Andrés Bello fue dibujante de aves y flores

 

Omar Garmendia
Cronista y escritor

En un pequeño e ilustrativo libro en formato de folleto, proveniente de los crisoles tipográficos de las Ediciones de la Presidencia de la República de Venezuela del año 1981, con motivo del bicentenario del nacimiento del ilustre caraqueño don Andrés Bello, se nos presenta una de las obras menos conocidas del llamado príncipe de las letras americanas, con el llamativo título de “Dibujos de aves y flores”. Se trata de una producción artística-naturalista formada durante los años de permanencia en Londres entre los años 1810–1829


En sus 27 pági­nas, inclu­i­da una “Nota explica­ti­va” de Pedro Gras­es, se exhibe un total de 20 dibu­jos per­fi­la­dos de algu­nas especies de aves y flo­res con­ti­nen­tales, elab­o­ra­dos de la mano de Andrés Bel­lo, con la nomen­clatu­ra de cada especie de fau­na y flo­ra en la letra man­u­scri­ta de Bel­lo. De acuer­do con Gras­es, en su nota explica­ti­va, se pre­sume que tales traza­dos y estam­pas fueron desar­rol­la­dos por Bel­lo con el propósi­to de incluir­los como ilus­tra­ciones de algunos tex­tos de divul­gación cien­tí­fi­ca des­ti­na­da a la instruc­ción de los país­es americanos.

En efec­to, des­de su estadía en Lon­dres, en el año de 1823, se edi­ta la revista Bib­liote­ca Amer­i­cana, en sociedad con otros int­elec­tuales amer­i­canos, cuyo con­tenido versa­ba fun­da­men­tal­mente sobre temas y vari­a­dos con­tenidos de poesía, his­to­ria y críti­ca lit­er­aria, filología, comen­tar­ios bib­li­ográ­fi­cos, entre otros. El mis­mo Bel­lo tenía a su car­go una sec­ción de “Cien­cias matemáti­cas y físi­cas, con sus apli­ca­ciones”, lo cual mues­tra el interés con­stante de sus propósi­tos educa­tivos para la ilus­tración de los habi­tantes del con­ti­nente amer­i­cano. De este esfuer­zo edi­to­r­i­al de Bel­lo solo vio la luz la primera entre­ga con­sis­tente en un primer tomo de 472 pági­nas y una parte del tomo II, de 60 páginas.

 

En dicha pub­li­cación se incor­po­ra un artícu­lo bajo la fir­ma de A.B. sobre el “Avestruz de Améri­ca”. En él se describe la clasi­fi­cación cien­tí­fi­ca del ñandú como un tipo de avestruz local­iza­do y dis­tribui­do geográ­fi­ca­mente en Argenti­na, Uruguay y Paraguay, cos­tum­bres, uti­lización de sus plumas y com­er­cial­ización de su carne. El artícu­lo es acom­paña­do por una ilus­tración del ñandú, en un graba­do de W.T Fry. Gras­es aclara que el graba­do no es de Bel­lo, pero el comen­tario que el mis­mo don Andrés expone en la lámi­na da a enten­der que él mis­mo pudo haber dis­eña­do o haber dado las instruc­ciones al grabador para su elab­o­ración: La estam­pa es copia de la de Ham­mer con una leve alteración en el pico; La de Azara, la del Nue­vo Dic­cionario, la de la edi­ción de Buf­fon por Lace­pede, son pocos exac­tas; la de Cuvi­er es bue­na, pero se hizo de un indi­vid­uo que había per­di­do casi todas las plumas de las alas; la de Shaw (Nat­u­ral­ist Mis­cel­lany) no puede ser peor.

(Bel­lo. A., cita­do por Gras­es, 1981)

Entre los pape­les per­son­ales de Bel­lo se encon­traron 16 per­files de aves, así como de tres flo­res dibu­jadas y col­ore­adas por su mano, con la evi­dente inten­ción de ser pub­li­ca­dos en algu­na revista instruc­cional con fines divul­ga­tivos y educa­tivos que no lle­garon a ver la luz. Agre­ga Gras­es que en cuan­to al traza­do y pre­cisión del dibu­jo, rev­e­lan la cual­i­dad de buen dibu­jante, en un prob­a­ble ras­go hereda­do de su abue­lo mater­no, el pin­tor Juan Pedro López.

Es de hac­er notar que estos dibu­jos inédi­tos de aves fueron pub­li­ca­dos por vez primera en Cos­mo­grafía y otros escritos de divul­gación cien­tí­fi­ca, en el vol­u­men XX de las Obras com­ple­tas de Andrés Bel­lo en el año de 1957. La iden­ti­fi­cación téc­ni­ca de cada espéci­men se debe a Ramón Avele­do Hos­tos, y Luis Pérez Chin­chilla, del Museo Orni­tológi­co William H. Phelps, De Cara­cas. El de las flo­res al Dr. Tobías Lass­er, Direc­tor del Jardín Botáni­co de Caracas.

Gras­es apun­ta que Bel­lo tomó como fuente doc­u­men­tal para la elab­o­ración de los dibu­jos la obra de George Shaw Gen­er­al Zool­o­gy or sis­tem­at­ic nat­ur­al his­to­ry, pub­li­ca­da en Lon­dres entre 1809 y 1826, en 14 volúmenes.

Dibujos de Bello

Esta mues­tra de dibu­jos aquí pre­sen­ta­dos per­son­if­i­can los pre­ciosos tes­ti­mo­nios de la obra de Bel­lo, que como lit­er­a­to y human­ista, sus acciones esta­ban ori­en­tadas por su per­son­al­i­dad y apli­cación al conocimien­to humano en todas sus fac­etas, en cuan­to a las ideas filosó­fi­cas y científicas.

Todas las imá­genes fueron tomadas de la obra cita­da anteriormente


Ref­er­en­cias

Dibu­jos de aves y flo­res por Andrés Bel­lo (1981). Nota explica­ti­va de Pedro Gras­es. Cara­cas: Edi­ciones de la Pres­i­den­cia de la República

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Un comentario en «Andrés Bello fue dibujante de aves y flores»

  • el 22 diciembre, 2022 a las 7:29 pm
    Enlace permanente

    Gra­cias por com­par­tir esta mar­avil­losa reseña! La heren­cia es innegable y su abue­lo mater­no fue uno de nue­stros artis­tas desta­ca­dos des­de las primeras décadas del XVIII. Hoy revisan­do datos de sus hijos y nietos encon­tré que muchos de ellos se dedi­caron a las letra y a las bel­las artes!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *