El municipio Palavecino durante la Guerra de Independencia 1811-1821

Yolanda Aris
Cronista Oficial del Municipio Palavecino

La  Guerra de independencia de Venezuela, fue un proceso lento que inició el 19 de abril de 1810, continuó el 5 de julio de 1811, hasta el 24 de junio de 1821. Se desarrolló en varias etapas, donde se obtenía el control del poder político y se perdía nuevamente. Cada una de estas etapas se denomina República. Simón Bolívar,  lograda la independencia en Venezuela, continuó con este proceso emancipador en otras regiones sur americanas hasta 1824,  consolidando la libertad de Nueva Granada, Ecuador, Bolivia y Perú


Después de conformada la Junta Suprema el 19 de abril de 1810, con la renuncia del Capitán General Vicente Emparan, máxima autoridad de la Corona en el territorio venezolano, el Marqués del Toro, (primo de la esposa de Bolívar, María Teresa Rodríguez del Toro) fue nombrado Comandante del Ejército de Occidente. Debido a que las Provincias de Coro y Maracaibo desconocían la legalidad de la Junta Suprema, realizó una expedición entre octubre y noviembre de ese año hacia Coro y Maracaibo, para que reconocieran  esa autoridad y apoyaran  las ideas republicanas. Llegó así a Cabudare y Barquisimeto, y entre los patriotas que se anexaron a su ejército, estuvieron Cristóbal Palavecino y José Gregorio Bastidas. El intento del Marqués fracasó, quedando esas provincias bajo el control colonial.

El 5 de julio de 1811 con la firma del Acta de Independencia se dio inicio a la Primera República. Se nombró un triunvirato formado por Cristóbal Mendoza, Juan Escalona y Baltazar Padrón para ejercer el Poder Ejecutivo y Francisco de Miranda fue nombrado General en Jefe del Ejército Patriota. Palavecino y Bastidas permanecieron en Cabudare desarrollando una  guerra de guerrillas contra las fuerzas monárquicas.

Para restaurar el orden, luego de la renuncia del Capitán General Juan Vicente Emparan el 19 de abril de 1810, llegó a Coro en 1812, el realista Domingo Monteverde e inició en marzo, la recuperación del territorio venezolano para la monarquía española.  Avanzó desde Coro, sometiendo a Siquisique, Bobare y Carora; y antes de llegar a Barquisimeto, ocurrió el terremoto del 26 de marzo de 1812, que destruyó las principales ciudades patriotas. Entró a Barquisimeto el 7 de abril sin resistencia, y ante la cantidad de muertos decidió instalarse en Cabudare ese  día, donde permaneció hasta mediados  de ese mes.

Monteverde emprendió una política de persecución, terror, expropiación de bienes y cárcel contra todos los que habían apoyado al Marqués del Toro, a la causa republicana e independentista y a las ideas patriotas en estos espacios geográficos.  Nombró Teniente Justicia Mayor, al Alférez Real Juan José Alvarado, quien era el dueño de la Capilla Santa Bárbara de Cabudare.

Dos cabudareños destacaron en esta gesta: Cristóbal Palavecino y José Gregorio Bastidas

El Ayuntamiento de la Provincia de Barquisimeto, en rebelión contra el dominio colonial y a favor de la República, había suscrito el 6 de mayo de 1810, su adhesión a la recién creada Junta Suprema de Caracas, subordinándose en lo político, militar y administrativo. En junio de 1810,  le había dado apoyo al Ejército Expedicionario del Marqués del Toro, defensor de las ideas libertarias y patrióticas, y muchos se habían incorporado a su ejército. Además, había declarado la Independencia el 18 de mayo de 1811, dos meses antes que Caracas; es decir, que había un clima y un  sentimiento  en algunos sectores de la población, de claro apoyo a las ideas de libertad e independencia.

Esa actuación fue castigada por Monteverde, quien, luego de varias acciones bélicas en la que los realistas triunfaron, logró la capitulación de Francisco de Miranda el 25 de julio de 1812 y asumió la Capitanía General, perdiéndose así la Primera República, razón que obligó a los líderes patriotas a exiliarse para evitar la persecución realista.

La recuperación de la independencia se logró, al instalarse la Segunda República mediante las campañas de Oriente y Occidente. En enero de 1813, Santiago Mariño, Manuel Piar, José Francisco Bermúdez, Juan Bautista Arismendi y Antonio José de Sucre, entre otros, iniciaron la Campaña de Oriente con miras a la recuperación de la República, luego de diversas batallas, lograron liberar el oriente del país de la dominación española. (Actuales estados Sucre, Nueva Esparta, Anzoátegui y Monagas).

COLOMBIA BOGOTA QUINTA DE BOLIVAR BATALLA DE BOYACA – 7/8/1819 – INDEPENDENCIA DE VENEZUELA Obra de ESPINOSA JOSE 1796/1883

Paralelamente, Simón Bolívar publicó en 1813 el Manifiesto de Cartagena, documento con el cual pretendía conseguir ayuda de Nueva Granada para organizar las fuerzas patriotas, reiniciar la guerra y restaurar la república.  Logrado el apoyo, emprendió desde Cúcuta en mayo de 1813, la Campaña de Occidente conocida como Admirable. Avanzó hacia Caracas, en cuyo trayecto se incorporan hombres a su lucha y se produjeron una serie de acciones armadas contra las fuerzas realistas, apoyadas por José Félix Ribas, Atanasio Girardot, Antonio Ricaurte y Rafael Urdaneta, que le permitieron a Bolívar ocupar Caracas y establecer,  ahora  la Segunda República,  el 6 de agosto de 1813.

LAS BATALLAS

En el paso de esta campaña por el estado Lara,  se produjo el 22 de julio de 1813, la Batalla de los Horcones donde los patriotas lograron el triunfo bajo el mando de José Félix Ribas, quien se enfrentó al coronel realista Francisco Oberto.  Ribas venía de El Tocuyo,  luego del triunfo obtenido en la Batalla de Niquitao en el estado Trujillo el 2 de julio, y se dirigía a Caracas con 500 hombres. Oberto trató de frenar su avance con 900 hombres y 10 piezas de artillería, pero perdió el encuentro y huyó hacia San Felipe, y José Félix Ribas entró triunfante a Barquisimeto. Mientras tanto, Bolívar en Trujillo había proclamado el Decreto de Guerra a Muerte, el 15 de junio.

Los enfrentamientos para recuperar la República se habían producido entre el 11 de enero y el 4 de agosto de 1813. Capituló el gobierno español  y entró Simón Bolívar a Caracas  y los patriotas lograron establecer la Segunda República el 6 de agosto.  Una vez instalada, sobrevino la lucha por parte de los realistas por recuperar sus dominios, y de parte de los patriotas por mantener la independencia.

En este proceso, se desarrollaron cuatro nuevos enfrentamientos en el actual territorio del estado Lara.  Siete semanas después de la Batalla de los Horcones, se produjo La Batalla de Cerritos Blancos el 13 de septiembre de 1813.  El Teniente Coronel patriota, Ramón García de Sena se enfrentó con 600 hombres al presbítero sarareño Andrés Torrellas y al Indio Juan de los Reyes Vargas, quienes venían de Coro a tomar Barquisimeto que estaba en manos patriotas. En dos horas Sena venció a los realistas que huyeron hacia el Tocuyo.

El 17 de octubre de 1813, un mes más tarde, se produjo en la Puerta de Bobare otra batalla. Las fuerzas realistas venían de Coro organizadas por José Ceballos (o Cevallos) y atacaron a los patriotas, logrando vencerlos, ocupando Barquisimeto. Allí murieron el Padre Pedro Planas, tío de Simón Planas,  y Aciclo Torres, hermano de Pedro León Torres.

Los republicanos vencidos huyeron hacia Yaritagua para reorganizarse, pero fueron perseguidos y atacados nuevamente por Ceballos, quien los venció, seis días más tarde, en la denominada Batalla de Yaritagua el día 23. Los patriotas se dispersaron hacia Valencia y los llanos, quedando Barquisimeto en manos de los realistas. Para la fecha los actuales estados Yaracuy y Lara formaban parte de la Provincia de Carabobo. En 1832 cuando se crea la Provincia de Barquisimeto, Yaracuy permanecerá integrada al actual estado Lara.

Quince días más tarde, entre el  8, 9 y 10 de noviembre de 1813,  Bolívar estuvo en el actual Municipio Palavecino, en su paso a Barquisimeto para liberarla del dominio realista, donde se enfrentó con José Ceballos y Francisco Oberto en  la entrada de esa ciudad, donde se desarrolló la Batalla de Tierritas Blancas el 10 de noviembre de 1813.

Cristóbal Palavecino y José Gregorio Bastidas se incorporaron a las filas del Libertador, con un ejército formado en Los Rastrojos, integrando el cuerpo de caballería que entró primero a Barquisimeto. Ante la derrota de los patriotas, el ejército realista persiguió al Libertador, y  Palavecino y Bastidas, conocedores de las veredas y caminos, facilitaron la huida de Bolívar por la cuesta del Río Turbio, salvándole la vida.

Cinco batallas se libraron en el actual Estado Lara en el año 1813, en el marco del proceso independentista. No se producirán, en este territorio, nuevas batallas durante el resto de la Guerra Independentista

Con la pérdida de la Segunda República en marzo de 1814, debido a los triunfos logrados por José Tomás Boves contra el Ejército patriota, ellos nuevamente deben huir del país. Sin embargo, en el oriente la lucha continuará, mientras, Bolívar escribió la Carta de Jamaica exponiendo la situación de Venezuela y buscando ayuda del exterior. Logró el apoyo del Presidente de Haití, Alexandre Petion, y con un grupo de patriotas desembarcó en Margarita el 3 de mayo de 1816.  El 1º de junio ocuparon Carúpano y luego de diversas batallas lograron ocupar y liberar la Provincia de Guayana; y con el apoyo de José Antonio Páez, controló los llanos y estableció la Tercera República en abril de 1817.

En abril de 1819, Bolívar emprendió la Campaña de Nueva Granada y con la Batalla de Boyacá (7 agosto 1819) la liberó. Dictó la Ley Fundamental de la Gran Colombia y el 30 de agosto de 1821, se aprobó la Constitución de Colombia. Regresó a Venezuela y con la Batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1821, selló la independencia de Venezuela.

Bolívar nuevamente visitó Cabudare el 14 de agosto de 1821, a menos de dos meses de  celebrada la Batalla de Carabobo. En esta oportunidad, Bolívar salió de Caracas para emprender la lucha por la liberación del resto de América del Sur del dominio español.

Desde el Tocuyo lo habían invitado para homenajearlo, por haber logrado  la independencia a Venezuela. El 1º de agosto salió de Caracas, pasó por Valencia, Tinaquillo, Tinaco, San Carlos, Caramacate, El Altar, Gamelotal, Cujicito, La Morita, Los Rastrojos, y llegó a Cabudare el 14 de agosto, y permaneció varios días en Barquisimeto. Prosiguió su viaje a Quíbor y llegó a El Tocuyo. De allí, emprendió la Campaña del Sur dirigida por Antonio José de Sucre, quien con el triunfo de las Batallas de Pichincha, liberó Ecuador (24 de mayo de 1822) y en 1824 con las Batallas de Junín (6 de agosto) y de Ayacucho (9 de diciembre)  liberó el Perú.

Es evidente que, los diez años de la lucha libertaria, no significaron un campo de batalla permanente en todo el país, pero inevitablemente sus efectos económicos, políticos y sociales crearon una grave crisis que afectó la vida de la población durante su desarrollo y sus consecuencias se proyectaron a futuro. En la jurisdicción del actual Municipio Palavecino no se produjeron batallas durante el proceso independentista. Cabudare y el Municipio Palavecino tienen el honor de haber recibido al Libertador en dos oportunidades.


Fuentes Consultadas
Cañizales Verde, Francisco. Páginas de Historia Larense. Instituto de Crédito Agrícola y Pecuario. Barquisimeto,  1987. 127 p
Iribarren Celis, Lino. La Guerra de Independencia en el Estado Lara. Colección de autores larenses. Ediciones del Gobierno del Estado Lara. Fundacultura. Barquisimeto, 1994. 210 p

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *