ES SOLO UN HASTA LUEGO HECTOR NICOLAS ALZAUL PLANCHART

Tío Nicola, por siempre y para siempre

ES SOLO UN HASTA LUEGO TÍO NICOLA
TE MARCHASTE AL ENCUENTRO DE TU HERMANO, amigo, confidente Luis
Eduardo D’ Bruzos. Te fuiste a tu juego habitual de dominó con Pancho. Te recibe
la abuela Olga Padua, tu suegra que amaste y admiraste, no solo con tus
palabras, sino con tus generosas acciones.
La eternidad ganó a tres
seres invaluables, en el buen sentido machadiano de la expresión, y nosotros
nos quedamos más solos con el recuerdo de tu sonrisa y tu alegría.
Tío Nicola, papi y
abuela te reciben con inmensa alegría, aunque el destino quiso que fuera más
temprano, y ese destino nos deja el milagro en la Tierra de haberte querido y
admirado como a nadie por ese tacto social que siempre demostraste desde tus
días castrenses hasta la senda en las lides de la política.
Tío Nicola, con este
dolor agobiante y esta tristeza desgarradora, sepa usted que nos legó momentos
de infinita felicidad, desde semanas enteras en El Palenque, en Los Manglares,
en donde interpretábamos obras de teatro para la gracia de todos, y la
elaboración de las hallacas en familia aquellas navidades imborrables que
deseábamos volvieran.
Sepa usted tío, que
jamás se borrará de nuestro recuerdo el entusiasmo que derrochabas al saludar
el alba pese a los contratiempos.
Nuestra gratitud a Dios
y a la Divina Pastora al permitir que te unieras a nuestra familia. Gracias a
tía Merly por dedicarte tanto amor que como resultado llegó Nikol, Jennifer,
Jessika y Jelitze, sin dejar de mencionar a Nicole, angelita que también nos
regalaste.
Tío Nicola, tu solo
nombre es ejemplo de virtud y valentía, y te ofrecemos nuevamente nuestro
agradecimiento porque nos ayudaste a ver más allá del horizonte.
Tan pronto despunte el
Sol, te recibirán con alegría y esperanza la abuela Olga y tu inseparable amigo Pancho.
Descansa en la casa del
Padre y desde su Reino sonríe para nosotros. Cuídanos tío, y prométenos que
siempre estarás presente.
Un fuerte abrazo que no
es más que un hasta siempre Hector Nicolás Alzaúl Planchart…
Su sobrino que tanto lo
admira,

Luis Alberto Perozo
Padua

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *