El municipio Palavecino durante la Guerra de Independencia 1811–1821

Yolanda Aris
Cronista Oficial del Municipio Palavecino

La  Guerra de independencia de Venezuela, fue un proceso lento que inició el 19 de abril de 1810, continuó el 5 de julio de 1811, hasta el 24 de junio de 1821. Se desarrolló en varias etapas, donde se obtenía el control del poder político y se perdía nuevamente. Cada una de estas etapas se denomina República. Simón Bolívar,  lograda la independencia en Venezuela, continuó con este proceso emancipador en otras regiones sur americanas hasta 1824,  consolidando la libertad de Nueva Granada, Ecuador, Bolivia y Perú


Después de con­for­ma­da la Jun­ta Supre­ma el 19 de abril de 1810, con la renun­cia del Capitán Gen­er­al Vicente Emparan, máx­i­ma autori­dad de la Coro­na en el ter­ri­to­rio vene­zolano, el Mar­qués del Toro, (pri­mo de la esposa de Bolí­var, María Tere­sa Rodríguez del Toro) fue nom­bra­do Coman­dante del Ejérci­to de Occi­dente. Debido a que las Provin­cias de Coro y Mara­cai­bo desconocían la legal­i­dad de la Jun­ta Supre­ma, real­izó una expe­di­ción entre octubre y noviem­bre de ese año hacia Coro y Mara­cai­bo, para que reconocier­an  esa autori­dad y apo­yaran  las ideas repub­li­canas. Llegó así a Cabu­dare y Bar­quisime­to, y entre los patri­o­tas que se anexaron a su ejérci­to, estu­vieron Cristóbal Palave­ci­no y José Gre­go­rio Basti­das. El inten­to del Mar­qués fra­casó, quedan­do esas provin­cias bajo el con­trol colonial.

El 5 de julio de 1811 con la fir­ma del Acta de Inde­pen­den­cia se dio ini­cio a la Primera Repúbli­ca. Se nom­bró un tri­un­vi­ra­to for­ma­do por Cristóbal Men­doza, Juan Escalona y Bal­tazar Padrón para ejercer el Poder Ejec­u­ti­vo y Fran­cis­co de Miran­da fue nom­bra­do Gen­er­al en Jefe del Ejérci­to Patri­o­ta. Palave­ci­no y Basti­das per­manecieron en Cabu­dare desar­rol­lan­do una  guer­ra de guer­ril­las con­tra las fuerzas monárquicas.

Para restau­rar el orden, luego de la renun­cia del Capitán Gen­er­al Juan Vicente Emparan el 19 de abril de 1810, llegó a Coro en 1812, el real­ista Domin­go Mon­teverde e ini­ció en mar­zo, la recu­peración del ter­ri­to­rio vene­zolano para la monar­quía españo­la.  Avanzó des­de Coro, some­tien­do a Siquisique, Bobare y Caro­ra; y antes de lle­gar a Bar­quisime­to, ocur­rió el ter­re­mo­to del 26 de mar­zo de 1812, que destruyó las prin­ci­pales ciu­dades patri­o­tas. Entró a Bar­quisime­to el 7 de abril sin resisten­cia, y ante la can­ti­dad de muer­tos decidió insta­larse en Cabu­dare ese  día, donde per­maneció has­ta medi­a­dos  de ese mes.

Mon­teverde emprendió una políti­ca de per­se­cu­ción, ter­ror, expropiación de bienes y cár­cel con­tra todos los que habían apoy­a­do al Mar­qués del Toro, a la causa repub­li­cana e inde­pen­den­tista y a las ideas patri­o­tas en estos espa­cios geográ­fi­cos.  Nom­bró Teniente Jus­ti­cia May­or, al Alférez Real Juan José Alvara­do, quien era el dueño de la Capil­la San­ta Bár­bara de Cabudare.

Dos cabu­dareños destac­aron en esta ges­ta: Cristóbal Palave­ci­no y José Gre­go­rio Bastidas

El Ayun­tamien­to de la Provin­cia de Bar­quisime­to, en rebe­lión con­tra el dominio colo­nial y a favor de la Repúbli­ca, había suscrito el 6 de mayo de 1810, su adhe­sión a la recién crea­da Jun­ta Supre­ma de Cara­cas, sub­or­dinán­dose en lo políti­co, mil­i­tar y admin­is­tra­ti­vo. En junio de 1810,  le había dado apoyo al Ejérci­to Expe­di­cionario del Mar­qués del Toro, defen­sor de las ideas lib­er­tarias y patrióti­cas, y muchos se habían incor­po­ra­do a su ejérci­to. Además, había declar­a­do la Inde­pen­den­cia el 18 de mayo de 1811, dos meses antes que Cara­cas; es decir, que había un cli­ma y un  sen­timien­to  en algunos sec­tores de la población, de claro apoyo a las ideas de lib­er­tad e independencia.

Esa actuación fue cas­ti­ga­da por Mon­teverde, quien, luego de varias acciones béli­cas en la que los real­is­tas tri­un­faron, logró la capit­u­lación de Fran­cis­co de Miran­da el 25 de julio de 1812 y asum­ió la Cap­i­tanía Gen­er­al, perdién­dose así la Primera Repúbli­ca, razón que obligó a los líderes patri­o­tas a exil­iarse para evi­tar la per­se­cu­ción realista.

La recu­peración de la inde­pen­den­cia se logró, al insta­larse la Segun­da Repúbli­ca medi­ante las cam­pañas de Ori­ente y Occi­dente. En enero de 1813, San­ti­a­go Mar­iño, Manuel Piar, José Fran­cis­co Bermúdez, Juan Bautista Aris­men­di y Anto­nio José de Sucre, entre otros, ini­cia­ron la Cam­paña de Ori­ente con miras a la recu­peración de la Repúbli­ca, luego de diver­sas batal­las, lograron lib­er­ar el ori­ente del país de la dom­i­nación españo­la. (Actuales esta­dos Sucre, Nue­va Espar­ta, Anzoátegui y Monagas).

COLOMBIA BOGOTA QUINTA DE BOLIVAR BATALLA DE BOYACA — 7/8/1819 — INDEPENDENCIA DE VENEZUELA Obra de ESPINOSA JOSE 1796/1883

Para­le­la­mente, Simón Bolí­var pub­licó en 1813 el Man­i­fiesto de Carta­ge­na, doc­u­men­to con el cual pre­tendía con­seguir ayu­da de Nue­va Grana­da para orga­ni­zar las fuerzas patri­o­tas, reini­ciar la guer­ra y restau­rar la repúbli­ca.  Logra­do el apoyo, emprendió des­de Cúcu­ta en mayo de 1813, la Cam­paña de Occi­dente cono­ci­da como Admirable. Avanzó hacia Cara­cas, en cuyo trayec­to se incor­po­ran hom­bres a su lucha y se pro­du­jeron una serie de acciones armadas con­tra las fuerzas real­is­tas, apoy­adas por José Félix Ribas, Atana­sio Girar­dot, Anto­nio Ricau­rte y Rafael Urdane­ta, que le per­mi­tieron a Bolí­var ocu­par Cara­cas y estable­cer,  aho­ra  la Segun­da Repúbli­ca,  el 6 de agos­to de 1813.

LAS BATALLAS

En el paso de esta cam­paña por el esta­do Lara,  se pro­du­jo el 22 de julio de 1813, la Batal­la de los Hor­cones donde los patri­o­tas lograron el tri­un­fo bajo el man­do de José Félix Ribas, quien se enfren­tó al coro­nel real­ista Fran­cis­co Ober­to.  Ribas venía de El Tocuyo,  luego del tri­un­fo obtenido en la Batal­la de Niq­ui­tao en el esta­do Tru­jil­lo el 2 de julio, y se dirigía a Cara­cas con 500 hom­bres. Ober­to trató de fre­nar su avance con 900 hom­bres y 10 piezas de artillería, pero perdió el encuen­tro y huyó hacia San Felipe, y José Félix Ribas entró tri­un­fante a Bar­quisime­to. Mien­tras tan­to, Bolí­var en Tru­jil­lo había procla­ma­do el Decre­to de Guer­ra a Muerte, el 15 de junio.

Los enfrentamien­tos para recu­per­ar la Repúbli­ca se habían pro­duci­do entre el 11 de enero y el 4 de agos­to de 1813. Capit­uló el gob­ier­no español  y entró Simón Bolí­var a Cara­cas  y los patri­o­tas lograron estable­cer la Segun­da Repúbli­ca el 6 de agos­to.  Una vez insta­l­a­da, sobrevi­no la lucha por parte de los real­is­tas por recu­per­ar sus domin­ios, y de parte de los patri­o­tas por man­ten­er la independencia.

En este pro­ce­so, se desar­rol­laron cua­tro nuevos enfrentamien­tos en el actu­al ter­ri­to­rio del esta­do Lara.  Siete sem­anas después de la Batal­la de los Hor­cones, se pro­du­jo La Batal­la de Cer­ri­tos Blan­cos el 13 de sep­tiem­bre de 1813.  El Teniente Coro­nel patri­o­ta, Ramón Gar­cía de Sena se enfren­tó con 600 hom­bres al pres­bítero sarareño Andrés Tor­rel­las y al Indio Juan de los Reyes Var­gas, quienes venían de Coro a tomar Bar­quisime­to que esta­ba en manos patri­o­tas. En dos horas Sena ven­ció a los real­is­tas que huyeron hacia el Tocuyo.

El 17 de octubre de 1813, un mes más tarde, se pro­du­jo en la Puer­ta de Bobare otra batal­la. Las fuerzas real­is­tas venían de Coro orga­ni­zadas por José Cebal­los (o Ceval­los) y atac­aron a los patri­o­tas, logran­do vencer­los, ocu­pan­do Bar­quisime­to. Allí murieron el Padre Pedro Planas, tío de Simón Planas,  y Aci­clo Tor­res, her­mano de Pedro León Torres.

Los repub­li­canos ven­ci­dos huyeron hacia Yaritagua para reor­ga­ni­zarse, pero fueron persegui­dos y ata­ca­dos nue­va­mente por Cebal­los, quien los ven­ció, seis días más tarde, en la denom­i­na­da Batal­la de Yaritagua el día 23. Los patri­o­tas se dis­per­saron hacia Valen­cia y los llanos, quedan­do Bar­quisime­to en manos de los real­is­tas. Para la fecha los actuales esta­dos Yaracuy y Lara forma­ban parte de la Provin­cia de Carabobo. En 1832 cuan­do se crea la Provin­cia de Bar­quisime­to, Yaracuy per­manecerá integra­da al actu­al esta­do Lara.

Quince días más tarde, entre el  8, 9 y 10 de noviem­bre de 1813,  Bolí­var estu­vo en el actu­al Munici­pio Palave­ci­no, en su paso a Bar­quisime­to para lib­er­ar­la del dominio real­ista, donde se enfren­tó con José Cebal­los y Fran­cis­co Ober­to en  la entra­da de esa ciu­dad, donde se desar­rol­ló la Batal­la de Tier­ri­tas Blan­cas el 10 de noviem­bre de 1813.

Cristóbal Palave­ci­no y José Gre­go­rio Basti­das se incor­po­raron a las filas del Lib­er­ta­dor, con un ejérci­to for­ma­do en Los Ras­tro­jos, inte­gran­do el cuer­po de caballería que entró primero a Bar­quisime­to. Ante la der­ro­ta de los patri­o­tas, el ejérci­to real­ista per­sigu­ió al Lib­er­ta­dor, y  Palave­ci­no y Basti­das, cono­ce­dores de las veredas y caminos, facil­i­taron la hui­da de Bolí­var por la cues­ta del Río Tur­bio, salván­dole la vida. 

Cin­co batal­las se libraron en el actu­al Esta­do Lara en el año 1813, en el mar­co del pro­ce­so inde­pen­den­tista. No se pro­ducirán, en este ter­ri­to­rio, nuevas batal­las durante el resto de la Guer­ra Independentista

Con la pér­di­da de la Segun­da Repúbli­ca en mar­zo de 1814, debido a los tri­un­fos logra­dos por José Tomás Boves con­tra el Ejérci­to patri­o­ta, ellos nue­va­mente deben huir del país. Sin embar­go, en el ori­ente la lucha con­tin­uará, mien­tras, Bolí­var escribió la Car­ta de Jamaica exponien­do la situación de Venezuela y bus­can­do ayu­da del exte­ri­or. Logró el apoyo del Pres­i­dente de Haití, Alexan­dre Petion, y con un grupo de patri­o­tas desem­bar­có en Mar­gari­ta el 3 de mayo de 1816.  El 1º de junio ocu­paron Carú­pano y luego de diver­sas batal­las lograron ocu­par y lib­er­ar la Provin­cia de Guayana; y con el apoyo de José Anto­nio Páez, con­troló los llanos y estable­ció la Ter­cera Repúbli­ca en abril de 1817.

En abril de 1819, Bolí­var emprendió la Cam­paña de Nue­va Grana­da y con la Batal­la de Boy­acá (7 agos­to 1819) la liberó. Dic­tó la Ley Fun­da­men­tal de la Gran Colom­bia y el 30 de agos­to de 1821, se aprobó la Con­sti­tu­ción de Colom­bia. Regresó a Venezuela y con la Batal­la de Carabobo, el 24 de junio de 1821, sel­ló la inde­pen­den­cia de Venezuela.

Bolí­var nue­va­mente vis­itó Cabu­dare el 14 de agos­to de 1821, a menos de dos meses de  cel­e­bra­da la Batal­la de Carabobo. En esta opor­tu­nidad, Bolí­var sal­ió de Cara­cas para empren­der la lucha por la lib­eración del resto de Améri­ca del Sur del dominio español.

Des­de el Tocuyo lo habían invi­ta­do para hom­e­na­jear­lo, por haber logra­do  la inde­pen­den­cia a Venezuela. El 1º de agos­to sal­ió de Cara­cas, pasó por Valen­cia, Tinaquil­lo, Tina­co, San Car­los, Cara­macate, El Altar, Gamelotal, Cujic­i­to, La Mori­ta, Los Ras­tro­jos, y llegó a Cabu­dare el 14 de agos­to, y per­maneció var­ios días en Bar­quisime­to. Prosigu­ió su via­je a Quí­bor y llegó a El Tocuyo. De allí, emprendió la Cam­paña del Sur dirigi­da por Anto­nio José de Sucre, quien con el tri­un­fo de las Batal­las de Pich­in­cha, liberó Ecuador (24 de mayo de 1822) y en 1824 con las Batal­las de Junín (6 de agos­to) y de Ayacu­cho (9 de diciem­bre)  liberó el Perú.

Es evi­dente que, los diez años de la lucha lib­er­taria, no sig­nifi­caron un cam­po de batal­la per­ma­nente en todo el país, pero inevitable­mente sus efec­tos económi­cos, políti­cos y sociales crearon una grave cri­sis que afec­tó la vida de la población durante su desar­rol­lo y sus con­se­cuen­cias se proyec­taron a futuro. En la juris­dic­ción del actu­al Munici­pio Palave­ci­no no se pro­du­jeron batal­las durante el pro­ce­so inde­pen­den­tista. Cabu­dare y el Munici­pio Palave­ci­no tienen el hon­or de haber recibido al Lib­er­ta­dor en dos opor­tu­nidades.


Fuentes Con­sul­tadas
Cañiza­les Verde, Fran­cis­co. Pági­nas de His­to­ria Larense. Insti­tu­to de Crédi­to Agrí­co­la y Pecuario. Bar­quisime­to,  1987. 127 p
Irib­ar­ren Celis, Lino. La Guer­ra de Inde­pen­den­cia en el Esta­do Lara. Colec­ción de autores larens­es. Edi­ciones del Gob­ier­no del Esta­do Lara. Fun­da­cul­tura. Bar­quisime­to, 1994. 210 p

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *