Aquilino Juares fue destituido por fraude electoral en 1872

 

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista

EL PRESTIGIO del general Aquilino Juares quedó en entredicho tras las investigaciones por forjamiento de actas. Se le acusaba de manipular las elecciones a favor del Partido Liberal. Pese a su poder, el desenlace fue inevitable, aunque al final terminó favorecido, pues era uno de los hombres más notables y progresistas de la región.


Juares nació en Cabu­dare el 5 de enero de 1846, de la unión de Nieves Juares e Inés Rum­bo. Sus primeros años de vida tran­scur­rieron en la población de Sarare entre 1849 has­ta 1859, donde recibió edu­cación de parte de su padre, quien regenta­ba allí una escuela munic­i­pal. A los 13 años se incor­poró al batal­lón del gen­er­al cen­tral­ista Fran­cis­co Gar­cía a su paso por Sarare vía Gamelotal, que como bautismo de guer­ra, par­ticipó dos días después en la Batal­la de Tier­ri­tas Blan­cas, el 3 de sep­tiem­bre de 1859. Luego de un encuen­tro san­gri­en­to, desertó y se alistó en las filas fed­er­al­is­tas al man­do del gen­er­al Juan Crisós­to­mo Fal­cón, luchan­do en las batal­las de San­ta Inés reg­istra­da el 10 de diciem­bre de 1859  y Coplé el 17 de febrero 1860.

Cuan­do Anto­nio Guzmán Blan­co asciende a la primera mag­i­s­tratu­ra nacional en 1870, por medio de la Rev­olu­ción de Abril, tuvo que lidiar por casi dos años con una recia oposi­ción, que ter­minó liq­uidan­do con las elec­ciones de 1872, en donde se eligió al Pres­i­dente y demás rep­re­sen­tantes de las enti­dades regionales. 

En el pro­ce­so comi­cial ‑como era de esper­arse- Guzmán fue rat­i­fi­ca­do como pres­i­dente y sus acól­i­tos obtienen la may­oría de los car­gos de rep­re­sentación. No obstante, el doc­tor en His­to­ria Jaime Ybar­ra, en su inves­ti­gación: Fraude elec­toral de Bar­quisime­to, 1872, apun­ta que en la juris­dic­ción se for­mu­la una denun­cia rela­ciona­da con fraude elec­toral que impli­can direc­ta­mente al gen­er­al Aquili­no Juares y Euse­bio Díaz, ambos pertenecientes al Par­tido Liberal.

El gen­er­al Aquili­no Juares en primer plano a cabal­lo. El edi­fi­cio de dos plan­tas que se obser­va a la derecha, estu­vo ubi­ca­do en la actu­al Car­rera 19 hacien­do esquina con la calle 23. Era la sede del Poder Ejec­u­ti­vo en Bar­quisime­to. En la casona con la ban­dera en el ven­tanal, fun­cionó La Bot­i­ca Oli­vares, (hoy sede del INCE) uno de los sitios más fre­cuen­ta­dos por los lugareños, según apuntes del cro­nista Car­los Guer­ra Brandt

Escudriñan los resultados

A través del ofi­cio N° 362, expe­di­do por el Min­is­te­rio de Inte­ri­or y Jus­ti­cia, el 21 de octubre de 1872, el Pres­i­dente Guzmán Blan­co orde­na a Joaquín Berríos, efec­túe la cor­re­spon­di­ente inves­ti­gación sobre “for­jamien­to de actas”. El fraude le costó la sep­a­ración del car­go al gen­er­al Aquili­no Juares, quien fue susti­tu­i­do por su homól­o­go Eleazar Urdaneta.

El his­to­ri­ador señala que la inves­ti­gación se cen­tró en la exis­ten­cia de 96 mil 714 votos en el dis­tri­to San Miguel del depar­ta­men­to Urdane­ta. “Las estadís­ti­cas de esta cir­cun­scrip­ción con­fir­man que la local­i­dad de San Miguel tenía una población de 11 mil 166 habi­tantes, y el depar­ta­men­to Bar­quisime­to, cap­i­tal del esta­do, 42 mil 266, por ende, resul­ta imposi­ble que de los 17 dis­tri­tos que con­forma­ban el esta­do Bar­quisime­to, sólo en San Miguel se hubiera reg­istra­do 96.714 votos, con­sideran­do que todo el esta­do tenía una población de 144.230 habitantes”. 

Con­fir­ma­da las irreg­u­lar­i­dades en los comi­cios de Bar­quisime­to, el Ejec­u­ti­vo nacional, medi­ante Decre­to del 8 de noviem­bre de 1873, declaró la nul­i­dad del even­to elec­toral y ordenó se realizaran nue­va­mente. El fraude le costó la sep­a­ración del car­go al gen­er­al Aquili­no Juares, quien fue susti­tu­i­do por su homól­o­go Eleazar Urdaneta.

Algunos cóm­plices de la son­a­da trans­gre­sión fueron encar­ce­la­dos, pero los autores int­elec­tuales como Juares, Juan Tomás Pérez y Ramón y Simón Esco­bar,  alcan­zaron poco después, impor­tantes car­gos de rep­re­sentación, “además de for­mar parte de la élite edi­to­r­i­al barquisimetana”.

Un hombre público

Aquili­no Juares fue pres­i­dente del esta­do Bar­quisime­to entre 1871 y 1873. Más tarde, en 1874, rep­re­sen­tó al mis­mo esta­do en el sena­do. Pre­sidió el esta­do Yaracuy en 1880 y un año después fue gob­er­nador de la sec­ción Yaracuy del Gran esta­do Norte de Occi­dente. Nue­va­mente alcan­za la primera mag­i­s­tratu­ra del esta­do Lara entre 1894 a 1898.

Senador por el esta­do Fal­cón en febrero de 1898 y ocupó la cartera de Guer­ra y Mari­na en octubre de ese año. Par­la­men­tario por Lara en enero de 1901 y febrero de 1902, y final­mente senador de la mis­ma enti­dad region­al en junio y julio de 1904, murien­do repenti­na­mente de «insu­fi­cien­cia aór­ti­ca» y en esta­do de pobreza el 30 de agos­to de ese año.


Fuente: Dic­cionario de Venezuela Fun­dación Polar N°2
Brito, José Ramón.  Hom­bres ilus­tres de Cabu­dare. Bar­quisime­to, 1946. 
Felice Car­dot, Car­los.  Antología Cabu­dareña.  Pub­li­cación de la munic­i­pal­i­dad de Bar­quisime­to.  Bar­quisime­to, 1 de mayo de 1994
Mac. Pher­son, Telas­co A.  Dic­cionario del Esta­do Lara. Históri­co, geográ­fi­co, estadís­ti­co y biográ­fi­co. 3era edi­ción.  Bib­liote­ca de autores larens­es. No. 3. Edi­ciones de la Pres­i­den­cia de la Repúbli­ca.  Cara­cas, 1981. 
Sil­va Uzcátegui,  Rafael Domin­go. Enci­clo­pe­dia Larense. Geografía físi­ca, políti­ca y económi­ca, geología, pale­on­tología, min­er­alogía, fau­na, his­to­ria civ­il y mil­i­tar, his­to­ria dela Dióce­sis de Bar­quisime­to. T I. Cara­cas, 1969.
El Desafío de His­to­ria. Revista 38

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *