El Cojo Ilustrado, una moderna revista cultural

El Cojo Ilustrado fue considerada la mejor revista cultural de Latinoamérica, marcando una etapa en la vida literaria y artística del país

Tenía
un costo de Bs 4 la suscripción mensual y 2 el número suelto

El
Cojo Ilustrado fue una revista quincenal en circulación entre 1892 y 1915,
segunda en  en Venezuela en implementar
fotoperiodismo.
Su
primer número fue publicado el 1 de enero de 1892 y el último en fecha 1 de
abril de 1915.
En
circulación desde el Gobierno de Raimundo Andueza Palacios, pasando por la
presidencia  de Guillermo Tell Villegas,
Joaquín Crespo, Ignacio Andrade, Cipriano Castro y Juan Vicente Gómez, 23 años
de publicación ininterrumpida.
La
revista fue una de las primeras que se instalaron en Venezuela con taller de
fotograbado mecánico, lo que representaba los recursos más modernos para la
época.
Fue
su editor y propietario Jesús María Herrera Irigoyen, empresario y político,
cuya editorial se denominaba El Cojo con domicilio en Caracas.
Estuvo
casado con Carmen Mendoza Martínez, nieta de don Cristobal Mendoza, primer
presidente de la República en 1811.
Irigoyen
asumió la cartera de Fomento desde julio de 1906 hasta agosto de 1907.

De
línea cultural

El Cojo Ilustrado fue una publicación rica en contenido gráfico
El
Cojo Ilustrado contaba con más de 3.000 suscriptores en Venezuela y otros
países.
Su
abono mensual costaba 4 bolívares y el número suelto, 2.
Con
un formato de 16 páginas a 3 columnas de 32 x 23 centímetros.
Su
temario nunca fue contrario a ningún tipo de gobierno en Venezuela, manteniendo
una línea fundamentalmente cultural, considerada la mejor revista cultural
latinoamericana, marcando una etapa en la vida literaria y artística del país. 

Rica
en fotograbados

Poseía
una sección biográfica y enciclopédica y resaltaba a través de sus fotografías
la Venezuela del siglo XIX y comienzos del XX.
En
sus páginas se podían encontrar gran cantidad de fotograbados, fotografías,
partituras musicales, manuscritos, poesías y publicidad al final de cada
ejemplar.
En
su contenido estuvieron inmersos tres generaciones de escritores venezolanos,
destacando  Eduardo Blanco, Julio
Calcaño, Felipe Tejera, Rufino Blanco Fombona, Rómulo Gallegos, José Gil
Fortoul, Andrés Mata, Udón Pérez, Elías David Curiel, Manuel Díaz Rodríguez,
José Ladislao Andara, Leoncio Martínez, Laureano Vallenilla Lánz, Pedro Emilio
Coll, Francisco González Guinán, entre otros.

Barquisimeto
y Cabudare
entre sus páginas

Según
investigaciones de Argenis Latiegue, asistente de la Oficina del Cronista de
Palavecino, asegura que en El Cojo Ilustrado se aprecia, en destaque, las
biografías de Simón Planas y el presbítero daniel Vizcaya, así como fotografías
de pueblos y parajes larenses como Santa Rosa, Duaca, Carora, y el Bosque
Macuto, realizadas por Henrique Avril, pionero del fotoperiodismo en Venezuela.
Igualmente
publica El Traje Blanco, un poema del célebre 
pensador cabudareño doctor Ezequiel Bujanda, escrito en 1907.

Luis
Alberto Perozo Padua

COMENTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *