Tesoros de la vida erótica de Francisco de Miranda

 

Inés Quintero
Historiadora. Individuo de Número de la Academia Nacional de la Historia, ocupando el Sillón L.​ Directora de la Academia Nacional de la Historia

Entre los comentarios y preguntas que suelen hacerse sobre la vida íntima del generalísimo Francisco de Miranda, sale siempre a relucir su colección de vellos púbicos. Sobre esto el testimonio que puedo aportar está referido en mi libro El hijo de la panadera


Allí, en esa obra, comen­to que estando reunidos en la Acad­e­mia Nacional de la His­to­ria, una de las per­sonas que tenía a su car­go la limpieza y con­ser­vación del Archi­vo, nos llevó un tomo en el cual se encon­tra­ba un sobrecito que tenía aden­tro un mechón de pelos, el sobre tenía afuera el nom­bre de una mujer.

No pudi­mos deter­mi­nar cuál podía ser la proce­den­cia del tro­feo, pero cabe la posi­bil­i­dad de que pud­iese ser una de las piezas sobre­vivientes de esta famosa colec­ción. Existe la ver­sión según la cual, cuan­do el Archi­vo de Miran­da llegó a la Acad­e­mia en 1926, fue revisa­do min­u­ciosa­mente por una comisión y que, ante el hal­laz­go de esta lla­ma­ti­va colec­ción, la decisión fue incinerar­los. Uno de los miem­bros de la comisión era mon­señor Nicolás Navarro.

Tam­poco hay ningún doc­u­men­to ni tes­ti­mo­nio que cer­ti­fique está res­olu­ción. Lo cier­to es que allí había per­maneci­do inad­ver­tido por más de 200 años ese mechonci­to perteneciente a una dama france­sa del siglo XVIII. Más allá de lo anecdóti­co, esta his­to­ria es expre­sión de la vida ínti­ma y de las man­eras en las cuales quedó reg­istra­da por una figu­ra de nue­stro his­to­ria, pero tam­bién nos remite a las dis­tin­tas man­era como nos hemos apropi­a­do y hemos val­o­rado ese pasa­do común.

La ima­gen recoge una miniatu­ra de Miran­da que se encuen­tra en la colec­ción del Museo Nacional de Colom­bia y que sirvió de por­ta­da a mi libro El hijo de la panadera.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *