Biografía del gobernador Aquilino Juares Rumbos

Yolanda Aris
Historiadora |
Cronista Oficial del Municipio Palavecino

Aquilino Juares nació en Cabudare el 5 de enero de 1846 y murió el 30 de agosto de 1904. Su padre fue Nieves Juares,  su madre,  Inés Rumbos y  se casó con Mercedes Guevara. Vivió en Sarare entre 1849 o 1850  hasta 1859, donde recibió educación, de su padre Nieves Juares, quien regentaba allí una escuela municipal  y al morir éste, el maestro Felicio Rodríguez continuó con su formación


Para ese momen­to históri­co, Venezuela se encon­tra­ba sum­i­da en el enfrentamien­to entre dos visiones de lo que debía ser la nue­va repúbli­ca, las cuales se encon­tra­ban rep­re­sen­tadas en dos grandes gru­pos de poder u oli­gar­quías, las denom­i­nadas, con­ser­vado­ra lib­er­al. A ellas se ple­gará el pueblo y esta con­tro­ver­sia desem­bocó en la Guer­ra Fed­er­al el 20 de febrero de 1859. 

Ese año, Aquili­no Juares con ape­nas trece años, se incor­poró al ejérci­to cen­tral­ista, el  primero de sep­tiem­bre en la Briga­da del Gen­er­al Fran­cis­co Gar­cía, quien tran­sita­ba por Sarare vía hacia Gamelotal, y dos días después par­ticipó en la Batal­la de Tier­ri­tas Blan­cas (03–09-1859). Desertó y se incor­poró a las filas fed­erales dirigi­das por el Gen­er­al Juan Crisós­to­mo Fal­cón. Par­ticipó en las Batal­las de San­ta Inés (10–12-1859) y de Coplé (17–02-1860). Final­iza­da esta con­frontación con el Trata­do de Coche el 24 de abril de 1863, asum­ió la Primera Mag­i­s­tratu­ra el Gen­er­al Juan Crisós­to­mo Fal­cón,  y Aquili­no Juares ocupó var­ios car­gos públicos.

El 27 de junio de 1868,  la Rev­olu­ción Azul lid­er­iza­da por José Tadeo Mon­a­gas da tér­mi­no a esta admin­is­tración, pero su muerte meses más tarde, gener­ará una nue­va cri­sis que con la Rev­olu­ción de Abril de 1870 per­mi­tió la lle­ga­da al poder del Gen­er­al Anto­nio Guzmán Blan­co, quien se con­vir­tió en la figu­ra políti­ca con may­or influ­en­cia has­ta su fal­l­ec­imien­to en 1899. 

El Decre­to del 27 de junio de 1870, que establece la edu­cación públi­ca, gra­tui­ta y oblig­a­to­ria forma­ba viva expre­sión de esta políti­ca del Lib­er­al­is­mo Amar­il­lo, car­ac­ter­i­za­do por ele­men­tos filosó­fi­cos del pos­i­tivis­mo, lib­er­al­is­mo y la ilus­tración, que plante­a­ban la necesi­dad de edu­car a la población para que sirviera de palan­ca para el progreso.

Durante la hege­monía políti­ca lib­er­al encabeza­da por el pres­i­dente Anto­nio Guzmán Blan­co, Aquili­no Juares, seguidor de esta ten­den­cia políti­ca y ami­go de Guzmán, en 1872, a los vein­tiséis años de edad, fue pres­i­dente del entonces Esta­do Bar­quisime­to, (que incluía los hoy esta­dos Lara y Yaracuy, excep­to el depar­ta­men­to de Nir­gua) pero fue depuesto el 18 de febrero del año sigu­iente por una rev­olu­ción local lid­er­a­da por los gen­erales Euse­bio Díaz y Fer­nan­do Adames, par­tidar­ios del Gen­er­al León Col­i­na. (Héroe de la Fed­eración en San­ta  Inés, quien dirigía otra frac­ción del lib­er­al­is­mo en esta región).

El gen­er­al Aquili­no Juares, pres­i­dente del esta­do Bar­quisime­to en dos opor­tu­nidades, 1872 y 1894, en primer plano a cabal­lo. El edi­fi­cio de dos plan­tas que se obser­va a la derecha, estu­vo ubi­ca­do en la actu­al Car­rera 19 hacien­do esquina con la calle 23. Era la sede del Poder Ejec­u­ti­vo en Bar­quisime­to. En la casona con la ban­dera en el ven­tanal, fun­cionó La Bot­i­ca Oli­vares, (hoy sede del INCE) uno de los sitios más fre­cuen­ta­dos por los lugareños, según apuntes del cro­nista Car­los Guer­ra Brandt

Aquili­no Juares se retiró a su hacien­da en Río Claro, pero en 1885 dirigió un par­tido políti­co que se for­mó en el Esta­do Lara denom­i­na­do La Pro­pa­gan­da,  que se oponía al par­tido La Tradi­ción dirigi­do por el Gen­er­al Jac­in­to Fabri­cio Lara; ambas eran divi­siones del par­tido liberal. 

Entre 1894 y 1898, ocu­pan­do la Pres­i­den­cia nacional Joaquín Cre­spo, nue­va­mente Juares ejer­ció la primera mag­i­s­tratu­ra del esta­do Lara, (así denom­i­na­do des­de 1881);  car­ac­ter­izán­dose por ser un hom­bre demócra­ta, lib­er­al, pro­tec­tor de las letras, de las artes y de todo lo que sig­nificara cul­tura y progreso.

Rafael Sil­va Uzcátegui señala en la Enci­clo­pe­dia Larense, que en agos­to de 1894, varias señori­tas se dirigieron al Gen­er­al Aquili­no Juares, pidién­dole abrir en el Cole­gio Nacional de Niñas, crea­do el 25 de mayo de 1880, un cur­so de bachiller­a­to para damas, a lo cual él accedió. El 28 de noviem­bre de 1897, per­sonal­mente ofre­ció el dis­cur­so en el acto cel­e­bra­do para grad­uar a estas primeras “bachilleras” del Esta­do Lara y de Venezuela. 

Allí desta­ca entre otras cosas: “…sig­los y sig­los se ha venido impi­di­en­do la eman­ci­pación de la mujer, lim­i­tan­do sus dere­chos y forzán­dola a ser trib­u­taria para las may­ores como­di­dades del hom­bre…”.  “Se ale­ga sin razón, por algunos pes­imis­tas, que la mujer no es ade­cua­da  sino  para  el  hog­ar...”.  Hacien­do ref­er­en­cia a la for­ma como la sociedad apre­cia­ba a la mujer en esos momen­tos, es decir la visión o men­tal­i­dad colec­ti­va que se tenía sobre este género. 

A ello agre­ga: “… no os con­formeis con quedar sola­mente sirvien­do de adorno á nues­tra sociedad, sino que propagueis la cien­cia...”  –  “…sois las primeras en Venezuela que habeis ven­ci­do difi­cul­tades, que para muchos parecían imposi­bles…” (…)  “…el tri­un­fo alcan­za­do en este acto es una de las may­ores glo­rias para el  Esta­do,  para  mí es algo que sat­is­face en mucho una de mis pocas aspira­ciones, cual es la de  ver  á  la mujer sobre el niv­el de lo común osten­tan­do su  majes­tad  de  reina de  la  creación.”.

Se evi­den­cia  allí, su pre­ocu­pación e interés por todos los sec­tores de la población prin­ci­pal­mente por los que carecían de dere­chos y ben­efi­cios,  como en  este  caso, la mujer exclu­i­da del esce­nario de la civ­i­lización y expre­sa sus ideas avan­zadas en cuan­to a la necesi­dad de su preparación e incor­po­ración al pro­gre­so de la sociedad.

Otra mues­tra de la pre­ocu­pación del gob­ier­no de Aquili­no Juares por la edu­cación lo con­sti­tuye la creación de difer­entes insti­tu­ciones educa­ti­vas para mejo­rar el niv­el educa­ti­vo y cul­tur­al de los larens­es. El 26 de enero de 1895 se creó en Bar­quisime­to la Escuela Sucre por decre­to de la Asam­blea Leg­isla­ti­va con el fin de for­mar oficin­istas,  y por no haber dado los resul­ta­dos esper­a­dos, prin­ci­pal­mente por la escasa con­cur­ren­cia de alum­nos “…trece  de cuarenta que se aspira­ban…”, fue suprim­i­da en junio del año sigu­iente, y con el dinero con el cual fun­ciona­ba,  se insta­laron en cada cap­i­tal de los once dis­tri­tos del Esta­do Lara, una escuela noc­tur­na para arte­sanos, sirvientes y jor­naleros. Ellas se inau­gu­raron de man­era con­jun­ta el 5 de julio de 1896, como puede apre­cia­rse en el sigu­iente cuadro:

Escuelas  Nocturnas para Artesanos, Sirvientes y Jornaleros
Estado Lara- 1896

 

Dis­tri­to Cap­i­tal Mae­stro Suel­do No. Alum­nos
Tor­res Caro­ra Fran­cis­co Manuel Álvarez  120 *
Tocuyo Tocuyo Br. Felipe Rafael Alvarado  120 26
Bar­quisime­to Bar­quisime­to Fer­nan­do Padilla  * *
San Felipe         San Felipe  Arquímides Abreu                            100 22
Yaritagua  Yaritagua Juan Bautista Heredia  100 *
Quí­bor Quí­bor Pb. Eduar­do Alvarado  100 *
Bruzual Chiva­coa        Miguel Limar­do 84 *
Sucre Gua­ma Pedro Vicente Brizuela  84 40
Urdane­ta Siquisique  Juan E. Jiménez  84 32
Urachiche  Urachiche Eduar­do Andrade  84 20
Cabu­dare Cabu­dare    Ramón María Suárez  84 41

Fuente: Gac­etas Ofi­ciales de Bar­quisime­to. No.477.  Junio 1896. Elab­o­ra­do por: Yolan­da Aris

Ramón María Suárez, pre­cep­tor de la Escuela Fed­er­al No. 93 de Cabu­dare, lo era igual­mente de la Escuela Noc­tur­na de Arte­sanos y Sirvientes de esta población. Fue un gran impul­sador de la cul­tura, becan­do difer­entes artis­tas para que realizaran estu­dios en Europa, tal es el caso, de los pin­tores Julio T. Arce y Eliez­er Ugel y del músi­co Fran­co Medina.

Gen­er­al Aquili­no Juares, glo­ria de Cabudare

Pro­movió el pro­gre­so de Bar­quisime­to: decretó la creación del Teatro que hoy lle­va su nom­bre; la con­struc­ción de la cár­cel las tres tor­res; la plaza Miran­da hoy Bolí­var; de aceras; el tran­vía de cabal­li­tos; la insta­lación de la luz eléc­tri­ca; tra­jo a 3 her­manas de la cari­dad para aten­der a los pacientes del hos­pi­tal y apoyó las inves­ti­ga­ciones del Dr. Freytes Pine­da en su lab­o­ra­to­rio de bac­te­ri­ología, entre otras medidas.

En el año 1946, con moti­vo del primer cen­te­nario del nacimien­to de Aquili­no Juares, en el esta­do Lara se realizaron difer­entes activi­dades. La Jun­ta Munic­i­pal del Dis­tri­to Palave­ci­no  para hon­rar su memo­ria como nati­vo de Cabu­dare, declaró el 5 de enero de 1946, fies­ta en todo el ter­ri­to­rio del dis­tri­to, y real­izó una serie de actos en su hom­e­na­je entre ellos una sesión solemne a las 10 de la mañana y ofren­da  de una coro­na ante el retra­to del Gen­er­al Juares.

El human­ista cabu­dareño don Vidal Hernán­dez y un grupo de ami­gos lograron se pub­licara en 1946, una nue­va edi­ción del fol­leto tit­u­la­do “Para la His­to­ria” que Fran­cis­co Mon­tesinos Agüero y Manuel Felipe Rodríguez habían edi­ta­do en 1898. Con ante­ri­or­i­dad, el Teatro Munic­i­pal de Bar­quisime­to, con­struc­ción  impul­sa­da por Aquili­no Juares, que fue inau­gu­ra­do en 1905, un año después de su muerte, pasó a denom­i­narse Teatro Juares en 1912, en reconocimien­to a su apoyo a la cul­tura. El 8 de mar­zo de 1916, se creó el Munici­pio Juares (Hoy par­ro­quia), ya que Aquili­no Juares fue dueño de una hacien­da en Río Claro.

La Jun­ta Munic­i­pal del Munici­pio Sarare, toman­do en cuen­ta que Aquili­no Juares vivió parte de su infan­cia en ese caserío, se adhiere a los actos con­mem­o­ra­tivos y  real­iza una retre­ta de gala en la plaza Bolí­var y pro­fusión de fue­gos arti­fi­ciales, y colo­cación de coro­na en el bus­to del Gen­er­al Aquili­no Juares en Cabudare.

Tam­bién, el Pres­i­dente del Esta­do Lara, Dr. Eli­gio Anzo­la Anzo­la, toman­do en cuen­ta que Aquili­no Juares, además de ser uno de los líderes regionales de la Guer­ra Fed­er­al, fue tam­bién Pres­i­dente del Esta­do Lara en dos opor­tu­nidades, 1872 y luego entre 1894 y 1898; dec­re­ta la creación de 30 escue­las a lo largo de toda la enti­dad que lle­varían su nom­bre, de las cuales, una se instaló en el Munici­pio Palave­ci­no, en Los Ras­tro­jos, en el Caserío La Rin­cona­da, con el número 22 y fue asig­na­da Jose­fi­na González Ponte como maestra.

En la ciu­dad de Cabu­dare, como acto de jus­ti­cia social, grat­i­fi­cación y deu­da por los ser­vi­cios presta­dos por Aquili­no Juares al Esta­do Lara, hay var­ios obras en su hom­e­na­je: con moti­vo del primer cen­te­nario de su nacimien­to, en 1946, se con­struyó un mon­u­men­to  en el lugar donde estu­vo ubi­ca­da su casa;  el bule­var Aquili­no Juares, que va des­de allí has­ta la Plaza Aquili­no Juares cono­ci­da como La Cruz; y, el Polide­porti­vo de Cabu­dare, una calle y la escuela del sec­tor El Cemente­rio de Los Ras­tro­jos, lle­van su nombre. 


Fuentes con­sul­tadas:
Doc­u­men­tales
-Acta de la Jun­ta Munic­i­pal del Dis­tri­to Palave­ci­no. Cabu­dare, 16 de diciem­bre de 1945.
-Acta de la Jun­ta Munic­i­pal del Munici­pio Sarare, Sarare, 31 de diciem­bre de 1945. 
-Dis­cur­so  pro­nun­ci­a­do por el Gen­er­al Aquili­no Juares el 28 de noviem­bre de 1897, con moti­vo del acto cel­e­bra­do para recibir el bachiller­a­to las señori­tas cur­santes de filosofía. 
-Memo­ria del Sec­re­tario de Gob­ier­no del Esta­do Lara a la Asam­blea Leg­isla­ti­va del mis­mo. Bar­quisime­to 1898.  p. 335 a 340. 
Gac­eta Ofi­cial del Esta­do Lara. 31 de enero de 1946. p. 3 
Gac­etas Ofi­cial de Bar­quisime­to. No.477.  Junio 1896
Memo­rias del Sec­re­tario del Gob­ier­no del Esta­do Lara. 1896–1897.
Men­saje que pre­sen­ta el Pres­i­dente Con­sti­tu­cional  Gen­er­al Aquili­no Juares a la Asam­blea Leg­isla­ti­va del Esta­do Lara.  1896. p. 7.
Bib­li­ográ­fi­cas
Álamo, Anto­nio. Juares el nue­stro. Bar­quisime­to, 1942. 
Felice Car­dot, Car­los.  Antología Cabu­dareña.  Bar­quisime­to, 1994
Brito, José Ramón. Hom­bres Ilus­tres de Cabu­dare.  Bar­quisime­to, 1946. 48 p.
Mon­tesinos Agüero, F. M. Felipe Rodríguez. Para la his­to­ria. Al Gen­er­al Aquili­no  
Juares. Bar­quisime­to, 1898. 73 p.
Sil­va Uzcátegui. R. D. Enci­clo­pe­dia Larense. Tomo II. Cara­cas, 1981

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *