Tranvía de Caballitos de Barquisimeto

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista y cronista
luisalbertoperozopadua@gmail.com
IG/TW @LuisPerozoPadua

La estructura urbana de Barquisimeto cambió radicalmente luego de la aparición del Ferrocarril Bolívar. Esto supuso progreso para la ciudad y otras obras complementarias


Por ini­cia­ti­va del gen­er­al Aquili­no Juares, gob­er­nador del esta­do Lara, se con­struyó un tran­vía en Bar­quisime­to. La calle del Com­er­cio fue sur­ca­da con rieles sobre los cuales se desplaz­a­ba un vagón tira­do por bes­tias. Obra pues­ta en fun­cionamien­to en sep­tiem­bre de 1897.

El tran­vía de cabal­li­tos ‑como era cono­ci­do- partía des­de la plaza Bolí­var (Hoy Plaza Lara) con un ramal prin­ci­pal por la calle Cat­e­dral [calle 23] subi­en­do luego por la calle del Com­er­cio (av 20), cruz­a­ba la aveni­da 5 de Julio (calle 30) has­ta la estación del fer­ro­car­ril situ­a­da en la actu­al Coman­da­cia Gen­er­al de la Policía de Lara, “epi­cen­tro de las activi­dades com­er­ciales, artís­ti­cas, cul­tur­ales y deportivas”.
El gran esplen­dor del tran­vía obligó al Gob­ier­no con­tratar otro ramal des­de la esquina de Vil­lo­ria [calle 23 con av 20] hacia la igle­sia Alt­a­gra­cia, y otro adi­cional hacia el oeste con des­ti­no a las casas com­er­ciales. 
La respon­s­abil­i­dad de la con­struc­ción de las líneas del tran­vía recayeron sobre Andrés Pala­cios Hernán­dez y el primer ger­ente de este medio de trans­porte fue el español Celesti­no Fraile García. 
En El Cojo Ilustra­do, Nº 139, del 1º de octubre de 1897 fue pub­li­ca­do “Puede vana­glo­ri­arse el Esta­do Lara del desar­rol­lo pro­gre­si­vo que en estos últi­mos años ha alcan­za­do, debido a la fra­ter­nal aso­ciación que la ini­cia­ti­va par­tic­u­lar y la del poder han estable­ci­do para hac­er más fecun­dos sus esfuer­zos. El Tran­vía de Bar­quisime­to es una nue­va obra de util­i­dad públi­ca que aca­ba de inau­gu­rarse en el Esta­do. La línea ha sido con­stru­i­da bajo la com­pe­tente direc­ción del inge­niero doc­tor Andrés Pala­cios Henán­dez, y los mate­ri­ales fueron escogi­dos por la Empre­sa en la acred­i­ta­da casa de los señores Oren­stei & Kop­pel, de Berlín”. [Pág 766]
El pasaje en el tran­vía costa­ba medio real, pero años más tarde, con el auge del automóvil y la pop­u­lar­i­dad de la bici­cle­ta, el tran­vía fue con­de­na­do a desa­pare­cer y dejó de fun­cionar en 1925. 
El Tran­vía de Bar­quisime­to, cono­ci­do como Tran­vía de Cabal­li­to, fue una ini­cia­ti­va del pres­i­dente del esta­do Lara, gen­er­al Aquili­no Juares
Doc­u­men­to de solic­i­tud 
Proyec­to de con­struc­ción de varias líneas de tran­vía; dirigi­das al Sr. Riera Aguina­galde, Gob­er­nador del esta­do Con papel con escu­do impre­so del esta­do Lara
Sel­lo sex­to. Año de 1890.
Que par­tien­do de una estación cen­tral; pón­gase en fácil y ráp­i­da comu­ni­cación var­ios pun­tos dis­tantes de la población.  El con­tra­to y pide a esa ilus­tre cor­po­ración su otorgamiento 
Bar­quisime­to 10 de octubre de 1890
Fir­ma: Rafael María Lugo con estampil­la de época. 
Fir­ma­da como recibi­da el 29 de octubre de 1890 por Lisan­dro González Basti­das.
El 30 de octubre de 1890, fir­ma­da y envi­a­da a la Comisión de Fomen­to bajo los con­ce­jales Yanez Y Dominguez. 
Existe otro man­u­scrito que refiere el dere­cho exclu­si­vo “de estable­cer el tran­vía que par­tien­do de la estación cen­tral; lleguen a estación del fer­ro­car­ril, a la igle­sia de la par­ro­quia con­cep­ción, al mer­ca­do de la ciu­dad y a la esquina de la casa de com­er­cio del ciu­dadano Fran­cis­co Perdigón.

Tran­vía de Cabal­li­tos frente a la plaza Bolí­var. Colec­ción Rieles de Venezuela en Twit­ter @RielesVenezuela. La postal en su rever­so dice: «La mod­er­na línea de tran­vía de Bar­quisime­to con sus mod­er­nos pasajeros amer­i­canos. Los cabal­los murieron unos días después de que se tomó la foto y, por supuesto, los misioneros protes­tantes tienen la cul­pa. El con­duc­tor, que siem­pre fue muy amable, ape­nas nos habló después del suceso.»

La descripción de Castillo Arráez

Hacia 1924, recuer­da Castil­lo Arráez, los tran­vías de cabal­li­tos que hacían un recor­ri­do “…entre la estación del Fer­ro­car­ril y la antigua Plaza “Bolí­var” hoy ´Lara´; con un ramal para ´La Cochera, situ­a­da en lo que aho­ra es la esquina del mod­er­no teatro ´Prin­ci­pal´”. Por tal razón esa esquina se llam­a­ba de “La Cochera”. 
Este “mod­er­no teatro Prin­ci­pal ya no existe en 2013 y en su lugar, aveni­da 20 con calle 36 se encuen­tra la sede de una insti­tu­ción bancaria. 
A las damas de la época que en el tran­vía de cabal­li­tos iban de paseo, lunes y jueves, a esper­ar la lle­ga­da del tren, Castil­lo las describe “matronas peso com­ple­to, envueltas en chales, tocadas con som­breros de velo y amplias alas, calzadas con altas botas de fina piel y lle­van­do col­ori­das som­bril­las, que con sus hijas, no menos emper­i­fol­ladas, atesta­ban el vetus­to carri-coche”.
A los varones, “galanes del pasa­do que igual­mente recor­rían la ciu­dad en el trn­vía”, los pin­ta con brod­e­quines, paraguas [las som­bril­las y los paraguas eran atuen­do oblig­a­do], largo paltós y estre­chos pan­talones, sig­nos inequívo­cos de la más refi­na­da elegancia…”
En la plaza Miran­da (hoy Plaza Bolí­var), en los solares de vivien­das como la del Dr. Eliodoro Pine­da con tres mapo­ras cer­ca de la antigua plaza Bolí­var (hoy Lara) donde había un mamón majes­tu­oso “a cuyo som­bra repos­a­ban los cabal­los que tira­ban de los tran­vías y que allí esta­ba su ter­mi­nal”, en la casa Anto­nio María Pine­da y el gran pal­mar del bosque de Macuto.

Luis Alberto Perozo Padua

 

FOTOGALERIA

 

El Capi­to­lio de Bar­quisime­to calle 23 con car­rera 19. Nótese la vía del Tran­vía que iba des­de la Plaza Bolí­var (plaza Lara) has­ta la estación del Fer­ro­car­ril Bolívar
 

 

 

Has­ta el tem­p­lo de Alt­a­gra­cia lle­ga­ba el Tran­vía de Barquisimeto
Vestigio de los rieles del Tranvía de Barquisimeto
Estos rieles son el úni­co ves­ti­gio que que­da del Tran­vía de Cabal­li­tos de Bar­quisime­to. Están ubi­ca­dos en la calle 23 entre car­reras 17 y 18, muy cer­ca del Con­se­jo Legislativo

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *