Casona de La Aguada será un museo de antigüedades

Esta vivienda de 103 años es conocida en la zona rural como la Casona de Tejas

En 1911, Julián Torres con ayuda de su progenitor, concluyó la
construcción de una hermosa casona tipo colonial en La Aguada, un apartado
sector del hoy municipio Palavecino

En la Casona de Tejas de La Aguada se instalará un museo de antigüedades
Era una casa campestre en donde funcionaba una modesta pulpería para
los arrieros que se dirigían a los llanos.
La casona de dos aguas, techo de tamo, bahareque y tejas, un hermoso
arco de entrada con dos portones de madera, zaguán con puntas para el amarre de
las bestias, piso de piedra, cinco habitaciones 
de adoquines de arcilla, estaba enclavada, otrora en un predio de un
poco más de dos hectáreas.
No tenía cocina, puesto debajo de un frondoso cují, denominado ‘El
Abuelo’ tan añejo como el siglo pasado, estaba situado el fogón.

Conservará la historia

El diácono Alejandro Alberto Martínez Ghersi, vicario pastoral de la
zona rural de Palavecino y representante de la Comunidad Misionera Pan del
Cielo, junto a su familia, vislumbró adquirir el ancestral inmueble para
convertirlo en un museo de antigüedades y desde allí dirigir un proyecto
social.
Tendrá un oratorio colonial denominado La Porciúncula
Compró la casona de 1.048 metros cuadrados de terreno con las
pretensiones de preservar la historia de La Aguada.
Las refacciones se efectuan bajo los parámetros de la época dirigidos
por especialistas restauradores con miras a inaugurarse el sábado 25 de octubre
de 2014.

Tendrá un oratorio

El religioso comentó que el museo tendrá un oratorio que funcionará en
uno de sus cuartos, y estará ambientado con objetos de la Venezuela del siglo
XIX.
“Tenemos varios objetos de la época donados por el Seminario Divina
Pastora, entre ellos un misal de principios del siglo XX”, relató.
Asimismo tendrá un bazar en donde se expenderán textiles y objetos.
Un consultorio médico también será instalado en la casona, para
medicina preventiva dentro del programa de labor social.
No faltará la artesanía religiosa y la bisutería católica con un área
especial.
Este proyecto que pretende preservar la historia 

será inaugurado en octubre


Por petición de la misma comunidad, se estudia colocar una panadería
artesanal.
Todos los espacios serán ambientados en la época postcolonial con
objetos exhibidos en cada pared o rincón, lo que convertirá a la casona en un
particular museo de antigüedades.

Áreas con nombres propios

En la Casona Pan del Cielo de La Aguada, las áreas estarán bautizadas y
señaladas con nombres propios: El bazar se denominará La Tiendita del Cielo;
Consultorio San Pío de Pietrelcina; Taller San Benito porque los patronos de la
comunidad son San Francisco de Asís, San Benito de Nursia y Santo Domingo de Guzmán; el oratorio La Porciúncula evocando a la primera iglesia restaurada por
San Francisco; panadería y lunchería Virgen de Fátima; el caney Santo Domingo
de Guzmán, comedor Divina Pastora, la piscina santa Clara y el depósito San
Martín de Porras.

Luis Alberto Perozo Padua 

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *