Guillermo Luna, un líder carismático

Jorge Ramos Guerra
Historiador y escritor
ardive@gmail.com

Valor y pá lante, que el triunfo es de los que nunca se rinden” fue una recomendación de un campesino al doctor Guillermo Luna, en una de sus distintas visitas a los más remotos caseríos del estado Lara, en su condición de secretario general de Acción Democrática en Lara, y a partir de entonces, se le reconocería como líder, dentro y fuera de la organización.

Nacido en El Tocuyo, de padre adinerado y madre muy humilde, se formaría para abogado, complementado con la bibliotecología, es decir especializado en el manejo científico de bibliotecas, que le permitiría una formación cultura, enriquecida con la Ciencia del Derecho que ejercería públicamente como Fiscal del Ministerio Público y como abogado litigante en la rama del derecho penal.

 

 

 


Guillermo Luna fue gobernador de Lara
en el periodo 1985-1987

 

 

 

 

 

 

 

 

En ambas fue reconocido por lo estudioso y honesto, a la hora de las acusaciones o defensas, muchas de las cuales no cobró sus correspondientes honorarios profesionales, porque su humildad, en atención de los más desprotegidos y su atención a las comunidades, bien como diputados al extinto Congreso de la República y gobernador del estado.

Cuando el bachiller Guillermo Luna se sumó a los jóvenes del Liceo Lisandro Alvarado de Barquisimeto a celebrar la caída de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y después irse a la Universidad Central de Venezuela a estudiar derecho, ni pensó en el protagonismo político que ocuparía en Lara después de las tres divisiones de Acción Democrática, donde militaba, sumándose al liderazgo histórico de Eligio Anzola Anzola, Dori Parra de Orellana, Teodoro Meléndez Penzo y Miguel Romero Antoni.

No fue fácil para Luna, la Secretaría General del partido que consolidaría como gobernador en el periodo 1985-1987, durante la presidencia del doctor Jaime Lusinchi. Cómo secretario general se esforzó por un contacto directo con la militancia y desde la guerra fomentaría los llamados “Gabinetes de Barrios” es decir, los directores del despacho, para conocer las necesidades de las comunidades en todo el estado.

Fue una oportunidad ejecutar el presupuesto estadal de acuerdo con prioridades y en común acuerdo con el partido. Al respecto señalo:

«Mi relación siempre ha estado fundamentada en la base adeca…Nuestro mensaje siempre fue afirmativo, queríamos que las bases partidistas asumieran responsabilidades directas en la condición partidista… Se trataba de un sentimiento adeco que Luna entendió, pero la lucha política interna dijo otra cosa hasta su retiro y muerte, que hoy le reconoce su vocación de servicio público».

Para Luna «Si algo deseo para la memoria de mi gestión no es otra cosa que la de haber sido un gobernador amigo del pueblo, solidario en sus problemas, intérprete de sus aspiraciones…», le declaró al periodista Pacifico Sánchez del Diario EL IMPULSO, dejando una frase para la posteridad: “Quiero ser recordado como amigo del pueblo”.

Doña Dori Parra, Guillermo Luna, David Morales Bello, detrás a Eugenio Rodríguez, Leo de Rodríguez y en medio Jaime Lusinchi

“No tengo tiempo para el odio y la revancha” aseguró en una rueda de prensa, “porque soy uno de los tantos venezolanos que sienten angustia por el destino de los pobres y tratan de calmarla peleando contra las dificultades”.

Guillermo Luna fallecerá el 8 de noviembre de 2003; y el historiador Francisco Cañizales Verde le recordaría en artículo suyo… “El negro Luna” «Destacaba en aquella muchachada del Liceo “Lisandro Alvarado” por el ímpetu de sus ideales, sus restallantes resoluciones y una ya despierta inclinación de guiar y conducir» (El Impulso 14.11.2003)

Y a la Historia voy, Victoriosa o vencida.

Valor y pa`lante, que el triunfo es de los que nunca se rinden

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista y escritor
luisalbertoperozopadua@gmail.com

Era su grito de lucha: !Valor y pa`lante, que el triunfo es de los que nunca se rinden!

Considerado un líder social como pocos. Su enigmática figura se recuerda en cada rincón del estado Lara. Pero su semblanza apenas está por reconstruirse, pese a haber sido una figura pública y de relevancia en los destinos políticos del estado que lo vio nacer.

Nació y vivió en la Cuesta Lara de Barquisimeto, quizá es el penúltimo gobernador larense precedido por el Dr. Jorge Ramos Guerra.

Luna fue un profesional de las leyes y presidente del Colegio de Abogados en Lara; igualmente presidió el parlamento larense. También fue diputado al Congreso Nacional. Como Secretario General de Acción Democrática y gobernador del estado Lara, se le recuerda con veneración.

En la gráfica colección del tocuyano Gustavo Rafael Guzmán Medina, se aprecia de izquierda a derecha Concepción Gil, Francisco Torres (QEPD); Alis Chávez, Arnaldo Colmenarez Paris, Oscar Colmenárez, Edwin Díaz Sánchez, Guillermo Luna, Emiro Crespo, Raúl Colmenárez exalcalde de Iribarren; Nelson, (QEPD) y Víctor Torres Parra

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.