Barquisimeto: heredad de crecimiento social y económico

 

Para 1873, el estado Lara tenía una población de 143.818 habitantes, correspondiendo a Barquisimeto 42.203 personas, según información demográfica de los antiguos cronistas


Con el transcurrir del tiempo, concretamente en 1891, la ciudad contaba con 9 cuadras longitudinales y 13 transversales, ampliando su cuadrícula urbana en 1922 a dos avenidas principales: la calle Libertador, que dividió a Barquisimeto de oeste a este, y la calle Juares, que la separó de norte a sur, complementadas con 11 calles longitudinales y 21 transversales.

Acentúa Eliseo Soteldo, antiguo cronista de Barquisimeto, que las calles estaban empedradas y en su mayoría tenían el piso de tierra. La mayor parte de las aceras eran de ladrillo y fue el general Aquilino Juares, que encimentó algunas cuando construyó la plaza Miranda.
 
Silva Uzcátegui registra que en la administración del general Rafael María Velasco, se construyó una franja de concreto en el centro de las calles principales de Barquisimeto, “para que por éstas pasaran los vehículos. De cada lado quedaba el viejo empedrado”.
 

Dotada de servicios

Lucila Mujica señala que en 1890, se inauguró en Barquisimeto el acueducto, decretado por el Libertador a su paso por la ciudad en 1821. En 1896, hubo notable mejoría del servicio de alumbrado público con el cambio de faroles por bombillos eléctricos.
 
En 1897, para reducir el tiempo de circulación de mercancías y de pasajeros, se inauguró el Tranvía de Barquisimeto, construido por el ingeniero Andrés Palacio Hernández y administrado por la empresa de Bolaño cuyo encargado era Celestino Frayle García.
 
Antes, en 1877, el general Jacinto Fabricio Lara, en su carácter de gobernador del estado Lara, decretó la construcción de una carretera de tierra desde Barquisimeto pasando por Duaca hasta El Hacha, para encontrarse con la vía ferrocarrilera, dándole así mayor fluidez al comercio de exportación.
 

La ciudad en 1929

 

En la Guía General de Venezuela, sección estado Lara, publicada en Alemania el 15 de enero de 1929, su autor F. Benet, apunta que existían en la jurisdicción 131 establecimientos de enseñanza con 6.262 alumnos distribuidos así:

Gobierno Federal sostiene 3 colegios con 63 alumnos, 12 escuelas graduadas con 1.391 alumnos; 78 escuelas de un maestro 3.090 para un total de 4.544 alumnos. El Gobierno del Estado sostiene 7 escuelas de un maestro con 223 alumnos y 3 institutos especiales con 89 alumnos, para un total de 309.

Benet, describe por municipios la cantidad de instituciones de instrucción minuciosamente con un censo muy preciso. En un cuadro el autor detalla la densidad demográfica por distrito, señalando:

Distrito
Varones
Hembras
Total
Nº casas
Barquisimeto
28.029
31.158
59.187
10.607
Cabudare
7.213
7.510
14.723
3.430
Crespo
14.281
14.438
28.719
5.001
Jiménez
15.807
16.557
32.364
5.371
Morán
26.267
28.295
54.562
8.837
Torres
24.574
28.619
53.193
10.011
Urdaneta
13.713
14.908
28.621
4.941
Total
129.884
141.485
271.369
48.198

De auge económico

En cuanto a la producción agrícola, Benet apunta que en Lara se producían 250 mil litros de aguardiente de caña al año y 500 mil litros de aguardiente de cocuy; y 6 millones de papelón en los diferentes trapiches. 

Igualmente menciona la producción de otros rubros entre los que destacan café con 8 millones de kilogramos, caraotas y legumbres con 15 millones, maíz con 40 millones, entre otros. 

La riqueza pecuaria también es mencionada, subrayando 82.503 cabezas de ganado vacuno; caballar 8.803; mular 6.427; asnal 16.704; cabrío 402.920; lanar 23.325 y porcino 24.325.

Otras edificaciones

Señala que Barquisimeto, capital del estado Lara, “posee un gran hospital: La Caridad, ubicado en la calle Obispo y del Cuartel”. También una biblioteca pública: La Bolívar, situada en la calle de Lara; y un teatro denominado Juares entre las calles Juares y Libertador.

Dos asilos y un seminario: el Santo Tomás de Aquino en la calle Obispo sur. De los templos católicos detalla Altagracia en la calle Falcón; Catedral en la calle Catedral; Concepción, calle Obispo; San José, calle Marqués y Juares; San Juan, calle San Juan; “un magnífico edificio de correos, en la calle del Comercio”.
 
Asimismo dos santuarios: el de Nuestra Señora de La Paz y Nuestra Señora de Lourdes, en la carretera Trasandina. Además de dos templos: uno protestante Capilla Bethel y Masónico de la Logia Estrella de Occidente Nº 50.
 
Benet registra todos los comercios, las industrias, las fábricas, las oficinas públicas y también menciona a los comerciantes y propietarios de todos los establecimientos en un minucioso y detallado libro de tres tomos que abarca el universo de estados del país.  
 

Los datos del cronista

Según Ramón Querales, cronista oficial de Iribarren, las principales edificaciones de Barquisimeto, sobresalían no por su monumentalidad sino porque en comparación con el resto de viviendas, su estructura era bastante mayor: Palacio de Gobierno (calle 25 con carrera 15), Teatro Juares, Hospital La Caridad (hoy Museo de Barquisimeto), Mercado Público, situado donde ahora se levanta el llamado Edificio Nacional, el Matadero Público, hoy Mercado San Juan, Puente Bolívar, Oficinas del Ferrocarril situadas en el terreno  ocupado ahora por la Catedral de Barquisimeto en la avenida Venezuela, Palacio Episcopal, en terrenos donde ahora se levanta la Torre de David y, por supuesto, los templos de San Francisco, que entonces era la Catedral, la Inmaculada Concepción, La Paz, Altagracia, San José que se reconstruía y el de San Juan apenas en fábrica, su construcción estaba paralizada.
 

Luis Alberto Perozo Padua

Foto destacada: En 1942, aun existía en Barquisimeto un viejo coche tirado por dos mulas para la beneficencia pública, destinado para llevar los cadáveres de extrema pobreza al Cementerio de Bella Vista

 
Fuente: 
Eliseo Soteldo. Crónicas de Barquisimeto
Rafael Domingo Silva Uzcátegui. Barquisimeto. Historia Privada, Alma y Fisonomía
Lucila Mujica de Asuaje. El Ferrocarril Bolívar de Tucacas a Barquisimeto
Otto Acosta. Barquisimeto. Eran otros Tiempos
 

COMENTANOS

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *