Llegó a Apure el primer vehículo

 

Orlando Nieves
www.apureespurollano.blogspot.com

HISTÓRICAMENTE ES DE RECORDAR la fecha del tres de marzo del año 191 4, donde acontece la llegada a tierras Apureñas del primer vehículo automotor marca Ford modelo Tablita distribuido por el Almacén Americano en la ciudad de Caracas, preceptuando ser concesionario  para Venezuela en el año 1913.

El auto fue adquirido en la población de Cagua incumbencia del Estado Soberano de Aragua por el General Waldino Arriaga Perdomo por encargo de su suegro Don Jesús María Hernández M., a quien llamaban Papa Viejo, ostentando como chofer y mecánico al Sr. Juan Porrelo, entre tanto en su inicio del viaje a San Fernando traen como pasajero el Dr. A Espinoza quien residía en el pueblo de Calabozo, entidad del Soberano Guaríquense. En su paraje en este lugar los habi tantes maravillados se sorprendían, y asombrados se excitaban de la alegría de ver el primer carro en territorio calaboceño.


Año 1918. Vehículo Ford modelo Tablita, estacionado en la Calle Comercio, frente a la casa de Don Antonio Damas. Hoy en día su ubicación es entre las calles Boyacá y Girardot

 

 


Prosiguiendo el recorrido en el atravesar de los llanos por trochas sabaneras  usadas por nuestras etnias aborígenes y carreteros de transporte mular, llegan a Camaguán donde en su estadía los residentes se asombran por tal alegoría. Enrumbando al punto final de llegada, es perseverado a las cuatro de la tarde del día del año l914, al extinto puerto Guzmán Blanco llamado hoy en día Miranda, ubicado en la ribera Guariqueña límite norte del Río Apure y al frente de la Capital Apureña.

Su trasbordo en el atravesar el segundo Río de Venezuela se llevó a cabo en una balsa constituida por bongos y sobre ellos piso de tablas y a sus laterales personeros utilizando canaletes. Se presume según las noticias, su arribo al orillar San Fernandino del Estado Soberano de Apure fue aproximadamente a las cinco y cuarenta y cinco de la tarde del citado día por el lindero este, desembarcando muy cerca del histórico paso del Diamante o de las Flecheras, hoy en día seria por donde se encuentra la Plaza Daniel O’Leary.

El recibimiento por parte de la población fue apoteósico, todos querían saber los detalles entre ellas se supo que su salida de Cagua fue el día dos de marzo de ese año en curso y el viaje demoró si  incluir las paradas Diez y Ocho horas y Diez minutos, consumiendo doce galones de gasolina y no habiendo ningún desperfecto e interrupciones.

El  periódico Letras dirigido y  editado  por Don Antonio María Encinozo, dio la gran noticia destacando tal acontecimiento en lo concerniente al traslado del primer vehículo a San Fernando de Apure. Como segundo auto traído  a esta capital  y cualesquieran  era de similares características, en el transcurrir fue alquilado en Calabozo a los pudientes a Veinte y Cuatro Bolívares la hora, el conductor designado lo llamaban Míster Gómez, mientras que la pertenencia vehicular al General Ignacio Quintana quien junto a su esposa viajaban en el automotor después de adquirido en Cagua.


Rafael María Graterol, posando al lado de un automóvil Ford modelo Tablita, en In cuarta calle o sea la Páez. Viajar en los primeros años del Siglo XX debe haber sido toda una aventura, en esa época no existía la carrocería como tal, el volante estaba por un lado y por el otro el cambio, los asientos no eran reclinables y estaban muy retirados de los pedales


El Semanario Apureño del año 1 915, se dice que el señor Félix Carpio, agente de la Ford en Apure había vendido ocho carros, agregándole al redactor “que l leguen pronto a ver si la tarifa nos permite ese lujo a los camisa de mochila”.

Al siguiente año 1916, en el “Edificio Hermanos Barbarito “instauran una distribuidora de  General Motors y las ventas de vehículos son financiadas por la única A\gencia Bancaria en este territorio, denominada Banco de Venezuela, su  representante Don Félix Barbarito.

Comunicación enviada al General Juan Vicente Gómez, desde San Fernando de Apure y publicada en el Boletín del Archivo Histórico de Miraflores Nº 28 – 30 Página 93 :

San Fernando de Apure, 03 de Marzo de 1914
Señor General
Juan Vicente Gómez
Caracas

Respetado General y amigo

Acaba de llegar por primera vez a esta capital, un automóvil. Todos los habitantes de San Fernando se hallan actualmente bajo las gratas producidas por tan feliz suceso, a pesar de que la carretera que conduce de Cagua a San Fernando no está reparada sino hasta Uverito, el General Waldino Arriaga Perdomo, dueño del automóvil Ford al cual me refiero ha logrado vencer todos los inconvenientes y obstáculos del camino conquistando envidiablemente el triunfo recorriendo tan larga distancia relativa a una asombrosa rapidez y facilidad.

A usted, feliz y perseverante iniciador del progreso de las vías de comunicación en Venezuela, se debe el triunfo alcanzado y, como venezolano y amigo suyo y en mi carácter de Agente en Apure de los automóviles Ford, cumplo el grato deber de enviarles mis cordiales felicitaciones.

Son mis mejores deseos que el Dios de las naciones continué inspirando a usted y para que la buena fortuna lo favorezca en toda ocasión y circunstancias, a fin de que, en su porvenir lejano, nos sea dable contemplar y beneficiarnos de todas las obras verdaderamente útiles iniciadas en el país.

Complázcame en reiterarme a las órdenes de usted, S.S. y amigo.
Víctor Vicente Maldonado


TELEGRAMA – 3 DE MARZO – 1914
Presidente
General Juan Vicente Gómez Caracas.-

Acaba de llegar a este puerto el primer automóvil que atraviesa los llanos, representando un verdadero progreso para estas ricas regiones.

Presentándoles sus más cordiales felicitaciones, su amigo y subalterno,
José R. Núñez

El mismo Genera l Waldino Arriaga Perdomo, quien se alzara en armas contra Gómez en 1922  y moriría tratando de tomar la población de San Fernando, se dirige al presidente Juan Vicente Gómez.


TELEGRAMA – 4 DE MARZO – 1914
Presidente
General Juan Vicente Gómez
Caracas.-

Compláceme participarle que ayer a las 5 y 30 PM, llegué a esta población en  automóvil siendo este el primero en tocar tierra Apureña, habiendo recorrido la distancia entre Cagua y San Femando en Diez y Ocho horas. Reconstruyendo la famosa carretera en su progresista administración podemos hacer esta travesía en doce horas.

Este triunfo en las pampas, es suyo y yo lo felicito

Su amigo:
Waldino Arriaga Perdomo


RESEÑA  DEL DIARÍO EL UNIVERSAL 
CARACAS 6 DE MARZO 1914, Nº 1706

El paso de este automóvil también había sido celebrado alborozadamente en la población guariqueña de Calabozo, tal como se le informó al General Gómez por telegrama de 4 de marzo de 1914.

La bocina del automóvil resonando en toda la población por primera vez en el corazón de las pampas ‘legendarias es un eco vibrante y triunfal de la obra portentosa de paz, de trabajo, de civilización y de la verdadera grandeza nacional, que usted ha realizado en la virtud de su patriotismo, la nobleza de su voluntad y la providencia de su mano.

Su amigo y adicto;
Cayama Martínez


Fuente: REPUNTES II EL SAN FERNANDO DE AYER
Fundación Historica Cultural Dr. Italo Francisco Decanio D´amico
Colección Fotografica “EL SAN FERNANDO DE AYER”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *