¿Bolívar tuvo una hija socialista y feminista? El discutido origen de Flora Tristán

Efraín Jorge Acevedo
Historiador

¿Fue Simón Bolívar el padre 
de una pensadora socialista y feminista?


Flo­ra Tristán nació el 7 de abril de 1803 en París, Fran­cia; ofi­cial­mente sus padres eran Mar­i­ano de Tristán y Moscoso, un man­tu­ano o aristócra­ta peru­ano que era ofi­cial de la Arma­da o Mari­na de Guer­ra Españo­la; y Anne-Pierre Lais­nay, una france­sa de clase media. Sus padres ofi­ciales no esta­ban casa­dos legal­mente, por lo que ella era una hija bas­tar­da o ilegítima.

Sin embar­go, existe la ver­sión (apoy­a­da por fig­uras como el céle­bre his­to­ri­ador colom­biano Ger­mán Arcin­ie­gas) de que en real­i­dad Flo­ra era hija de Simón Bolí­var. Nece­sario es recor­dar que en la época en que Flo­ra fue con­ce­bi­da y nació, Bolí­var era un joven mul­ti­mil­lonario man­tu­ano de Venezuela (y por lo tan­to un súb­di­to español) que vivía en Europa dis­fru­tan­do de una vida lujosa.

 

 

 


Flo­ra Tristán nació el 7 de abril de 1803 en París, Francia

 

 

 

 

 

Poco más de 10 meses antes del nacimien­to de Flo­ra, Bolí­var se había casa­do en Madrid con María Tere­sa Rodríguez del Toro. Y se sabe con certeza que Bolí­var tenía una cier­ta amis­tad con el que ofi­cial­mente era el padre de Flo­ra, Mar­i­ano de Tristán, y que Bolí­var fre­cuenta­ba la casa del hom­bre antes y después del nacimien­to de la niña, obvi­a­mente estando en con­tac­to con la madre de Flora.

Sin embar­go, los que se opo­nen a la ver­sión de la pater­nidad de Bolí­var ale­gan que exis­ten evi­den­cias de que Bolí­var no estu­vo en con­tac­to con la madre de Flo­ra durante un lap­so de más de 9 meses antes de que Flo­ra naciera, lo que evi­den­te­mente haría imposi­ble que Bolí­var fuera el padre. 

Sea como fuere, cuan­do Flo­ra tenía alrede­dor de cua­tro años y medio de edad, su padre ofi­cial, Mar­i­ano de Tristán, murió, lo que fue trági­co para la niña y su madre. Has­ta ese momen­to ellas habían vivi­do lujosa­mente gra­cias a la riqueza del aristócra­ta peru­ano res­i­den­ci­a­do en Fran­cia; pero como la madre de Flo­ra no esta­ba casa­da legal­mente con él, no pudo recla­mar dere­chos sobre los bienes del hom­bre para ella y su hija (bajo las leyes france­sas de entonces) y el Esta­do francés con­fis­có la sun­tu­osa man­sión del difun­to y echó a la madre y a la niña a la calle. 

El resto de la infan­cia y la ado­les­cen­cia de Flo­ra fueron muy duras, vivien­do en la pobreza, y se dice que fue entonces cuan­do ella comen­zó a fab­u­lar y a inven­tarse una vida fal­sa o fic­ti­cia para engrande­cerse sobre su oscu­ra real­i­dad; y se dice que entonces ella inven­tó que era descen­di­ente del Emper­ador azteca Moctezu­ma II, y que después se habría fab­u­la­do que era hija de Bolí­var, pro­duc­to de una aven­tu­ra de él con la madre de Flora.

Edgar Ramírez y María Valverde en Bolí­var, la minis­erie de Netflix

Flo­ra tra­ba­jó de obr­era col­orista en un taller de litografía a los 16 años, y a los 17 años se casó con el propi­etario del taller, un hom­bre celoso y vio­len­to que la hizo víc­ti­ma de mal­tra­to fre­cuente y grave. Ella ter­mi­naría huyen­do de él después de ten­er tres hijos y con­sigu­ió un tipo de sep­a­ración legal. 

Después de esto fue que Flo­ra se hizo famosa escri­bi­en­do libros en los que pro­movía una for­ma de social­is­mo utópi­co, la orga­ni­zación sindi­cal de los obreros y el fem­i­nis­mo, con­vir­tién­dose en una de las pre­cur­so­ras o madres del fem­i­nis­mo moderno.

Tam­bién entonces fue cuan­do Flo­ra insis­tió en que era hija de Bolí­var, que su madre le había con­fe­sa­do el secre­to antes de morir, y que tenía doc­u­men­tos, car­tas, que lo prob­a­ban; sin embar­go, los críti­cos dicen que ella fal­si­ficó esas car­tas y que todo respondía a su obsesión de hac­er creer que era hija de un per­son­aje famoso internacionalmente. 

Pero, por otro lado, los creyentes en la ver­sión de la pater­nidad de Bolí­var ale­gan el pare­ci­do físi­co entre Flo­ra y Bolí­var, algo que nat­u­ral­mente es dis­cutible y sub­je­ti­vo, depen­di­en­do de la opinión de cada quien a la hora de com­parar los retratos de ambos. Tam­bién se recuer­da que la rica famil­ia peru­a­na del padre ofi­cial de Flo­ra se negó a otor­gar­le a ella la heren­cia del padre, y una de las razones sería las sospe­chas sobre su paternidad. 

Después de muchos años de pleitos con su mari­do por la cus­to­dia de sus hijos, Flo­ra acusó a su mari­do de inten­tar vio­lar a la hija de ambos; lleno de odio, y al salir de la cár­cel, el hom­bre la buscó y el 10 de sep­tiem­bre de 1838 le dis­paró con una pis­to­la en ple­na calle, y la bala se incrustó en el pul­món izquier­do de Flo­ra, deján­dola al bor­de de la muerte.

Ima­gen de la minis­erie Bolí­var de Netflix

Ella sobre­vivió y su mari­do fue con­de­na­do a 20 años de cár­cel con tra­ba­jos forza­dos. Seis años después, el 14 de noviem­bre de 1844, Flo­ra murió de fiebre tifoidea, con ape­nas 41 años de edad, y algunos con­sid­er­an que las secue­las del aten­ta­do con­tribuyeron a su muerte, por la insu­fi­cien­cia res­pi­ra­to­ria que le dejó la heri­da de bala.

Has­ta su final ella sos­tu­vo la ver­sión de ser la hija de Bolí­var, algo que evi­den­te­mente nun­ca sabre­mos con certeza, a menos que even­tual­mente se hiciera una prue­ba de ADN (sí eso fuera cien­tí­fi­ca­mente posi­ble tenien­do en cuen­ta los casi 200 años tran­scur­ri­dos des­de las muertes de ambos personajes).

Por cier­to, además de ser pre­cur­so­ra del social­is­mo y sobre todo del fem­i­nis­mo, Flo­ra fue la abuela mater­na del famoso pin­tor Paul Gau­g­in (lo que haría de Bolí­var el pre­sun­to bis­abue­lo del pintor). 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *