San Francisco de Asís, la antigua catedral de Barquisimeto

 

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista


En 1636, funcionaba en un solar de la cuadrícula colonial de Nueva Segovia de Barquisimeto una capilla bajo la advocación de Nuestra Señora de la Purificación de la orden Franciscana. Con el paso del tiempo, los franciscanos fueron dándole características de templo a la pequeña edificación que después se constituyó en un edificio hasta que en 1812 la denominada iglesia de San Francisco de Asís, quedó reducida a escombros debido al impactante terremoto que también dejó en el suelo las casonas neosegovianas. 

Datos de finales del siglo XIX, con­tenidos en el Dic­cionario Históri­co, Geográ­fi­co, estadís­ti­co y Biográ­fi­co del esta­do Lara,  rev­e­lan que esta edi­fi­cación fue lev­an­ta­da sobre los cimien­tos de la ante­ri­or  con­struc­ción real­iza­da por los reli­giosos de la orden de San Francisco.

Aban­don­a­da la fab­ri­cación del tem­p­lo en pre­dios que pertenecía a los bienes del Cole­gio Nacional por Decre­to del Ejec­u­ti­vo, el gob­er­nador Dr. Juan de Dios Ponte, (naci­do en Cabu­dare) se dirigió al Gob­ier­no Nacional, para solic­i­tar se lev­an­tase en aquel sitio un tem­p­lo, “de que carecía la ciu­dad”, que solo con­ta­ba por entonces con el de Altagracia.

La peti­ción del gob­er­nador Ponte le fue con­ce­di­da pro­ce­di­en­do entonces a pros­eguir la con­struc­ción del tem­p­lo apoy­a­do por la gen­erosi­dad de los veci­nos. Pero reem­plaza­do el gob­er­nante a finales de 1841, quedó par­al­iza­da la fábri­ca has­ta 1851, retoma­da por Martín María Aguina­galde, nue­vo man­datario de la región, quien “con­sagró todos sus esfuer­zos a la con­clusión del edificio”.


Para 1883, el munici­pio Cat­e­dral de Bar­quisime­to, con­sta­ba de 2.335 casas y 14.037 habitantes


No obstante, tras la Con­spir­ación del 12 de julio de 1854, donde fue asesina­do el gob­er­nador Martín María Aguina­galde, fueron sus­pendi­dos los tra­ba­jos de esta igle­sia por algunos años has­ta que el pres­bítero doc­tor José María Raldiris y su her­mano Mar­i­ano J. Raldiris, con apoyo de las autori­dades guber­na­men­tales y los veci­nos, lograron la con­cre­ción del ambi­cioso proyecto.

Consagrado en Semana Santa

El nue­vo tem­p­lo fue con­sagra­do por el Ilus­trísi­mo Señor Arzo­bis­po de Cara­cas y Venezuela Sil­vestre Gue­vara y Lira, el sába­do San­to 15 de abril de 1865, “con des­ti­no a Par­ro­quia de Nues­tra Seño­ra del Car­men, servi­da des­de su con­sagración por el cura Señor Doc­tor José María Raldiris, has­ta su fal­l­ec­imien­to en mar­zo de 1881”.

Des­de 1869 sirve este tem­p­lo de igle­sia Cat­e­dral del Obis­pa­do de Bar­quisime­to y según las cróni­cas del entonces, “era un edi­fi­cio que aunque  esca­so de adornos, lla­ma la aten­ción por su belleza y sól­i­da construcción”.


Cam­pa­nario de igle­sia San Fran­cis­co. Foto Gor­do Peña
Remod­elación del tem­p­lo de San Francisco


Polvo y escombros

El 3 de agos­to de 1950 el ter­re­mo­to de El Tocuyo causó severos daños al tem­p­lo fran­cis­cano, que en esca­sos min­u­tos solo dejó pol­vo y escom­bros. De lo que poco sufrió fue la torre del cam­pa­nario con­stru­i­da en 1884 y el reloj que data de 1888.

Debido a los daños el Min­is­te­rio de Obras Públi­cas decidió demol­er la antigua edi­fi­cación y ante la oposi­ción de la ciu­dad, al final el viejo tem­p­lo fue de nue­vo recon­stru­i­do aunque ya se había deci­di­do lev­an­tar una nue­va catedral.

Mien­tras repara­ban a San Fran­cis­co y con­struían la nue­va igle­sia, por poco tiem­po sus respon­s­abil­i­dades litúr­gi­cas pasaron al tem­p­lo de la Inmac­u­la­da Concepción.

Como resul­ta­do del Ter­re­mo­to de 1950, se real­izó la últi­ma refac­ción de con­sid­eración a la cat­e­dral bar­quisimetana. Del tem­p­lo orig­i­nal que­da hoy el cam­pa­nario y las pare­des perime­trales este y oeste. 

Es una igle­sia de tres naves y fue nece­sario remozar y rehac­er la facha­da tal cual era antigua­mente. El tem­p­lo está con­stru­i­do con pilas­tras de colum­nas cilín­dri­c­as, de orden toscano y con­cre­to mar­tilla­do. La escala del cam­pa­nario no se ajus­ta al cuer­po de la igle­sia, esto debido a sus múlti­ples intervenciones. 

En 1960, el tem­p­lo San Fran­cis­co de Bar­quisime­to, fue declar­a­do mon­u­men­to históri­co nacional, según decre­to 26320, jun­to con su colec­ción de obje­tos religiosos.

Fuente: Telas­co A. Mac-Pher­son. Dic­cionario Históri­co, Geográ­fi­co, estadís­ti­co y Biográ­fi­co del esta­do Lara. Bar­quisime­to 1883
Web­site: CorreodeLara.com

Foto de por­ta­da: “Cat­e­dral de Bar­quisime­to. Enrique­ce­mos la colec­ción de vis­i­tas del esta­do Lara, con la de la igle­sia matriz de la cap­i­tal, edi­fi­cio de sev­era apari­en­cia y de la sól­i­da con­struc­ción que antes se usa­ba”. El Cojo Ilustra­do, 15 de febrero de 1894. p 69. Cortesía de la cuen­ta en Insta­gram: cojoilustrado 

 

Interior del templo de San Francisco2 — copia
OLYMPUS DIGITAL CAMERA
San Francisco fachada
Figuras patrimoniales de la iglesia de San Francisco — copia
capilla del Nazareno de la iglesia de San Francisco — copia
campanario — copia
Altar menor de la iglesia de San Francisco — copia
Catedral San Francisco de Barquisimeto

Repor­ta­je pub­li­ca­do en Diario EL IMPULSO

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *