Ana María de Campos, heroína zuliana

Luis Cubillán Fonseca
Ex-presidente de la Academia de Historia del Estado Carabobo

La his­to­ria de otra de las heroí­nas de la Guer­ra de Inde­pen­den­cia: Ana María de Campos


Tal día como hoy 2 de abril 1796, “Nace LA HEROÍNA VENEZOLANA Ana María de Cam­pos y Cubil­lán de Fuentes (1828), en los Puer­tos de Alt­a­gra­cia, esta­do Zulia, Venezuela. Perteneció a una de las famil­ias más aris­tocráti­cas de la región, de edu­cación propia para las damas de la época, lo que no evitó con­ver­tirse en una exce­lente Ama­zona. Le fue dado el hon­or de «heroí­na», y se la conoce como « guer­rera» y «már­tir ».

Con­sagró su vida a la lucha por la inde­pen­den­cia, perteneciente al ban­do lib­er­ta­dor, des­de 1822 después de la Batal­la de Carabobo, cuan­do Mara­cai­bo fue ocu­pa­da por los real­is­tas bajo el man­do del mariscal de cam­pos Fran­cis­co Tomas Morales en ese entonces Gob­er­nador de la Provincia. 

Ana María real­iz­a­ba reuniones clan­des­ti­nas para der­ro­car la coro­na, abrió las habita­ciones de su gran hog­ar famil­iar para la orga­ni­zación de estas fuerzas, y con­spiró con ellas.

Fran­cis­co Morales la acu­so de orga­ni­zar reuniones clan­des­ti­nas y de decir en públi­co: Si Morales no capit­u­la, mon­da (Si no se rinde, muere). Pos­te­ri­or­mente, al ser inter­ro­ga­da por el ofi­cial español, Cam­pos, con­fesó ser la auto­ra de aque­l­la afir­ma­ción; y al negarse a pre­sen­tar disculpas. 

Morales la con­denó a ser fla­ge­la­da públi­ca­mente, descamisa­da por las calles de Mara­cai­bo a espal­das de un bur­ro, en señal de opro­bio, mien­tras le daba latiga­zos el ver­dugo de ori­gen africano Valen­tín Aguirre, quien después de cada azote le pre­gunt­a­ba si quería ofre­cer dis­cul­pas, a lo que ella respondía en alto con el dedo hacia el cielo, SI NO CAPITULA, MONDA, (frase que ya se había con­ver­tido en un can­to pop­u­lar en Maracaibo). 

La valiente mujer gri­ta­ba: “He dicho, señor, que dada la jus­ti­cia de los patri­o­tas amer­i­canos, los poderosos recur­sos con los que cuen­ta, la acti­tud impo­nente del intrépi­do Padil­la y el cer­co de acero que por doquier os ame­naza, si no capit­u­la, mon­da”. Esta hero­ica zuliana soportó el sup­li­cio esto­ica­mente has­ta que fue liberada.


Ana María Cam­pos aunque fue gol­pea­da, vivió cin­co años más, para dis­fru­tar la vic­to­ria de los patri­o­tas, ase­gu­ran­do la inde­pen­den­cia de la provin­cia de Mara­cai­bo, en la Batal­la Naval del Lago de Mara­cai­bo el 24 de julio de 1823 y Morales hubo de acogerse a la capit­u­lación ofre­ci­da por los patriotas.

El pade­cer físi­co de Ana María, resul­tante le costó la vida, fal­l­e­ció a los 32 años, el 17 de octubre de 1828 algunos señalan que fue bañán­dose en las oril­las del Lago de Mara­cai­bo, debido a un ataque epilép­ti­co a causa de sus heri­das de tor­tu­ra. Ana María dejó cin­co hijos, María Anto­nia, José María, Miguel, Rafael, Gabriel y Joaquina de Cam­pos y Pine­da, pro­duc­to de su mat­ri­mo­nio, quienes vivieron en la primera mitad del siglo XVIII.

Numerosos sitios en Mara­cai­bo lle­van el nom­bre de Ana María Cam­pos, plazas, calles, un cen­tro de capac­itación para mujeres reclusas, y un com­ple­jo petro­quími­co. En una plaza públi­ca que lle­va su nom­bre, en el sec­tor El Mila­gro, hay un mon­u­men­to, mon­tan­do descamisa­da en un bur­ro mien­tras un hom­bre mane­ja un láti­go detrás de ella”. Si Morales no capit­u­la, monda. 


FUENTE: geni.com – es.m.wikipedia.org – lagaitadeldecano.blogspot.com el-carabobeno.com — bibliofep.fundacionesempresaspolar.com

Luis Medina Canelón

Abogado, escritor e historiador Miembro Correspondiente de la Academia de Historia del Estado Carabobo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *