El Correo de la Trinidad Española fue el primer periódico venezolano

 

Juan José Peralta
Periodista


A Andrés Cañizález dedico

Durante muchos años hemos repetido la historia de que el primer periódico en circular por en Venezuela fue la Gazeta de Caracas, desde aquel lunes 24 de octubre de 1808. Tiempo atrás releí “La imprenta y el periodismo en Venezuela”  del destacado polígrafo de nuestra lengua, don Agustín Millares Carlo, para repetir esa historia a mis alumnos de la Universidad Yacambú, de Cabudare.

Uno de los domingos de radio del año pasado, al twitter de mi programa Crepusculario, por Fama 98.1 FM de Barquisimeto (fuera del aire por fuerza mayor) escribió el oyente Juan Guerrero para corregir con gran prudencia mi información. Se lo agradezco y me puso a comprobar su advertencia.

En efecto, el jueves 13 de agosto de 1789 circuló en Puerto España, capital de la provincia de Trinidad, El Correo de la Trinidad Española, cuando esta isla todavía era territorio de la Capitanía General de Venezuela.

Entonces recordé al bibliógrafo e historiador Pedro Grases, en una conferencia en la Casa de Bello en Caracas, quien habló de este periódico pero desestimó su importancia al considerarlo de irrelevancia por la poca influencia en la capital y los cinco escasos meses de circulación. Pero la historia es correcta y la llamada de Guerrero me hizo adentrarme más en búsqueda de la información.

Don Andrés Bello

El hallazgo de ejemplares de este periódico en el Archivo General de Indias, en Sevilla, España, lo hizo en 1976 el historiador zuliano Ildefonso Leal, entonces individuo de número de la Academia Nacional de la Historia, quien lo publicó en su libro “El primer periódico de Venezuela y el panorama cultural en el siglo XVIII”.

Desde 1498 cuando Colón avistó por primera vez estas costas y encontró a esta “Tierra de Gracia, Trinidad formó parte del territorio de Venezuela. “Por muchos años la isla no mereció la debida atención de España y las circunstancias la obligaron a depender económicamente de Cumaná, políticamente de Bogotá, judicialmente de la Audiencia de Santo Domingo y desde el punto de vista eclesiástico del obispado de Puerto Rico”, explicó el académico. La corrección la transmití con mis disculpas y explicaciones a los estudiantes.

Primer periódico clausurado

Para Leal, quien se extrañó no se haya corregido en nuestra historiografía, existen varios detalles relevantes en El Correo de la Trinidad Española: fue el primero de Venezuela, el primero en ser clausurado por sus ideas políticas y John F. Willox el primer periodista expulsado del territorio nacional.

De cuatro páginas y circulación quincenal, escrito en español y francés, El Correo de la Trinidad Española fue fundado por el colono irlandés John F. Wilcox, primer redactor, quien cometió “el error” de publicar información de los sucesos políticos que sacudían a Francia en su revolución. Esto disgustó sobremanera al entonces gobernador de Caracas Juan de Guillelmi quien lo acusó a la Corte de Madrid como “papeles sediciosos que atentan contra la seguridad del reino” y pidió al gobernador de Trinidad, José María Chacón ejercer acciones.

Gazeta de Caracas

Siempre repetimos y pido a todos enmendar la información: el primer periódico en circular en la Capitanía General de Venezuela no fue la Gazeta de Caracas, aunque fue el primero de la capital desde aquel lunes 24 de octubre de 1808, hace 210 años, fecha de celebración del cada vez más menguado gremio de los trabajadores gráficos.

Por insistencia de los ingleses Venezuela se encaminó a permitir el primer periódico de estos lados y fueron Mateo Gallagher y James Lamb, dos ingleses, quienes compraron en 1808 en la isla de Trinidad la primera imprenta permitida en Caracas y la instalaron en la calle Catedral, esquina de la Torre, con el debido permiso del capitán general. Fue la misma imprenta que el generalísimo Francisco de Miranda trajo a bordo del Leander en 1806 en la cual se imprimió la primera proclama libertaria del Precursor, lanzada en Coro en agosto del mismo año.

En su editorial “Apertura de la Imprenta” los editores celebraban que por fin en esta capitanía terminaban tres siglos de oscurantismo sin acceso a la información tipográfica. En la Gazeta de Caracas muy temprano ingresó a trabajar Andrés Bello, cuando tenía 27 años, en virtud de sus cualidades culturales, a quien se le considera el primer periodista venezolano.

Correo del Orinoco

Correo del Orinoco, cuyo primer número salió el 27 de junio de 1818

Convencido de la necesidad de contar con un periódico para difundir las noticias, proclamas y partes de guerra de la nación en construcción, Simón Bolívar escribió a Fernando Peñalver, quien en septiembre de 1817 se encontraba en Trinidad con ese propósito. “Mándeme usted de un modo u otro una imprenta que es tan útil como los pertrechos”. En octubre la imprenta ya estaba en Angostura y el 27 de junio de 1818, el año siguiente, hace 200 años, circuló el Correo del Orinoco, hasta el 23 de marzo de 1822. “Somos libres, escribimos en un país libre y no nos proponemos engañar al público”, fue su lema. Se editaron 133 números: 128 numerados y 5 extraordinarios, correspondiendo los últimos a las importantes acciones militares de Boyacá y Carabobo.

En carta a José Antonio Páez el 4 de agosto de 1826, Bolívar contó haber visto en el Correo del Orinoco “su utilidad como artillería de pensamiento, educador de masas de hoy y mañana, portavoz de la creación de un nuevo orden económico y de la información internacional desde el punto de vista de nuestros intereses, fiscal de la moral pública y freno de las pasiones, vigilante contra todo exceso y omisión culpable, catecismo moral y de virtudes cívicas, tribunal espontáneo y órgano de los pensamientos ajenos”.

Durante años los periodistas celebraron su día el 24 de octubre por la Gazeta de Caracas, pero en 1964 el diputado Guillermo García Ponce –preso  en el cuartel San Carlos de Caracas acusado de rebelión militar– propuso celebrarlo el mismo día en que salió por primera vez el primer periódico patriota y desde entonces lo celebramos los 27 de junio.

El gobierno obvió una celebración esplendorosa del periódico bolivariano, como correspondía, porque quizás sería magnificar la existencia de la prensa libre. Por el contrario, en los cinco años, según cifras del Instituto Prensa y Sociedad de Venezuela (IPYS Venezuela) más de 60 periódicos de distintos estados del país han suspendido temporal o permanentemente su circulación, sus ventanas de libertad y algunos a duras penas sobreviven online como El Impulso, centenario diario barquisimetano Decano de la Prensa Nacional. 

COMENTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *