El servicio de correo en el municipio Palavecino

Yolanda Aris
Cronista Oficial del Municipio Palavecino

El traslado de información o documentación escrita, de un lugar a otro, es una actividad tan antigua como el hombre. Es de recordar, la Batalla de Maratón, en Grecia, donde el mensajero que trae la noticia del triunfo, muere por el esfuerzo realizado. En la América precolonial, los aztecas y los Incas tenían sistemas de correos. En el caso de estos últimos se conocen los Chasquis, que trasladaban a pie, con sistema de relevos, las informaciones de un sitio a otro del Imperio Inca


Mucho más tarde, el correo era traslada­do por ami­gos, veci­nos o misioneros,  pero luego, el Esta­do asum­ió el monop­o­lio del ser­vi­cio, por el cual recibirá ingre­sos. Se crearon las Estafe­tas de Correo (casas donde lle­ga el correo) y las Postas a pie o a cabal­lo, (lugares de des­can­so y de rele­vo). Pre­tendemos hac­er un pequeño esbo­zo de lo que fue este ser­vi­cio públi­co en el Munici­pio Palave­ci­no, que hoy prác­ti­ca­mente ha desa­pare­ci­do, pro­duc­to de las nuevas tec­nologías, los nuevos sis­temas de infor­ma­ción y comu­ni­cación y las redes sociales por internet.

El sistema de correos en Venezuela:

Durante el perío­do colo­nial, España orga­nizó el ser­vi­cio postal con sus colo­nias y creó el car­go de Correo May­or de Indias, con la Cédu­la Real del 14 de mayo de 1514,  y el  27 de octubre de 1525, el Rey Car­los I de España y V de Ale­ma­nia, estable­ció el correo entre Améri­ca y España. En 1728, la Com­pañía Guipuz­coana hizo más reg­u­lar el ser­vi­cio de correo. En 1765 se creó la Estafe­ta de Corre­os entre Cara­cas y Puer­to Cabel­lo. El 6 de octubre de 1795, el Gob­er­nador y Capitán Gen­er­al de la Provin­cia de Venezuela, Pedro Car­bonell, ini­ció la orga­ni­zación postal en Venezuela. 

Durante la Inde­pen­den­cia el ser­vi­cio de corre­os era bas­tante irreg­u­lar y fun­ciona­ba inde­pen­di­ente de los órganos ofi­ciales. Existía el correo par­tic­u­lar real­iza­do por ami­gos y cono­ci­dos, y el de carác­ter ofi­cial que llev­a­ba los informes de guer­ra. Durante la Gran Colom­bia se retomó al sis­tema de Postas a pie y el marí­ti­mo.

En el siglo XIX, se dio ini­cio a la orga­ni­zación de este ser­vi­cio con la Ley del 14 de octubre de 1830, que estable­ció que: “Habrá en la Cap­i­tal de Esta­do una Admin­is­tración Gen­er­al de Corre­os, en cada cap­i­tal de Provin­cia una prin­ci­pal depen­di­ente de aque­l­la y  en cada lugar que se crea con­ve­niente, una sub­al­ter­na depen­di­ente de ésta.” Para 1833, fun­ciona­ba en Cara­cas la Ofic­i­na de Admin­is­tración Gen­er­al, y había en el país, 7 ofic­i­nas prin­ci­pales y 26 sub­al­ter­nas; en 1874 se elevó a 19 prin­ci­pales y 80 sub­al­ter­nas; y para finales de siglo; había aumen­ta­do a 25 ofic­i­nas prin­ci­pales y 189 subalternas.

En 1946, habían en el esta­do Lara, 43 ofic­i­nas de corre­os, y para 1952 habían aumen­ta­do a 54

El Pres­i­dente y Gen­er­al, José Anto­nio Páez, pro­mul­gó el 13 de mayo de 1834, la primera Ley de Porte de Corre­os que  fija­ba la tar­i­fa para la cor­re­spon­den­cia,  toman­do en cuen­ta el peso y la dis­tan­cia del des­ti­natario, y deja­ba exen­tos de pago las gac­etas y per­iódi­cos. El 31 de mar­zo de 1841, se decretó la Ley Orgáni­ca y Ley de Rég­i­men de Ofic­i­nas de Corre­os, y se creó el car­go de Admin­istrador  Gen­er­al y de Inter­ven­tor.  En 1858, el Gen­er­al Julián Cas­tro  da ini­cio al uso de estampil­las de corre­os por primera vez. 

El 19 de octubre de 1874, se fundó la Unión Postal Uni­ver­sal (UPU)  y se establece como el día mundi­al del correo.  En 1891 y 1989, el ser­vi­cio de corre­os adquir­ió el ran­go de Min­is­te­rio de Corre­os y Telé­grafos, y des­de el 3 de octubre de 1890, se comien­zan a usar los aparta­dos de corre­os. A par­tir de 1883, el fer­ro­car­ril Cara­cas-La Guaira, y el fer­ro­car­ril Venezuela (Cara­cas-Valen­cia) facil­i­taron el trans­porte de cor­re­spon­den­cia, así como tam­bién lo hará, el fer­ro­car­ril Bolí­var hacia Aroa y Barquisimeto.

El sistema de correos en el Estado Lara:

El 2 de diciem­bre de 1858, la Diputación Provin­cial de Bar­quisime­to estable­ció en toda la provin­cia el sis­tema postal. El his­to­ri­ador Telas­co Mac.Pherson señala en su Dic­cionario del Esta­do Lara, que en 1883 existían ofic­i­nas de corre­os en Bar­quisime­to, Caro­ra, Cabu­dare, Quí­bor, Siquisique, San Felipe, Tocuyo, Urachiche y Yaritagua. (p. 167)

El Gen­er­al Jac­in­to Fabri­cio Lara ocupó en 1895, el car­go de Min­istro de Fomen­to, encar­ga­do de orga­ni­zar el Ser­vi­cio Inter­na­cional de Bul­tos Postales, con­jun­ta­mente con el Min­is­te­rio de Hacien­da. Entre 1922 y 1929,  el bar­quisimetano Dr. Anto­nio Álamo fue Min­istro de Fomen­to y trans­for­mó las ofic­i­nas que fun­ciona­ban ad-hon­oren fiján­doles un suel­do a los emplea­d­os, y creó la Admin­is­tración Prin­ci­pal de Corre­os en Cara­cas. En 1931, al ser­vi­cio de correo ter­restre y marí­ti­mo, se le agre­ga el aéreo.

  En 1946, habían en el esta­do Lara, 43 ofic­i­nas de corre­os, y para 1952 habían aumen­ta­do a 54, ubi­cadas en:

“Agua Sal­a­da, Agua­da Grande, Anzoátegui, Aregue, Are­nales, Aricagua, Atarigua, Bar­ba­coas, Baragua, Barari­da, Bar­quisime­to, Bar­rio Nue­vo, Bar­rio Obrero, Bar­rio Unión, Bobare, Bue­na Vista, Caro­ra, Cabu­dare, Cubiro, Curarigua, Dua­ca, El Blan­co, El Cují, El Eneal, El Empe­dra­do, El Oasis, El Tocuyo, Guari­co, Humo­caro Alto, Humo­caro Bajo, Jabón, Lagune­tas, Las Casitas, La Con­cep­ción, La Miel, La Pas­to­ra, Licua, Los Ras­tro­jos, Los Yabos, Matatere, Muñoz, Para­para, Que­bra­da Arri­ba, Quí­bor, Río Claro, Río Tocuyo, Sanare, Sarare, San Miguel, San Fran­cis­co, San Pedro, San­ta Rosa, Siquisique y Vil­lanue­va.” (Velez-Salas. p. 35) (Negri­tas Nuestras)

    En 1952, el Coro­nel Oscar Mazzei, Min­istro de Comu­ni­ca­ciones, ini­ció la trans­for­ma­ción de la Ofic­i­na de Corre­os en una insti­tu­ción mod­er­na, cre­an­do sucur­sales en  todo el país, y mod­er­nos edi­fi­cios para sus ofic­i­nas. En el caso de Bar­quisime­to, con moti­vo del cua­tri­cen­te­nario de su fun­dación his­pana, la dic­tadu­ra del Gen­er­al Mar­cos Pérez Jiménez con­struyó el Edi­fi­cio Nacional donde se insta­laron las ofic­i­nas de correos.

El sistema de correos en el Municipio Palavecino:

El actu­al Munici­pio Simón Planas perteneció al Munici­pio Palave­ci­no has­ta 1990, cuan­do se sep­a­raron, por lo que, se hará ref­er­en­cia tam­bién, a las pobla­ciones del munici­pio Simón Planas que con­taron con ser­vi­cio de correo. Telas­co Mac.Pherson, men­ciona que en 1883, Cabu­dare tenía ser­vi­cio de corre­os; y Fran­cis­co Vélez-Salas en su obra El Correo en el Esta­do Lara, infor­ma sobre este ser­vi­cio públi­co en el munici­pio Palave­ci­no en el año 1952, desta­can­do  la exis­ten­cia de 4 ofic­i­nas, que presta­ban un despa­cho diario de correos.

Ese año, Cabu­dare, tenía 2.731 habi­tantes, y como jefe de la ofic­i­na sub­al­ter­na de corre­os esta­ba Isabel Hernán­dez de Ponte, con un suel­do anu­al de 2.448 bs.  En Los Ras­tro­jos, con una población de 2.739 habi­tantes, Tri­na de Aguilar  dirigía  la Ofic­i­na de Corre­os con un suel­do anu­al de 2.016 bs.  Sarare, con una población de 1.380 habi­tantes, tenía una ofic­i­na de corre­os, dirigi­da por  Luisa de Roa, con  suel­do de 2.016 bs anuales, y tenía además, un cartero  que gan­a­ba 1.680 bs anuales. En la población de La Miel,  Amalia Sánchez de Juárez dirigía la ofic­i­na de corre­os con un suel­do anu­al de 2.016 bs.

En 1977 se crea el Insti­tu­to Postal y Telegrá­fi­co (IPOSTEL), que a par­tir del año 2007, pasó a depen­der del Min­is­te­rio del Poder Pop­u­lar para las tele­co­mu­ni­ca­ciones y la Infor­máti­ca y en el 2014 es adscrito al Min­is­te­rio de Edu­cación Uni­ver­si­taria y Tec­nología. En 1993, la Ofic­i­na de Ipos­tel en Cabu­dare, esta­ba ubi­ca­da en  la calle Juan de Dios Ponte con Av. Domin­go Méndez.

En 1994 se pro­du­jo la creación del sis­tema de correo elec­tróni­co gra­tu­ito por inter­net Yahoo, en 1996 Hot­mail y luego en 2004 gmail.  Más tarde, ini­ció  la apli­cación del ser­vi­cio de men­sajería en los telé­fonos móviles (SMS- Short Mes­sage Ser­vice), y la incur­sión de las redes sociales en inter­net, entre las más uti­lizadas: Face­book, (2004), Twit­ter (2006), What­sApps (was­ap) para telé­fonos inteligentes (2009) e Insta­gram (2010); las cuales per­miten estable­cer comu­ni­cación  entre  cír­cu­los de  ami­gos,  enviar y recibir men­sajes, fotografías, videos, instan­tánea­mente por internet. 

Esta tec­nología, se con­vir­tió en un medio que con­tribuyó a difundir entre sus usuar­ios, infor­ma­ciones y noti­cias de man­era  inmedi­a­ta  a niv­el mundi­al,  hacien­do obso­le­to y susti­tuyen­do, el lento sis­tema de correo en for­ma físi­ca. Las redes sociales sus­ten­tadas por inter­net, a través de la tele­fonía móvil, son el sis­tema de comu­ni­cación, más uti­liza­do a niv­el mundi­al en la actualidad.


Fuentes con­sul­tadas 
Bib­li­ográ­fi­cas
Mac.Pherson, Telas­co. Dic­cionario del Esta­do Lara. Históri­co, Geográ­fi­co, Estadís­ti­co y Biográ­fi­co. 3era edi­ción. Bib­liote­ca de Autores Larens­es. Edi­ciones de la Pres­i­den­cia de la Repúbli­ca. Cara­cas, 1981. 558 p 
Velez-Salas, F. El Correo en el Esta­do Lara. Min­is­te­rio de Comu­ni­ca­ciones. Cara­cas, 1952. 116 p

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *