Un crepúsculo en la Laguna de los Muertos 

Omar Garmendia
Cronista y escritor

Hay zonas de Barquisimeto que guardan sus secretos. Seguramente pasa usted a menudo en actitud indiferente por el llamado puente Libertador ubicado en la carrera 19 entre calles 10 y 11. Pues sepa usted que en la zona donde hoy está situado dicho puente existió una laguna al norte del zanjón o cañada que cruza el mismo, que se llamaba “Laguna de los Muertos”, donde se dice que murieron más de 1.300 soldados en la confusa y fulminante derrota de los patriotas en la batalla de Tierritas Blancas. Después de la Batalla de Tierritas Blancas, los cadáveres fueron lanzados en la laguna para no abrir fosas comunes


Con el nom­bre de Tier­ri­tas Blan­cas o Tier­ra Blan­ca se conoce el sitio donde des­de hacía muchos años atrás (202 en 2015) se había efec­tu­a­do la famosa batal­la del mis­mo nom­bre por parte de Simón Bolí­var y el gen­er­al Rafael Urdane­ta con­tra el brigadier José Cebal­los y el coro­nel Fran­cis­co Ober­to. Esta batal­la se efec­tuó el 10 de noviem­bre de 1813, de acuer­do con la infor­ma­ción del mis­mo Lib­er­ta­dor en car­ta dirigi­da al Coman­dante Gen­er­al de la Provin­cia. Para esa época la ciu­dad de Bar­quisime­to se esta­ba recon­struyen­do, luego del ter­re­mo­to de 1812, en lo que en un tiem­po se llamó Paya, por los lados de la antigua igle­sia de Alt­a­gra­cia, edi­fi­ca­da como igle­sia parroquial.

Mon­u­men­to de la Cruz Verde en 2015 (fotografía del autor de este escrito)


Se puede decir que el ter­reno de Tier­ri­tas Blan­cas comen­z­a­ba en la subi­da de Samurovano, luego de dejar el Camino Real que venía des­de Cabu­dare, por la angos­ta y pedregosa vere­da (que actual­mente es una calle que pasa frente a la urban­ización Bari­ci) y que lle­ga­ba has­ta la inter­sec­ción con el camino que va de Bar­quisime­to a San­ta Rosa, en el pun­to donde hoy está situ­a­do el mon­u­men­to denom­i­na­do Cruz Verde en la actu­al urban­ización Nue­va Segovia.

Tier­ri­tas Blan­cas cir­cund­a­ba entonces a lo que hoy es la Cruz Sal­vado­ra o Cruz Blan­ca, mon­u­men­to erigi­do en 1855 con moti­vo de la epi­demia de cólera en Bar­quisime­to, obra situ­a­da, para esa época, en la parte más alta de esa zona lla­ma­da Tier­ri­tas Blan­cas, lo que hoy cor­re­spon­dería a esa amplia fran­ja com­pren­di­da entre la Plaza Macario Yépez, el Coun­try Club y el espa­cio que hoy ocu­pa el Rec­tora­do de la UCLA.

Pla­ca en Los Ras­tro­jos en el sitio donde per­noc­taron Bolí­var y Urdane­ta el 9 de noviem­bre de 1813, víspera de la batal­la de Tier­ri­tas Blan­cas (fotografía del autor de este escrito)

Toda esa zona de Tier­ri­tas Blan­cas se extendía por el norte has­ta el sec­tor de la actu­al aveni­da Var­gas con car­rera 22 y hacia el este en direc­ción a la aveni­da Morán con car­rera 21. Por el oeste lle­garía subi­en­do por la car­rera 19 has­ta las calles 19 y 20 con la igle­sia de Altagracia. 

Durante el gob­ier­no del gen­er­al Lino Díaz (1938–1939) se con­struyó el puente denom­i­na­do Lib­er­ta­dor. Fue en esos sitios por donde ust­ed cir­cu­la todos los días rum­bo a la aveni­da Lara, pasan­do por el puente Lib­er­ta­dor y el Rec­tora­do de la UCLA y debido a la errónea inter­pretación de un toque de reti­ra­da de tam­bor o de cor­ne­ta en aque­l­los cer­ra­jones llenos de san­gre patri­o­ta, donde Bolí­var dijera que bien había vali­do una der­ro­ta el haber podi­do con­tem­plar un crepús­cu­lo bar­quisimetano. Aho­ra, cada vez que pase por el puente Lib­er­ta­dor, de seguro no lo hará con indiferencia.

Foto de por­ta­da: Mon­u­men­to de la Cruz Blan­ca (lla­ma­da tam­bién Cruz Sal­vado­ra o de Tier­ri­tas Blan­cas) (Foto de Benet

Puente Lib­er­ta­dor en 2015 (fotografía del autor de este escrito)

 

 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Un comentario en «Un crepúsculo en la Laguna de los Muertos »

  • el 20 enero, 2021 a las 6:18 pm
    Enlace permanente

    Llena el alma leer la his­to­ria de mi Patria y en par­tic­u­lar de mi Barquisimeto

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *