El indio Reyes Vargas y el Cojo

Henry Montero
Historiador

Juan de los Reyes Vargas fue un caudillo que nació en 1780 o 1785, cerca o en el mismo Uriche, caserío anclado o cercano a Siquisique. Hijo de José Santeliz, un isleño que vivía Río Tocuyo, pueblo ubicado en la ruta de la sal Carora- Siquisique- Baragua-Coro, y de una India de origen indígena Jirahara. Fue formado y criado en nuestro pueblo por Cecilio Vargas, de quién tomó su apellido


En su época de juventud fue un consumado rebelde, diestro en el manejo de flechas, macanas, arcos y otros instrumentos. Cuando se inicia la Guerra de Independencia se adhiere a la misma, teniendo una participación activa al lado de las fuerzas patrióticas. Era la época del despertar emancipador.

En dicho itinerario de la guerra y producto de la influencia que tenía un presbítero en la zona de la comarca siquisiqueña, nos referimos a Andrés Torrellas, partidario de las fuerzas realistas, nuestro “indio”, se une a dichas fuerzas monárquicas y las mismas ponen fin al primer intento de establecer una república en nuestro país en 1812.

Y Siquisique se convierte, lamentablemente en el primer eslabón de dicho proceso. Cabe resaltar que El capitán Domingo Monteverde enviado por la monarquía le confiere al indio Reyes Vargas la categoría de Caballero de la Orden de Carlos III y Caballero del Hábito Cruzado, cuyo lema era: Virtuti et Merito, promulgada en 1771 por la corona española. Se convierte nuestro caudillo en el jefe máximo en la región centroccidental, puerta militar de occidente.

Cuando los patriotas entraron en Coro y entablaron combate, en un terreno que les era hostil y desconocido, rápidamente cundió la desorganización en la tropa, allí surge imponente el Indio Reyes Vargas, quien se destacó liderando a los nativos siquisiqueños en la batalla, situación que se repitió en Sabaneta, donde igualmente el valor y arrojo demostrado salvó a este ejercito de una gran debacle ante el ataque de las fuerzas que venían de Maracaibo, mandadas por Miralles en apoyo de Ceballos y comandadas por Eusebio Antoñanzas. Como reconocimiento a su singular accionar, el Marqués del Toro le ascendió en el mismo campo de batalla, colocándole  los galones de Capitán de Milicias

En este itinerario nuestro personaje se mantuvo leal a la corona hasta el año 1815, cuando es convencido y regresa a las fuerzas patrióticas. Simón Bolívar, quién necesitaba del apoyo del caudillo, le conservó el título de coronel y el viejo caudillo sigue al frente de la lucha por la Independencia. El mismo participó en una contienda militar, donde es derrotado el jefe realista coronel Lorenzo Morillo en el año de 1821.

Dicha victoria le permite un enorme prestigio en la zona, pero el destino le tenía una mala jugada, cuando Juan Reyes González, apodado el ” Cojo”, lo asesina a machetazos en 1823. La historia está llena de cruzamientos y entrecruzamientos. Dos personajes llamados los Juanes, amigos y compañeros de avatares pasan a la historia. Uno el Indio y el otro el Cojo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *