solo su motivación y siempre disposición por la comunidad que le abrazo en sus desveladas intenciones, marcarían sus preñadas avideces, desde que su cuñado Amado Pérez decidió tenderle una mano con el otorgamiento de una vivienda improvisada en el año 1984, en este populoso sector de Agua Viva. Cuando fijo residencia en esta comunidad con pocos habitantes, recordándose entre sus pioneros al señor Rafael Piña, quien por cierto poseía junto a su señora un pequeño emprendimiento de capelladas para alpargatas en su humilde morada; justo en ese Vallecito lugar donde “Chepina” anclo sus sueños. Bregando como madre soltera y fraguar algunos negocios, asume idearse con una venta reconocida de empanadas, muy popular por lo céntrico del local; y con el pasar del tiempo abonar su primer establecimiento o bodega en un espacio alterno a su casa con el registro comercial del “Porvenir”.

Pastora Torrealba junto a la señora Doralba de Silva del grupo JHS en la entrega de regalos decembrinos en el plan de Vallecito
Pastora Torrealba junto a un grupo de amigas y el dirigente José Luis Garcia

Siendo hábil comerciante y muy caristismática, le tocó ser miembro tanto de la asociación de vecinos como tesorera junto a Valentín Mendoza, años después del consejo comunal; inclusive en cierta oportunidad logro aglutinar sus esfuerzos con algunos dirigentes de la zona y acompañar en las elecciones municipales del 2004 al grupo o movimiento electoral: “BLOQUE AV”; que nacería producto del ánimo de Evaristo Lugo y otros dirigentes vecinales de la parroquia, quienes para el momento eran directivos provisionales del Bloque Vecinal de Agua Viva, organización que agrupaba a las asociaciones, instituciones, comités; entre otras iniciativas del entorno de Agua Viva.

Su apego por la comunidad que veía ascender, la llevo a pertenecer a distintas comisiones de trabajo y así estar presente en la organización de los Carnavales de la zona, la Olla solidaria iniciativa está que partió del Seminario San Agustín, pero de la que ella se apropió; Días de las madres, entre otras formas de ayudar siempre a la comunidad. A pesar de las críticas de unos pocos; nunca le dio cabida para mantener su ímpetu y buenos deseos.

Rígida en su forma de ser y de una particular sabiduría, mantuvo un equipo que logro exaltar actividades para beneficio social de su entorno, entre quienes estaban: Mary Carmen Santeliz, Yadira López, Sol Caraballo, María de los Ángeles Santeliz, Neyda Almao, Luisa Campins, Sheyla Márquez, Josefa Pérez de Sequera, Ana Reyes, Minerva Viloria, Rosa Vargas, Rafael Gómez, Vilma Giménez, Mariana Torrealba y ocasionalmente en eventos de tarima el cantante de la música criolla Elvis Jaime.

Su morada siempre fue de puertas abiertas, dando cabida hasta el hecho de brindarle a sus visitantes una taza de café; incluso su concurrida casa, serviría para organizar los bingos que luego dieron paso a los bingos bailables del sector, festividades navideñas las cuales en estos últimos tiempos organizaba con el grupo JHS y la señora Doralba Silva, así como también con la colaboración de la asociación civil por un Palavecino de Primera que dirige José Luis García. Por su inquebrantable preocupación alcanza enganchar las buenas intenciones del grupo empresarial JHS, y estos a través de su fundación benéfica pasan a donar y construir el salón de educación inicial conocido como: Simoncito, que hoy por hoy es un logro colectivo pensado por Pastora Josefina Torrealba.

Pastora Torrealba entregando obsequios decembrinos año 2018

Manteniendo su identidad por las costumbres tradicionales de amigos y allegados, armaba un sarao cada 27 de diciembre ya que la misma nacería ese día, pero del año 1957. Siendo madre de 4 hijos con su eterno acompañante José Lorenzo Bozo conformaron una unión de verdadera voluntad de trabajo; hasta que le llegarían las dolencias ocasionadas por su enfermedad, pero mantenía su fe puesta en el Padre creador de lo universal; sin embargo, los brazos del Señor le invitaron en esta ocasión al llamado eterno, falleciendo el día 4 de febrero del 2020.

Estas notas son parte de un humilde homenaje a esos personajes característicos de nuestra tierra, que como Pastora Josefina “Chepina” Torrealba marcaron pauta en el quehacer de una comunidad.       

2 comentarios en “Pastora Josefina Torrealba en la pasión viva de una comunidad

  • el 4 junio, 2020 a las 4:02 pm
    Permalink

    Excelente que hagas visible a todos esos héroes anónimos que hay en Palavecino. Que quede documentado y que las nuevas generaciones los reconozcan como personas valiosas y pilares fundamentales de la sociedad. Si de algo carecen nuestros jóvenes es precisamente de «referentes» y esa señora es admirable.

    Respuesta
  • el 8 junio, 2020 a las 3:44 am
    Permalink

    Excelente redaccion… Felicitaciones Sotillo por tan impecable nota, para honrar la memoria de nuestra querida «Chepina». Mujer emprendedora, cariñosa y colaboradora que Dios nos dio el privilegio de conocer. Dios le conceda el Descanso Eterno

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *