El desconocido patrimonio religioso de Cabudare

 

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista


En el inventario sagrado descrito por el doctor Mariano Martí, autoridad eclesiástica de la Provincia de Caracas, en su visita oficial a poblados de Barquisimeto en 1779, precisa que recorrió los predios ubicadas en el Valle del río Turbio.

Rela­ta en sus ano­ta­ciones que se encon­tró con un recin­to sagra­do que pertenecía a la famil­ia Alvara­do de La Par­ra: “… este ora­to­rio o capil­la (está) bajo el títu­lo de la Inmac­u­la­da Con­cep­ción en el sitio de Bureche…”, hoy espa­cios del munici­pio Palave­ci­no del esta­do Lara.

El 19 de febrero de 1779 estu­vo el obis­po en Las Cojobas, una hacien­da estable­ci­da des­de 1625 en los pre­dios del hoy Fuerte Tere­paima, vis­i­tan­do la capil­la u ora­to­rio estable­ci­da bajo la invo­cación de la Madre de Dios de la Concepción.

De Las Cojobas, el itin­er­ario pas­toral refiere que el prela­do pasó el día 20 al sitio de Bureche, donde la famil­ia de Luis de Alvara­do tenía hacien­das, tam­bién con ermi­ta edi­fi­ca­da bajo la advo­cación de la Inmac­u­la­da Con­cep­ción. Luis de Alvara­do fue el padre del Alférez Real Juan José Alvara­do de la Parra.

  EL DATO 
En el cen­so que prac­ticó el Obis­po Mar­i­ano Martí, en 1779, arro­jó la can­ti­dad de 3.344 almas exis­tentes en la par­ro­quia de San­ta Rosa, a la que pertenecía Cabu­dare y todos sus caseríos

En las Cojobas y Bureche, la autori­dad reli­giosa hizo ano­ta­ciones sobre el esta­do de los ora­to­rios y dejó órdenes escritas a sus propi­etar­ios para sus mejoras.

Estas dos capil­las, la de Las Cojobas y de Bureche, fueron las primeras en ter­ri­to­rio del hoy munici­pio Palave­ci­no, con­jun­ta­mente con la de San Rafael del Taque. Las tres datan aprox­i­mada­mente de 1600.

Inventario del arzobispo Méndez

Otro inven­tario de pat­ri­mo­nio sagra­do es el ref­er­ente a la capil­la de San­ta Bár­bara de Cabu­dare, que según doc­u­men­to fecha­do el 15 de julio de 1835, redac­ta­do por el doc­tor José Igna­cio Mén­dez, arzo­bis­po de la Dióce­sis de Cara­cas, prela­do que se trasladó a Cabu­dare a efec­tu­ar un reg­istro de bienes, se lee: “… En El Altar May­or (Retablo May­or) que es (el) úni­co que hai… (Se obser­van)… dos imá­genes de escul­tura, una de la Ynmac­u­la­da Con­cep­ción de Nra (nues­tra) Sra (seño­ra)… y otra de San­ta Bárbara…”.


Fron­tis de la ermi­ta San­ta Bárbara
Facha­da de la capil­la-ora­to­rio de San­ta Bárbara

 


Igual­mente describe otras piezas como la de Nues­tra Seño­ra del May­or Dolor, que según el padre Juan Bautista Briceño Pérez, actu­al cura pár­ro­co de la igle­sia matriz de Cabu­dare, es la mis­ma Nues­tra Seño­ra de las Angus­tias, patrona de La Piedad, lo que deduce que jor­naleros de estos pre­dios tra­ba­ja­ban en la Hacien­da San­ta Bár­bara y trasladaron la devo­ción has­ta esa localidad.

Desta­ca el doc­u­men­to del arzo­bis­po Mén­dez que igual­mente en la Capil­la San­ta Bár­bara sobre­salía una ima­gen de San José y una ter­cera del após­tol San Pedro. Pero tam­bién había unos graba­dos enmar­ca­dos como el de Nues­tra Seño­ra de Las Angus­tias, otro sobre San Fran­cis­co y San­to Tomás de Aquino.

Patrimonio del alférez real 

La famil­ia Alvara­do, fue propi­etaria de una gran exten­sión de tier­ra en el Valle del Tur­bio, y sus antepasa­dos en El Tocuyo y una rica expan­sión hacia el esta­do Yaracuy.

Don Juan José Alvara­do de la Par­ra, ejer­ció un car­go casi vita­l­i­cio, sumán­dose­le un poco menos de trein­ta años como alférez real del Cabil­do de Bar­quisime­to, car­go que fue com­pra­do, pues no era eleg­i­ble, lo que le otor­ga­ba una con­no­tación social bien elevada. 

Alvara­do de la Par­ra fue dueño de siete hacien­das en el Valle del río Tur­bio, pero la hacien­da más cono­ci­da fue la de San­ta Bár­bara, ubi­ca­da en la hoy entra­da de Cabu­dare que se extendía has­ta casi los límites del esta­do Yaracuy.

En la relación tes­ta­men­taria del alférez Real don Juan José Alvara­do de la Par­ra se describe el cau­daloso patrimonio:

-7 hacien­das agropecuar­ias. De ellas 3 con trapiches

 ‑2 casas con solares, veci­nas a la plaza Real de Barquisimeto

 ‑1 ora­to­rio en devo­ción a San­ta Bár­bara, en su eta­pa final nue­va construcción

 ‑6 casas en las inmedia­ciones de su hacien­da San­ta Bár­bara en Cabudare

 ‑28 mulas, inde­ter­mi­na­da can­ti­dad de cabezas de gana­do vac­uno y equino

 –Dinero en efec­ti­vo: 18.500 pesos, de ellos 500 de oro

Bienes de uso personal:

-1 sil­la de mon­tar a cabal­lo con un her­ra­je de pla­ta, estri­bo y pistola

-1 espa­da de oro, ter­no de hebil­las, char­retera y cobartín, tam­bién de oro y otras pren­das de pla­ta no especificadas

Bienes de uso domés­ti­co (mues­tra):        

-1 Palan­gana de plata

-1 jar­ro, cubier­tos y cuchil­los con cacha de plata

Foto de por­ta­da: El ora­to­rio San­ta Bár­bara de Cabu­dare comen­zó a edi­fi­carse en 1797, por el alférez real Juan José Alvara­do de la Parra

Repor­ta­je pub­li­ca­do en EL IMPULSO

Tuit El Impulso

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *