La Bujandera, la casa natal de Ezequiel Bujanda

 

Luis Alberto Perozo Padua
Periodista

“ERA UNA DE LAS CASONAS más amplias y bonitas de Cabudare, con un gran jardín interno repleto de helechos colgantes y de sus árboles se aferraban parásitos de orquídeas de todos colores. La conocíamos como La Bujandera.”, Así recordaba don Felipe Ponte, conocido como el enfermero de Cabudare, la casa donde nació, el 25 de julio de 1865, el poeta Ezequiel Bujanda.


En la obra lit­er­aria del cro­nista de Bar­quisime­to, Her­mann Gar­men­dia, pub­li­ca­do en 1965 con moti­vo del cen­te­nario del nacimien­to de Bujan­da, describe que el inmue­ble estu­vo asen­ta­do en la aveni­da Lib­er­ta­dor de Cabu­dare, y era una casona de amplio portón y techo de tejas, cuyos corre­dores esta­ban enladrilla­dos. Además poseía fra­gantes jar­dines en su patio inte­ri­or. Allí dis­cur­rió la infan­cia y la ado­les­cen­cia del poeta has­ta que sus padres fijaron res­i­den­cia en El Tocuyo “donde habría de arraigarse hondamente”. 


Eze­quiel Bujan­da, nació en Cabu­dare el 25 de julio de 1865. Fueron sus padres el Dr. Pablo Bujan­da Yépez y Car­oli­na Hernán­dez. Estudió en Cabu­dare y luego en el Cole­gio La Con­cor­dia de El Tocuyo. Se graduó de médi­co en el Cole­gio Fed­er­al de Primera Cat­e­goría de Bar­quisime­to en 1894. Murió en el Tocuyo el 17 de agos­to de 1919

 

Y fue a par­tir de 1965, cuan­do los apuntes de Gar­men­dia, con­fundieron a los lec­tores con el sitio exac­to donde estu­vo la casa donde nació el poeta cabu­dareño Eze­quiel Bujanda.

Inmer­so en el libro, desta­ca una fotografía mostran­do la supues­ta casa de nacimien­to del poeta, pero no fue así, pues el preclaro cabu­dareño había lle­ga­do al mun­do en un caserón cono­ci­do –des­de siempre‑, como “La Bujan­dera”, apos­ta­do en la esquina de la Aveni­da Lib­er­ta­dor con esquina de la calle Simón Planas, y que se extendía has­ta la calle San­ta Bárbara. 

La Gota de Leche

El cro­nista de Cabu­dare, Améri­co Cortez, reg­is­tra que esta con­struc­ción, estu­vo en ruinas has­ta la déca­da de los años cincuenta‑, por tal razón fue demol­i­da para dar paso a otra infraestruc­tura donde fun­cionó la Estación de Puer­i­cul­tura, cono­ci­da como “La Gota de Leche” y en otra parte del ter­reno se edi­ficó un mer­ca­do municipal.

Pasa­do los años, el Con­ce­jo Munic­i­pal entregó el inmue­ble ya en esta­do de orfan­dad, a la direc­ti­va del Sindi­ca­to de Tra­ba­jadores del ayun­tamien­to, para que fun­cionara como su sede, has­ta que final­mente, tras una ard­ua lucha cul­tur­al, es cedi­do al Ate­neo de Cabudare.

En el pre­dio de la otro­ra Bujan­dera, des­cansan los mod­er­nos edi­fi­cios del Ate­neo de Cabu­dare, la Bib­liote­ca Públi­ca Héc­tor Rojas Meza y el Archi­vo Históri­co Munic­i­pal, así como un solar vacío cuyo proyec­to para un com­ple­jo cul­tur­al de may­or enver­gadu­ra, se desvanece en un letar­go sin fin.


Casona donde nació el poeta Eze­quiel Bujanda


El asiento del caserón

Según ano­ta­ciones del desa­pare­ci­do cos­tum­brista Julio Álvarez, la casona de Bujan­da fue con­stru­i­da por don Miguel Bernal. La cer­ca perime­tral fue sufra­ga­da por su esposa, doña Asun­ción Ponte de Bernal, tal como  man­i­fi­es­ta el tes­ta­men­to de Juan de Ponte, reg­istra­do en Cabu­dare el 30 de enero de 1834. Pos­te­ri­or­mente Bernal vende la casona y su solar, a doña Car­oli­na Hernán­dez Quin­tero, según doc­u­men­to del 5 de mar­zo de 1865.

El doc­u­men­to describe los lin­deros, pre­cisan­do que la propiedad esta­ba situ­a­da “Por el este con casa y solar del ciu­dadano Poli­car­pio Rivero (hoy famil­ia Pérez Escalona) calle trans­ver­sal de por medio (hoy calle Simón Planas). Poniente: Casa y solar pertenecientes a herederos del ciu­dadano Car­los Par­ra (hoy solar al lado del Ate­neo); Norte: Calle San­ta Bár­bara; Sur: La referi­da calle prin­ci­pal que es su frente (hoy Aveni­da Libertador).”

En 1890, doña Car­oli­na Hernán­dez viu­da del Doc­tor Pablo Bujan­da, vendió la casona y su solar a don Clemente Hernán­dez, por cua­tro mil 800 bolí­vares, según  escrit­u­ra reg­istra­da en Cabu­dare el 5 de sep­tiem­bre de 1895.

En enjun­dioso cronología, el cro­nista Cortez refiere que después de la primera déca­da del nue­vo siglo, la propiedad pasó a otras manos, ini­cian­do por Ramona Ponte de Basti­das en 1913; el Pres­bítero Arquímedes Tor­res en 1916; Ben­jamín Ore­juela en 1917, el Gen­er­al Emilio Rivas en 1919; Alfre­do Rivas y E. Chiri­nos Lares, en 1931; más tarde, en 1.940, Ramón Perdigón y en ese mis­mo año las her­manas Terán.

Adquirida por los Yepes Gil

En 1945, don Mar­i­ano Yepes Gil, uno de los propi­etar­ios del Cen­tral Tara­bana, adquiere La Bujan­dera, con el propósi­to de donarla a la munic­i­pal­i­dad del Dis­tri­to Palave­ci­no con una nota mar­gin­al en el reg­istro que especi­fi­ca­ba: “a per­pe­tu­idad”.

El inmue­ble que estu­vo con­tiguo al Ate­neo de Cabu­dare, pertenecía en 1841 al señor Car­los Par­ra. En 1890 era de los herederos de Fran­cis­co Cár­de­nas y la señori­ta Dolores Par­ra; en 1916 fue propiedad de Blas Anto­nio Gadea, tras nego­ciación con Rafael Par­ra Díaz, reg­istra­da el 11 de noviem­bre de 1916, cuyos lin­deros para la época eran: “Por el naciente con casa y solar que fue de la seño­ra del Doc­tor Pablo Bujan­da, después de la seño­ra Ramona Ponte Basti­das y que hoy es de Ben­jamín Ore­juela; poniente casa y solar del señor Pom­peyo Val­bue­na; norte calle San­ta Bár­bara; y sur, que es el frente de la calle real o de San Juan Bautista” (hoy Aveni­da Libertador).

Para 1920, la vivien­da en cuestión aparece reg­istra­da como propiedad de Anto­nio Piñero y en 1970, de sus herederos. Hoy, de aque­l­la infraestruc­tura lev­e­mente que­da parte del fron­tis y su solar vacío el cual perteneció al doc­tor Ama­do Gudiño, cedi­do años pos­te­ri­ores en cal­i­dad de comoda­to entre el poder leg­isla­ti­vo local y el Ate­neo de Cabu­dare para con­sol­i­dación del ya cita­do megaproyec­to cultural.

Fuente: Her­mann Gar­men­dia. Cen­te­nario Natal del Doc­tor Eze­quiel Bujan­da 1865–1965. Tipografía Nieves Bar­quisime­to, esta­do Lara. Julio de 1965

Foto de por­ta­da: La Gota de Leche, hoy Ate­neo de Cabu­dare. Es el sitio pre­ciso en donde estu­vo ubi­ca­da la casona en donde nació el poeta Eze­quiel Bujan­da 

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *