Carnavales de Cabudare iniciaron en los años 50

 

A juicio de los cronistas Julio Álvarez y Américo Cortez, las fiestas carnestolendas en Cabudare, comenzaron a realizarse en los años cincuenta, mucho antes que en El Tocuyo, Quíbor y Barquisimeto.

Estas cel­e­bra­ciones tuvieron como géne­sis la decana Escuela Eze­quiel Bujan­da, insti­tu­ción que se destacó des­de el comien­zo por realizar activi­dades de orden cultural.
 
Los mae­stros le imprimían entu­si­as­mo a los actos cul­tur­ales. Le revestían impor­tan­cia supre­ma con la par­tic­i­pación de los alum­nos”, ano­ta el cro­nista de Cabu­dare, adi­cio­nan­do que la may­oría de las reinas de car­naval del cita­do plantel educa­ti­vo, ter­mina­ban sien­do madri­nas de los equipos de béis­bol Tere­paima y Juares; y las Fies­tas Patronales de Cabudare.
 
Gladys Giménez Oroz­co, tam­bién reina de Carnaval
Men­cionó que los direc­tores de la Escuela Eze­quiel Bujan­da, Reinal­do Lean­dro Mora, Laudeli­no Her­rera Otto Segu­ra, entre otros, era quienes tenían la vir­tud de orga­ni­zar min­u­ciosa­mente las fies­tas del Rey Momo e ini­cia­ti­vas cul­tur­ales y religiosas.
 
Mar­itza Morales fue una de las primeras rep­re­sen­tantes de los car­navales en Cabu­dare. Su reina­do ocur­rió en el año 1953. Cortez refiere que cuan­do el gob­ier­no de Mar­cos Pérez Jiménez, la elec­ción de la reina de Car­naval se reducía al méto­do de la imposi­ción, cuya sober­ana fue Gladys Giménez Orozco.
 

Antesala a la democracia

Entre­tan­to, En 1957, diri­gentes de Acción Democráti­ca y par­tidos ali­a­dos, orga­ni­zaron unos car­navales para­le­los para escoger a la reina del pueblo de Cabu­dare en con­tra­posi­ción de la elec­ción del rég­i­men, fig­u­ran­do Auro­ra Villegas.
 

Las fies­tas se cel­e­bra­ban en la aveni­da Lib­er­ta­dor entre las calle Guiller­mo Alvizu y Juares, para no alter­ar las activi­dades de la igle­sia San Juan Bautista, pues se con­trata­ban tem­pletes, orques­tas y se real­iz­a­ban des­files con com­parsas y car­rozas, muy coloridas.

En 1967, Milexa Men­doza, resultó la sober­ana de las Fies­tas de Car­naval de Cabu­dare, y en 1971, la señori­ta Mar­ilú San­doval obtu­vo el primer lugar del reina­do. Beysi Álvarez fue elec­ta prince­sa del Car­naval Infan­til de Cabu­dare en 1976, acom­pañán­dola en esa opor­tu­nidad Igor Almario.
 

Preso en los carnavales

Améri­co Cortez cuen­ta que Julio Casamay­or, en dos opor­tu­nidades, no pudo dis­fru­tar de los car­navales por alter­ar el orden públi­co y por fal­tas de respeto a la autori­dad.
 

Se dis­frazó Casamay­or de jor­opera, sin ropa inte­ri­or, y en medio del des­file que bor­de­a­ba la plaza Bolí­var, jus­to frente al padre que observ­a­ba las com­parsas, empezó a dar vueltas para que se le lev­an­tara el vesti­do, gritán­dole al sac­er­dote: “coja picón padre”.

Mar­ilú San­doval, reina de Carnava
En otro año el mis­mo per­son­aje en cuestión se dis­frazó de embaraza­da, y mien­tras la com­parsa des­fi­l­a­ba frente a la igle­sia, Casamay­or le gritó al sac­er­dote: “Padre, esta bar­ri­ga es suya”. Acciones que le lle­varon a ter­mi­nar, en ambos momen­tos, tras los bar­rotes de la cár­cel públi­ca durante tres días.
 
Cortez afir­ma que no había par­tic­i­pación del gob­ier­no munic­i­pal con recur­sos financieros, pero sí una orga­ni­zación muy poderosa que
sum­a­ban esfuer­zos para llenar de ale­gría al pueblo de Cabudare.
 

Empezó en Los Rastrojos

 
Car­los Guédez, orga­ni­zador de las fies­tas de Car­naval en Cabu­dare, rev­ela que estas cel­e­bra­ciones ini­cia­ron en Los Ras­tro­jos, con unas fies­tas patronales pre­si­di­das por Alí Palacios.
 
Reseña que el sec­re­tario gen­er­al de Gob­ier­no, Pepi Mon­tes­deo­ca, pro­hibió los toros colea­d­os y con el dinero que debió inver­tirse para esa activi­dad, el comité resolvió fes­te­jar los car­navales, cer­ran­do la aveni­da Bolí­var, frente a la plaza y repartieron pre­mios a los mejores dis­fraces y com­parsas de 50 y 20 bolívares. 
 
Al año sigu­iente, Guédez jun­to a Pedro Escalona, Guiller­mo Sal­cedo, Mar­itza Romero, Pas­to­ra Moril­lo, Elí Marín, Ned­da Álvarez, Julio Álvarez, Eurípi­des Ponte, orga­ni­zaron el primer car­naval que se efec­tuó en las inmedia­ciones de la cei­ba históri­ca de Cabu­dare. Se eje­cutó con músi­ca graba­da, tres com­parsas y dos car­rozas. 
 
La reina fue Coro­mo­to Rivero. La sigu­iente edi­ción del car­naval se desar­rol­ló entre la calle Simón Planas y la igle­sia matriz, en donde se cer­ró la aveni­da Lib­er­ta­dor. Se pre­mi­aron las mejores com­parsas y los mejores dis­fraces. Las par­tic­i­pantes al reina­do se elegían con votos com­pra­dos: “la que más tick­et vendiera, esa gan­a­ba”, lleván­dose el primer lugar Coro­mo­to Galíndez.
 

POR Luis Alberto Perozo Padua

 
 
Foto desta­ca­da: Auro­ra Vil­le­gas fue la sober­ana de los Car­navales de Cabu­dare en 1957. Acom­paña­da de izquier­a­da Rosa María Colom­bo y derecha Coro­mo­to Torrealba
 
 
Beysi Álvarez e Igor Almario, sober­a­nos del Car­naval infan­til de Cabudare
Milexa Men­doza, reina del Car­naval esco­lar de Cabudare
Milexa Men­doxa, reina de Carnaval

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *