La música tiene su día mundial para celebración universal

 

Juan José Peralta
Periodista


A Isaac del Moral, músi­co, locu­tor y periodista

Por decisión de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, Unesco, el 22 de noviembre fue declarado Día Mundial de la Música, para rendir homenaje merecido a quienes tienen la bella tarea de hacer música, desde su composición hasta su ejecución, contribuyendo con su arte al desarrollo de la civilización a través de los siglos.

La cel­e­bración comen­zó hace más de tres sig­los en la local­i­dad france­sa  de Evreux, en Nor­mandía, con un tor­neo de com­pos­i­tores el 22 de noviem­bre de 1570, fecha con­mem­o­ra­ti­va de la muerte de San­ta Cecil­ia, már­tir cris­tiana y per­son­aje medio leg­en­daria a quien se con­sid­era patrona de los músi­cos y este jueves habrá fes­te­jos en muchos lugares del mun­do, comen­zan­do con un largo puente musi­cal des­de este mis­mo día.

Algunos inves­ti­gadores sostienen que la inspiración para la decisión de la Unesco se debe a pin­tores anón­i­mos del siglo XV quienes en sus cuadros pinta­ban a San­ta Cecil­ia tocan­do arpa y otros instru­men­tos y de allí la vinculación.

Des­de 1695 el Día del Músi­co se comen­zó a cel­e­brar en Edim­bur­go, Esco­cia, de donde pasó a España, Fran­cia y Ale­ma­nia y en Lati­noaméri­ca esta tradi­ción de realizar una fies­ta empezó en la ciu­dad brasilera de Río de Janeiro entre 1919 y 1920 y se extendió al resto del continente.

Este mis­mo día sucedieron varias efemérides rela­cionadas con la músi­ca como el nacimien­to en 1901 del com­pos­i­tor español Joaquín Rodri­go, autor del Concier­to de Aranjuez.

Así, cada 22 de noviem­bre se rinde espe­cial hom­e­na­je a cuan­tos han ded­i­ca­do su vida a la creación y la eje­cu­ción musi­cal, regalán­dola  a través de diver­sos rit­mos, géneros, melodías y sonori­dades que ele­van el espíritu y col­man de plen­i­tud la exis­ten­cia y nos hacen la vida más grata.

El tér­mi­no músi­ca proviene del griego mousike, que sig­nifi­ca «arte de las musas» y se define como el arte que expre­sa los sen­timien­tos medi­ante los sonidos, como lo señalara el filó­so­fo griego Aristóte­les, quien tam­bién le atribuía efec­tos morales. No existe una defini­ción com­ple­ta de la músi­ca que abar­que todos los fenó­menos musi­cales que se dan y se han dado en todo el mun­do con su gran var­iedad de for­mas, cat­e­gorías, instru­menta­ciones, estruc­turas, nota­ciones y con­tenidos, inclu­i­da la voz humana.

San­ta Cecilia
La crip­ta de San­ta Cecil­ia está ubi­ca­da en las cat­acum­bas de la Vía Apia jun­to con los enter­ramien­tos de los obis­pos del siglo III. Se esti­ma que fal­l­e­ció entre los años 180 y 230. Cuen­tan que Cecil­ia, lle­ga­da vir­gen al mat­ri­mo­nio, con­ven­ció al esposo Vale­ri­ano que ella tenía la capaci­dad de ver a su ángel de la guar­da y que su cus­to­dio mon­taría en cólera si no respeta­ba su vir­ginidad. Le prometió que él tam­bién podría ver al ángel. Vale­ri­ano, que era pagano, por el amor a su esposa se plegó a sus deseos, se bau­tizó y con­vir­tió al cris­tian­is­mo. A par­tir de ese momen­to ayu­daron a muchos paganos a con­ver­tirse tam­bién al cris­tian­is­mo, por lo cual fueron mar­t­i­riza­dos. Cecil­ia fue enclaustra­da en su casa donde la horn­earon, pero al no fal­l­e­cer final­mente la decap­i­taron y así con­s­ta en las lla­madas Actas de San­ta Cecil­ia, encon­tradas en el año 480, des­de entonces uti­lizadas como lec­tura en las litur­gias. En 1594, el papa Gre­go­rio XIII la nom­bró patrona de los músi­cos. Cecil­ia, como hija de una famil­ia aco­moda­da fue instru­i­da en algún instru­men­to musi­cal, prob­a­ble­mente la lira, el arpa o la cítara.

Para acom­pañar este artícu­lo te ofre­ce­mos el 5º Concier­to de Bran­den­bur­go de Johann Sebas­t­ian Bach, con la Orques­ta Bar­ro­ca de Friburgo

https://labellezadeescuchar.blogspot.com/2013/03/bach-concierto-de-brandemburgo-n‑5.html


 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *