Divina Pastora realizó periplo por zona rural

La Div­ina Pas­to­ra sale en hom­bros de su pueblo 

del tem­p­lo San José de El Placer


En su recor­ri­do mar­i­ano número XII al
munici­pio Palave­ci­no, la sagra­da ima­gen de la Div­ina Pas­to­ra par­tió a las ocho
de la mañana del jueves 23 de mayo de 2013, con des­ti­no a vis­i­tar la zona rur­al
 
Tran­sitó des­de la igle­sia Sagra­do Niño de El Tri­gal has­ta el caserío
Coco e’ Mono, pero antes tuvo que pasar ráp­i­da­mente por El Plac­er y El Mayal,
en donde la feli­gresía sal­ió tem­pra­no a la car­retera con ramil­letes de flores,
pal­mas y glo­bos a salu­dar la mar­cha solemne de la Vir­gen bajo la advo­cación de
Div­ina Pastora.
A las ocho en pun­to de la mañana una car­ga de cohetes advir­tió a los
veci­nos que la ima­gen hacía su entra­da a El Plac­er y otra ron­da de cohetes
anun­ció la cer­canía a El Mayal.

Recibi­da por escolares
La
pro­ce­sión frente a Bal­an­zas Lara El Placer
En el caserío Coco e’ Mono, la Excel­sa Patrona recibió un caluroso
recibimien­to de los veci­nos de Los Cañi­zos y estu­di­antes del Liceo Carmen
Hernán­dez de Chirino.
Luego los alum­nos de la Escuela Miguel Otero Sil­va trib­u­taron honores
con can­tos y ala­ban­zas. La Vir­gen fue traslada­da en hom­bros a la capil­la Virgen
del Car­men para una pequeña eucaristía. 
Las calles, casas, la capil­la y el mer­cal, fueron dec­o­ra­dos en hon­or a
la solemne visita.
Par­tió la ima­gen hacia El May­al, sitio adonde arribó pasadas las 10 de
la mañana, y fue recibi­da entre el fer­voroso entu­si­as­mo mar­i­ano frente a la
capil­la Div­ina Pas­to­ra. Recor­ri­do pintoresco.
Dan­zas
Catarí baila para la Pastora
Es de hac­er notar que des­de El Plac­er, pasan­do por
El Tamarindo, El May­al y has­ta Coco e’ Mono, casas, postes, cer­cas de púas y de
met­al, por­tones y las calles, fueron her­mosa­mente dec­o­radas con banderines,
cin­tas y glo­bos azul celeste y blan­co, resaltan­do el recor­ri­do mar­i­ano con
pal­mas, flo­res de todos los tipos, así como tam­bién destac­aron muchas pancartas
de bien­veni­da a la Reina Madre. 
Des­de la mañana has­ta las seis de la tarde, no dejaron de det­onar la
car­ga de cohetes en toda la zona rur­al, pues la históri­ca visi­ta debió ser
anun­ci­a­da a los cua­tro vientos. 
 

¡Viva nues­tra Div­ina Pas­to­ra! 
Al gri­to uní­sono de ¡Viva
nues­tra Div­ina Pas­to­ra! ¡Salve Excel­sa Patrona! los esco­lares de la Escuela
José Apari­cio Sal­cedo de El Tamarindo hom­e­na­jearon a la sagra­da ima­gen que tuvo
que deten­erse frente a la can­cha en donde entonaron cán­ti­cos gre­go­ri­anos y el
him­no de la Div­ina Pastora.
La pro­fe­so­ra Mar­gari­ta Bar­rios, en nom­bre de la comu­nidad y de los
niños, dis­pen­só unas pal­abras de agradec­imien­to por la visi­ta y pidió por la
salud de la comunidad. 
La Div­ina Pas­to­ra fue con­duci­da a la capil­la San­to Cristo Apare­ci­do del
sec­tor La Nicaciera para la respec­ti­va misa. Solemne visita.
Luego de 102 años de aquel históri­co día de 1911, la Div­ina Pastora
recor­rió nue­va­mente la estrecha car­retera de El Plac­er, a donde arribó a las
3:30 de la tarde.
Lle­va­da en hom­bros des­de “El Zan­jón” (puente de El Tamay­al), hasta
Bal­an­zas Lara en donde se encon­tró con la ima­gen de San José, patrono de la
ances­tral comu­nidad, cus­to­di­a­do por cabal­lis­tas y una carreta. 
Kan­toría
Cabu­dare en hom­e­na­je a la Pas­to­ra de Almas
Se detu­vieron frente a la casa de Car­l­i­tos Gómez, el pulpero más antiguo
de Palave­ci­no, en donde su esposa Cruz María Men­zoa, en del­i­ca­do esta­do de
salud, le dis­pen­só una oración. 

El pueblo entero prosigu­ió la pro­ce­sión y la Vir­gen fue colo­ca­da en el
umbral del pequeño tem­p­lo. La solemne visi­ta estu­vo acom­paña­da de emocionantes
hom­e­na­jes de los niños de la Escuela Don Eustaquio Yépez con cánticos
marianos. 

Más tarde Dan­zas Catarí real­izó una aplau­di­da pre­sentación con coloridos
trajes. 
Los más chicos de la comu­nidad decla­maron poesías y can­ciones para la
Pas­to­ra de Almas. 
Car­l­i­tos Gómez, el pulpero más antiguo 

de Palave­ci­no ele­va una ple­garia a San José

El grupo Kan­toría Cabu­dare, del Sis­tema Nacional de Orques­tas, también
trib­utó una serie de piezas musi­cales luego de la eucaristía. 
Antes de la par­ti­da de la Pas­to­ra, el señor Marceli­no Castil­lo y Carlos
Gómez, oraron cada uno des­de su sitio, a la Vir­gen. Ambos fueron declarados
Libros Vivientes de la comunidad. 
Céle­bre acontecimiento 
Para Cruz María Gómez, veci­na de El Plac­er y devota de la Divina
Pas­to­ra, el acon­tec­imien­to debe quedar escrito para la historia. 

 

Fue una de las más de trein­ta orga­ni­zado­ras de la magna visi­ta. Comenta
que bien vale recal­car que tras un arduo y sat­is­fac­to­rio tra­ba­jo, el magno
even­to mar­i­ano fue un éxito.
‑Hici­mos tres reuniones y en cor­to tiem­po mon­ta­mos toda la
logís­ti­ca para el recibimien­to de la Div­ina Pas­to­ra, comen­ta con grata
expresión. 
El
niño Andrés San­ti­a­go obser­va con devo­ción la imagen
Johan Dorante colocó a dis­posi­ción un camión 350 para el trasla­do de la
ima­gen por toda la zona rur­al. Fue dec­o­ra­do por varias per­sonas has­ta altas
horas de la noche (madru­ga­da) 
Rev­eló que se for­maron 10 comi­siones para hom­e­na­jear a la Virgen:
pro­to­co­lo, guardia de hon­or, logís­ti­ca, car­gadores, finan­zas, limpieza,
dec­o­ración, entre otras.
La comu­nidad, com­er­cios de la Ruta Gas­tronómi­ca y particulares,
colab­o­raron con recur­sos que sumaron la can­ti­dad de 7.000 bolí­vares para el
mem­o­rable acontecimiento. 
Detal­la que para el apoteósi­co recibimien­to lan­zaron 10 doce­nas de
cohetes, uti­lizaron 300 met­ros de ban­der­ines y 30 paque­tes de globos. 
Fue en 1911 

Cuen­ta Hum­ber­to Dorante, per­son­aje emblemáti­co “naci­do y cri­a­do en El
Plac­er” que en 1911, cuan­do la Div­ina Pas­to­ra real­izó la segun­da visita
doc­u­men­ta­da a tier­ras palaveci­nens­es, fue traí­da en hom­bros por veci­nos hasta
Cabudare. 
  
‑La ima­gen fue traí­da por un grupo de veci­nos, quienes la trasportaron
des­de su tem­p­lo a través del calle­jón el Soba­co del Dia­blo has­ta El Plac­er con
direc­ción a La Mon­taña y luego a Cabu­dare, reseña lúcido. 
Des­cansaron los car­gadores, nar­ra, frente a la casa del señor Jesús
Salas, para después pros­eguir el camino hacia La Montaña. 
Dijo además que la hon­or­able visita
relám­pa­go, quedó graba­da en un escrito “en cabal­lete de esa casa antigua, en
donde has­ta hace poco se podía leer: “1911. En el man­do del Gob­ier­no de Pérez
Soto, aquí estu­vo la Div­ina Pastora”. 
Como anéc­do­ta, destacó Dorante, que luego de esa visi­ta, el cura de
San­ta Rosa, pro­hibió que la ima­gen fuera traslada­da por el estre­cho camino
porque con las ramas sufrió daño el ros­tro de la Div­ina Pas­to­ra. “102 años
después, debe quedar escrito en un mon­u­men­to este acon­tec­imien­to solemne para
la posteridad

Luis Alber­to Per­o­zo Pad­ua 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *