En 1933 Barquisimeto dio muestras de pujante progreso

 

Carlos Guerra Brandt
Cronista de la imagen


Para 1933 Barquisimeto daba luces de un significativo progreso y de belleza urbana. Esta pequeña población veía en ojos de sus habitantes signos de avances lentos hasta que en 1929, por mandato directo del Presidente de Venezuela general Juan Vicente Gómez, instruye a su primo hermano general Eustoquio Gómez hacerse cargo y poner orden de las revueltas en la que se veía envueltas el general José Rafael Gabaldón .

Al mismo tiempo de esta acción política cumplida, el general Eustoquio Gómez en Barquisimeto se ufanó en convertirla en una de las atractivas del País en su momento, y es así que permanentemente mostraba sus proyectos y obras que se reflejaban como de las mejores y allí especialmente en servicios públicos como la construcción del nuevo edificio de caja de agua y la distribución de agua a esta Ciudad, pero también se veía en el transporte urbano luciéndose en sus céntricas calles.

En el periodo que tuvo a cargo este recio gobernante La Paz y la máxima tranquilidad se hacía sentir durante el transcurso de todos los días garantizándose en esta Ciudad un auténtico orden en todos sus aspectos, esa acción cotidiana se podía notar en que sus pobladores podían sentir con el temor que implicaba un régimen que definitivamente aplicó el más absoluto respeto en su recién y espectáculo espacio dedicado a la memoria perenne al Libertador con su regia plaza, al Parque Ayacucho al Cuartel General Jacinto Lara y al afrancesado Palacio de Gobierno del Estado Lara. 

Foto destacada: Vista desde el balcón de la Casa Arzobispal (hoy Torre David) 1933. En esta aparece la atracción de la plaza Bolívar sus restauradas rejas a un lateral la Iglesia de la Inmaculada Concepción y al fondo la casa que sirvió mas adelante de habitación al obispo de la Ciudad

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *