Francisco de la Hoz Berrio y Oruña: Su histórica obra

Henry Montero
Historiador

Un per­son­aje sin­gu­lar nace en San­ta fe de Bogotá en una fecha descono­ci­da y lam­en­ta­ble­mente muere en aguas del Atlán­ti­co en 1622. Hijo de Anto­nio Berrio, nat­ur­al de Segovia y heredero políti­co de los Que­sa­da, con­quis­ta­dor del nue­vo mun­do. Su lema: Mi des­can­so es pelear. Un gran expe­di­cionario de los ríos Meta, Orinoco y el Marañón. Anto­nio Berrio fue el fun­dador de San­to Tomé de Guayana — antecedente de la actu­al Ciu­dad Bolí­var y San José de Oruña en la isla de Trinidad. Se va a con­ver­tir su hijo en su con­tin­u­ador y fun­dador de pueblos


Fran­cis­co de la Hoz Berrio y Oruña, con­quis­ta­dor y fun­dador de pueblos

En su itin­er­ario históri­co de Fran­cis­co Berrio como gob­er­nador de la provin­cia de Venezuela entre los años 1616–1621 desta­can los sigu­ientes hechos históri­cos: La reduc­ción de los pueb­los indí­ge­nas de Nir­gua, el señalamien­to de las propiedades en la Ciu­dad de Cara­cas, el orde­namien­to de las encomien­das o reg­istro de las mis­mas, ya que había dis­per­sión en los repar­timien­tos de encomien­das, fun­dación de los primeros pueb­los de doc­t­ri­na de indios de la provin­cia para cumplir con las leyes de Indias.

El afán de la Hoz Berrio por el poblamien­to y lim­itación ter­ri­to­r­i­al lo llevó a vis­i­tar y fun­dar pueb­los de Indios en casi toda la geografía Occi­den­tal de la época. En el caso del Tocuyo fundó San Anto­nio de los Naran­jos de Humo­caro (Alto), Nues­tra  Seño­ra del Rosario de Humo­caro (Bajo), Nues­tra Seño­ra de Alt­a­gra­cia de Qui­bor, San­ta Cruz de Guari­co, San Miguel de Cubiro y San Felipe de Barbacoas.

En el caso del ter­ri­to­rio de Bar­quisime­to su obra fun­da­cional es de un carác­ter históri­co trascen­den­tal, ya que muchos de éstos pueb­los que nacieron como pueb­los de Indios cel­e­bran sus cua­tro­cien­tos años de fun­da­dos. En este sen­ti­do se pueden men­cionar: San Juan Bautista de Dua­ca, San Miguel de Aya­manes, San José de Siquisique (9–02-1621), San­ti­a­go de Río Tocuyo y Nues­tra Seño­ra de Aregue.

Su obra fun­da­cional se proyec­ta a lo largo y ancho del país. Cono­cer y com­pren­der la sin­gu­lar­i­dad de la obra fun­da­cional de la Hoz Berrio se con­sti­tuye en una necesi­dad impre­scindible e imposter­gable para ciu­dadanos de todas estas pobla­ciones que están cel­e­bran­do sus cua­tro­cien­tos años como pueb­los históri­cos. Y uno de ellos, es nue­stro pueblo: San José de Siquisique.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

4 comentarios en «Francisco de la Hoz Berrio y Oruña: Su histórica obra»

  • el 17 junio, 2020 a las 7:05 pm
    Enlace permanente

    Franc­cis­co de la Hoz Berrío, tam­bién fundó en 1.620 la ciu­dad de mis recuer­dos: Acarigua.

    Respuesta
  • el 20 junio, 2020 a las 8:55 am
    Enlace permanente

    Recomien­do mi cróni­ca del año pasa­do en este por­tal, Dua­ca, Quí­bor, Sanare y Siquisique cel­e­brarán Cuatricentenario.

    Respuesta
  • el 20 junio, 2021 a las 4:30 pm
    Enlace permanente

    Hay unos ter­renos en el munici­pio Los Guayos, antes Munici­pio Valen­cia, que pertenecieron a Francisco
    la Hoz, de los cuales no se tienen may­ores antecedentes. Exis­ten dos her­manos Fed­eri­co La Hoz y Dolores La Hoz. Existe un Fran­cis­co La Hoz Zabale­ta, Tío de Fran­cis­co La Hoz. El tiem­po en que ello tran­scurre es el año de 1.870 a 1.890. Me ha sido difí­cil ubicar doc­u­men­tos, puesto que no con quienes pudieren casarse y con ello heredar jun­to con su cónyuge..

    Respuesta
    • el 20 junio, 2022 a las 5:06 pm
      Enlace permanente

      Hola bue­nas tardes Sr Bor­dones, te quisiera con­sul­tar si tiene mas infor­ma­ción sobre Fran­cis­co La Hoz Zavale­ta? estoy tratan­do de averiguar quien fue y si tiene rela­cion con la hero­ina Jose­fa Zavale­ta o con la Sra Isabel La Hoz Arrubla de Aus­tria. Cualquier infor­ma­cion o Guia que me puedas dar te la agrade­cere muchisimo .

      Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *