La historia alucinante del Presidente Guzmán Blanco

 

Macky Arenas
Periodista

LLEGA EL AÑO DE 1880, Venezuela es gobernada por el entonces presidente de la República, Antonio Guzmán Blanco, y producto de su enemistad con la Iglesia Católica, manda a derribar el templo para indicar en ese lugar la construcción del moderno Teatro Municipal, orden que quedó ejecutada con la inauguración del mismo en 1881.

Según la leyenda, aquel día de la inauguración, Guzmán Blanco estando de pie en el palco presidencial del teatro, escuchó que la estatua del Nazareno le preguntó: “¿Dónde está mi iglesia?”.

El entonces Presidente, consternado, corrió hasta su muy creyente esposa, le contó la aparición y prometió la construcción en honor a Santa Ana y Santa Teresa, un templo, hoy conocido como Basílica de Santa Teresa, que se convertiría definitivamente en el hogar de la venerada imagen del Nazareno de San Pablo.

Tomado de Aleteia 

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *