Leonor Cáceres, la primera mujer en armas en defensa de su ciudad

Emilio Acosta
Historiador y escritor

Algunos de los sucesos más atractivos y desconocidos de nuestra historia son los de las mujeres que vivieron durante la época hispánica en el espacio geográfico que hoy corresponde a Venezuela.

Caraballeda fue fundada a inicios de 1568 en las tierras del cacique Guaicamacuto por el capitán español, Diego de Losada, sobre las antiguas ruinas de El Collado, aldea hispana que había fundado el mestizo Francisco Fajardo en 1560.

Leonor Cáceres

Tan solo un año después de su fundación, en 1569, los indios caribes de la isla de Granada después de haber saqueado e incendiado algunos pueblos, llegaron a Caraballeda con 300 hombres y 14 piraguas.

Los vecinos sorprendidos por la inesperada invasión decidieron reunirse en numero de 20 e hicieron frente al enemigo en una lucha terrible por las calles del pueblo.

Los españoles, acostumbrados a las guerras en Europa, se formaron en cuadro y ordenadamente enfrentaron a la horda desordenada de los caribes. Entre los 20 españoles que combatieron había una hija de un andaluz, llamada Leonor Cáceres, a quien refieren las crónicas de la época como una mujer con una extraordinaria belleza.


Los caribes lograron capturar a varios de los indígenas aliados de los españoles y también secuestraron a una mujer española: la esposa de Duarte de Acosta, una vecina de Leonor.

Leonor, ayudada por Gaspar Pinto, toma una rodela -pequeño escudo redondo- y una macana de uno de los caribes abatidos y embiste contra los caribes, Gaspar Pinto la ayudó a la distancia junto con su arcabuz y rescatan a la mujer secuestrada. Los asaltantes al verse vencidos se replegaron en las playas cercanas.

En la historia de Venezuela, Leonor Cáceres, figura en las crónicas -hasta el momento- como la primera mujer que empuña las armas en defensa de su ciudad.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *