Reinaldo Rojas: EL IMPULSO es una fuente histórica de extraordinario valor

 
Doc­tor Reinal­do Rojas, his­to­ri­ador, cat­e­dráti­co y escritor de amplia trayectoria

EL IMPULSO es un diario vinculado estrechamente a la historia
moderna del estado Lara. Es una fuente histórica de extraordinario valor para
conocer el pasado de la región. En suma, son muchas las vinculaciones de este
vocero nacido en Carora en 1904

Con esta asev­eración fija su opinión el doc­tor en historia
Reinal­do Rojas, quien es direc­tor gen­er­al de la Aso­ciación Cul­tur­al El Eneal,
insti­tu­ción que rep­re­sen­tan­ta a la Casa de la Cul­tura de esa local­i­dad larense.
Con su lengua­je llano y voz pau­sa­da, Rojas remar­ca que EL
IMPULSO ha sido un medio enrique­ci­do no sola­mente por sus den­sos reportajes,
sino tam­bién por la pres­en­cia de sus escritores, colum­nistas, de donde se puede
ras­trear el pen­samien­to social políti­co y la vida cul­tur­al de Lara e inclusive
de Venezuela.
“EL IMPULSO ha sido y seguirá sien­do una escuela para
escritores y peri­odis­tas. Por ejem­p­lo cuan­do ini­ci­amos las activi­dades en la
Casa de la Cul­tura de El Eneal, en el año 73, yo le envi­a­ba notas a Hermann
Gar­men­dia, que tenía una exi­tosa colum­na sobre las cróni­cas de la ciudad
denom­i­na­da El Camino y El Espe­jo, quien me cor­regía y las incluía, comenzando
con él, una car­rera como escritor en hechos históri­cos”, apun­ta Rojas.
Man­i­fi­es­ta con grat­i­tud que todas las activi­dades realizadas
en la Casa de la Cul­tura de El Enel y en el Con­se­jo Vene­zolano por la Paz y los
Dere­chos Humanos, eran reseña­dos en EL IMPULSO a través de car­tas dirigi­das a
Garmendia.
La Casa de la Cul­tura de El Eneal puede decir con orgul­lo que
tiene su reg­istro de nacimien­to gra­cias a EL IMPULSO en El Camino y El Espejo
con el títu­lo El Eneal tiene casa de la cul­tura, con una grá­fi­ca ilus­tra­ti­va de
la infraestruc­tura real­iza­da por Reinal­do Rojas, la cual fue pub­li­ca­da el 16 de
mar­zo de 1973, para más tarde, el 13 de julio de ese año, Gar­men­dia vuelve a
pub­licar en su colum­na: Esos mucha­chos de El Eneal, que refiere el acto de
inau­gu­ración del recin­to que hoy per­manece ergui­do con una bib­liote­ca que
osten­ta más de 4.000 volúmenes de su colec­ción personal.
El his­to­ri­ador enfa­ti­za que todas las ini­cia­ti­vas importantes
en pro de la ciu­dad, se han hecho sig­ni­fica­ti­vas gra­cias a EL IMPULSO, “y yo
debo agrade­cer al per­iódi­co que me ha ser­vi­co de medio para divul­gar mis
tra­ba­jos e inves­ti­ga­ciones en el cam­po históri­co”, resalta.
Sus den­sos tra­ba­jos siem­pre han tenido una tri­buna sagra­da en
EL IMPULSO, estu­dios pub­li­ca­dos en la pági­na de cul­tura, con amplio registro
des­de el año 73.
Yo nací en Cara­cas por coin­ci­den­cias de la vida ‑obser­va
Rojas en medio de una pausa- pero a las pocas sem­anas ya esta­ba en El Eneal, y
fuy bau­ti­za­do en las fies­tas patronales en el año 54, exac­ta­mente a meses de
naci­do, pero a pesar de los tra­ba­jos, car­gos, estu­dios real­iza­dos y viajes,
jamás me he desvin­cu­la­do de mi pueblo, ni de EL IMPULSO.
En su juven­tud, remem­o­ra que muti­l­a­ba el per­iódi­co para
recor­tar intere­santes artícu­los sobre la ciu­dad, sobre las cróni­cas y todo lo
rela­ciona­do con la his­to­ria y la geografía, que aún con­ser­va en la colosal
hemerote­ca de su residencia.
Rojas recuer­da con admiración a Hugo Larez Espinoza, por su
críti­ca social con­den­sa­da en las pági­nas de EL IMPULSO, en la déca­da de los 70,
pero tam­bién le seguía la pista a Ramón Esco­bar Salom, Sal­vador Macías, entre
otros.
El his­to­ri­ador mira con deten­imien­to y retoma la entrevista
sub­rayan­do: Un per­iódi­co no puede perder su condi­ción educa­ti­va, y eso lo da
sus redac­tores y escritores. Cuan­do un medio está dom­i­na­do por lo políti­co o el
día a día, pierde la dimen­sión cul­tur­al, condi­ción que tiene la pren­sa actual,
caso con­trario de EL IMPULSO, que com­bi­na estratégi­ca­mente los acontecimientos
noti­ciosos con repor­ta­jes pro­fun­dos, cróni­cas cul­tur­ales y hechos históricos.

Luis Alberto Perozo Padua

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *