A 200 años de la visita de Bolívar a Palavecino


En la fronda de este jabillo real Bolívar y sus tropas planificaron la toma de Barquisimeto


Los días 8, 9 y 10 de noviembre
de 1813, las tropas libertadoras acamparon en Gamelotal, Los Rastrojos y
Cabudare
 
El Libertador y el ejército
patriota pasaron por la comarca cabudareña para concretar una acción militar:
Tierritas Blancas

Hace 200 años Simón Bolívar junto
a sus tropas partieron desde Valencia con destino a Barquisimeto para impedir
que esta importante plaza cayera bajo la dirección de los realistas.
Esta sería la primera visita del
Libertador a lo que muchos años más tarde sería el municipio Palavecino.
A juicio de Taylor Rodríguez
García, la fecha es de gran trascendencia para los cabudareños -sin discusión-,
pero no se puede repetir la historia epopéyica y militarista muy signada por el
culto a los héroes en el siglo XIX.
“Si alguien dijese que la fecha
es importante solo por la visita de Bolívar, entonces habría que apuntar
igualmente que es de trascendencia en la historia local el 27 de marzo de 1848,
porque pernoctó en cabudare el general Santiago Mariño, quien andaba en
acciones proselitistas, y en época más contemporánea, también son importantes
las visitas de los principales líderes de la democracia representativa”, anota
el historiador.

Venían a defender
la plaza barquisimetana

La importancia del 9 y 10 de
noviembre de 1813, radica en las razones que motivaron a Bolívar y Urdaneta,
concentrar sus tropas en esta comarca.
A tal fin, venían a retomar la
plaza militar barquisimetana próxima a caer en poder del brigadier español José
Ceballos, gobernador de la provincia de Coro.
Urdaneta había recibido la orden
de marchar sobre Coro para enfrentar al citado jefe realista.
Cita el cronista que por una
imponderable de la historia, en ese interin que va de Valencia-San
Carlos-Tinaquillo, Urdaneta se informa por un parte militar que Juan Manuel
Aldao, jefe republicano pierde la Batalla de la Puerta de Bobare el 17 de
octubre de 1813, frente a las tropas de Ceballos.
Cambia entonces la marcha
Urdaneta para evitar que se pierda el control militar de Yaritagua, plaza
militar importante para poder disponer de Barquisimeto.
La ruta de Bolívar
Esquema elaborado por Rodríguez,
especifica que el Libertador sale de Valencia, para recorrer la senda del
obispo Mariano Martí, a finales del siglo XVIII.
Simón Bolívar y Rafael Urdaneta se reunieron en Gamelotal, 

hoy paraje del municipio Simón Planas para liberar 

centroccidente de tropas realistas

Precisa que Bolívar parte de
Valencia hasta Tocuyito, Tinaquillo, Caramacate de El Tinaco (pueblo clave
citado en gran parte por las correspondencias de 1813), San Carlos, Apartaderos
de Cojedes, San Rafael de Onoto, La Palma, El Altar (hoy jurisdicción de Simón
Planas, Lara) Gamelotal, Cujicito, La Morita, Los Rastrojos, Cabudare, Camino
de Tarabana, Zamurobano este último camino como hipótesis dado era el camino
real) pasando por los dos ríos: Turbio y Claro para remontar la meseta por el
sitio de Mano de Blas hasta los predios de Tierritas Blancas, hoy frente al
Rectorado de la UCLA.
El itinerario se reconstruyó en
la rigurosa obra de los historiadores Francisco Cañizales Verde y Lino
Iribarren Celis, así como otros académicos de esta ciencia.

Pernoctó en Gamelotal
y Los Rastrojos

Anota Cañizales Verde, que siguió
Bolívar la ruta de san Carlos y en una sola jornada desde Caramacate, en la
ribera de l río Cojedes, atravesó el macizo montañoso de El Altar, hasta que el
día 8 de noviembre del año 13, Bolívar y su comitiva duermen en el caserío
Gamelotal en donde se encuentra con Urdaneta y su caballería.
El día 9, al despuntar el alba,
las  tropas se encaminan hasta Los
Rastrojos, en donde pernoctan y trazan las estrategias con los nuevos agregados
Cristobal Palavecino y José Gregorio Bastidas.

Descansaron en el frondoso jabillo

Antes del amanecer del día 10 de
noviembre de 1813, ya Simón Bolívar, Urdaneta, el padre José Félix Blanco,
Palavecino y Bastidas,  pasaban revista
al ejército patriota, ubicado en la ceiba histórica (jabillo real) de Cabudare.
A mitad de mañana marchan a
consumar el objetivo trazado: tomar El Campamento, dominado por el comandante
de la plaza Francisco Oberto.

La crónica de Baralt

El clásico historiador Rafael
María Baralt, en extraordinaria crónica describe: “Desde allí (Cabudare) se
descubría el sitio llamado El Campamento, que es una gran casa situada en la
extremidad oriental de la ciudad (Barquisimeto), para subir a aquel punto era
preciso yendo por el camino real sufrir los fuegos del enemigo; pero Bolívar
observó que semejante inconveniente se podría evitar tomando la vereda de
tierrita blanca, que desde Cabudare conduce al camino de Santa Rosa a
Barquisimeto. Por ese atajo dispuso, pues, subir a la mesa en que estaba
situada la ciudad y sin esperar los cuerpos que debían reunírsele por
retaguardia, marchó sobre el enemigo sin ningún obstáculo hasta ponerse bajo de
sus fuegos”. Resumen de Historia de Venezuela, T. II, pp 201-202.
Simón Bolívar y el Ejército Libertador pernoctaron en Gamelotal
y Los Rastrojos; y pasaron por Cabudare el 10 de noviembre de 1813
Ciertamente el encuentro se
perdió y las tropas republicanas, luego de tener ventaja sobre el enemigo,
escucharon un toque de retirada por el corneta de órdenes.
Un revés inesperado, pues la
orden era avanzar y no retirada.
La retirada se realizó hasta
El Altar, en donde durmieron esa noche para partir hasta Valencia.
El 11 de noviembre de 1813,
presuroso escribía desde Caramacate, al general José Félix Ribas, para
comunicarle su veraz y reflexivo juicio del exasperante revés del día anterior,
el cual calificó como “desgraciado suceso” en el cual se perdieron unos 1.600
hombres.

 Luis Alberto Perozo Padua

COMENTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *