La Blanquita: la antigua Casa de AD en Cabudare

 

Luis Alberto Perozo Padua

Periodista


En el ayer quedaron los días gloriosos de los mítines del partido Acción Democrática en La Blanquita, una antigua casona ubicada en la avenida Libertador, lindera a la plaza Aquilino Juares de Cabudare

Para muchos cabu­dareños, ese espa­cio que hoy es un edi­fi­cio com­er­cial asiáti­co, evo­ca los días de encen­di­dos dis­cur­sos de diri­gentes como el pro­pio Car­los Andrés Pérez, quien vis­itó el con­cur­ri­do inmue­ble en su cam­paña pres­i­den­cial del año 88.

El edi­fi­cio fue con­stru­i­do por el pres­bítero Félix Fal­cón y un caballero de apel­li­do Mon­tes­deo­ca, cuyo nom­bre ileg­i­ble aparece ven­di­en­do la propiedad al pulpero may­orista de Cabu­dare: don Augus­to Casamay­or en la déca­da de los años 40.

Restaurante y estación de combustible 

La Blan­qui­ta, como se le cono­cerá años pos­te­ri­ores, pasará a manos de don Juan Hernán­dez Canario, según la tradi­ción apun­ta­da por el cro­nista Julio Álvarez, quien instaló el primer restau­rante con pista de baile en Cabu­dare. 

Igual­mente, a la par del ambi­ente famil­iar, en 1952, se estable­ció la Bom­ba Venezuela, ter­cera estación de gasoli­na del pueblo, “ya que la segun­da bom­ba la instaló José Duilio González en un ter­reno que le arrendó el Con­ce­jo Munic­i­pal en 1946”, ano­ta Álvarez. 

El pre­dio en cuestión es el hoy Cen­tro Com­er­cial La Can­de­lar­ia, en donde en otros tiem­pos se desar­rol­la­ba el car­rusel y se monta­ban los pocos cir­cos que lle­ga­ban a Cabudare. 

En el solar de La Blan­qui­ta, a casa llena se cele­bró en 1953, el Primer Campe­ona­to de Bolas Criol­las, even­to ameniza­do por Ansel­mo (El Loco) Giménez.

El glorioso Liceo Jacinto Lara

Pero La Blan­qui­ta, por ser una espa­ciosa y cómo­da casona, de amplias habita­ciones, ser­vi­cios y salones, en 1965, se decide fun­dar allí la Escuela de Espe­cial­i­dades, que más tarde se le reba­u­ti­zará con el nom­bre de la heroí­na Luisa Cáceres de Arismendi. 

Y para 1966, ini­cia­rá en este edi­fi­cio, las activi­dades del primer liceo públi­co del Dis­tri­to Palave­ci­no, con el nom­bre de: Liceo Gen­er­al Juan Jac­in­to Lara, inau­gurán­dose con dos sec­ciones: primero y segun­do año, crea­do por Decre­to del Ejec­u­ti­vo Region­al rubri­ca­do por Miguel Romero Antoni, en su carác­ter de gob­er­nador del esta­do Lara. 

En la déca­da de 1970, esta casona fue reba­u­ti­za­da como La Blan­qui­ta para con­ver­tirse en la Casa Dis­tri­tal de AD por más de 15 años. 

Como dato rev­e­lador encon­tramos que José Car­rera acom­paña­do de A. Sequera, Jesús Chuí­to Escalona y Pablo Gon­za­lez, fueron los fun­dador de Acción Democráti­ca en Cabu­dare, par­tido que antes de La Blan­qui­ta tuvo varias sedes.

Foto: Archi­vo del Diario EL IMPULSO 1985

Fuente: Julio Álvarez Casamay­or. Cróni­cas en torno a lo humano y divi­no del Cabu­dare de ayer. Con­ce­jo Munic­i­pal de Palave­ci­no. Edi­to­ra Boscán. Bar­quisime­to 1994

Entre­vista a Naudy Salguero, ex con­ce­jal del munici­pio Palave­ci­no, datos pro­por­ciona­dos vía telefónica

Archi­vo Históri­co Munic­i­pal de Palavecino

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *