Parteras históricas de Siquisique

 

Henry Montero
Historiador

 Las generaciones actuales poco conocen o comprenden el significado que tuvieron las comadronas en la gestación o procreación de sus ascendientes en tiempos recientes. En muchas sociedades la mujer partera adquirió una notable influencia. En muchas poblaciones y sociedades del mundo aún existen y juegan un rol importante


En nuestro país desde el tiempo prehispánico los partos eran asistidos por las comadronas. Inclusive hasta medianos del siglo XX podrían observarse todavía la existencia de las mismas, a pesar de la puesta en práctica de los sistemas sanitarios  y la instauración de los modernos métodos científicos.

En este sentido, en nuestro pueblo Siquisique existieron innumerables parteras que ayudaron a parir a las nuevas generaciones. Crispula Dorante, Eduviges Bello, Valentina Ereu de Carrasco, Rafaela López y Quintina Ure se convirtieron en famosas parteras históricas. Por sus manos pasaron miles de niños y niñas extraídos satisfactoriamente en las primeras décadas del siglo anterior. Era tanta sus experiencias como parteras, que muchos médicos graduados recurrían a ellas en extrema necesidad. 

Ramón Nonato- protector de los partos siglo XIII

En el proceso de parto normalmente las parturientas invocaban al santo Ramón Nonato, protector de los partos. Dicho santo apareció en el imaginario religioso Cristiano en el siglo XIII, y quién sobrevivió del útero de su madre, después del fallecimiento de la misma. Por eso, muchos niños y niñas se les colocaban el nombre de Ramón o Ramona respectivamente. En los pueblos las comadronas llegaron a tener miles de ahijados.

El mundo del parto es antiquísimo como la propia humanidad. Un gran filósofo antiguo llamado: Sócrates, era hijo de una partera, su nombre: Fenarete. Y de ahí que desde la época antigua haya aparecido un término asociado al parto. Nos referimos a la mayéutica que viene del griego ” maieutike” o al arte de ” parir”, que quiere decir que el verdadero conocimiento nace de si mismo o de la interioridad. Inclusive el propio nombre de Fenarete significa ” dar luz a la virtud”.

Como puede observarse, dar a Luz hoy en día está asociado al parto y la procreación o gestación. Estás comadronas no solamente ayudaron a parir niños y niñas, sino también a producir ideas. Ojalá la sociedad y el pueblo de Siquisique reconozca la valentía histórica de nuestras parteras.

Foto de portada: Rafaela López y Quintina Ure, respectivamente, las inosvidables parteras de tierras siquisiqueñas

Referencias Conceptuales
Mendoza Carmen Dolores (1991), Por Los Caminos De Ayer Y Hoy. Edición UCLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *