Arepa de origen precolombino

Emilio Acosta
Historiador y escritor

La arepa suele ser motivo de discusión entre venezolanos y colombianos, que se adjudican su origen. Lo cierto es que son prehispánicas.

En Colombia el primer registro de existencia de maíz data de hace unos 3000 años, mientras que en Venezuela es de unos 2800 años. Estas arepas formaban parte de la dieta básica de los indígenas. En México también existen las «arepas», le llaman gorditas y las suelen rellenar como un taco, el primer registro de maíz en México data de hace unos 10 mil años.

La palabra «arepa» proviene del vocablo “erepa”, de los Cumanagotos –tribu de los Caribes que habitaba la región noreste de Venezuela. La arepa en Colombia era denominada «tijitafun» por los indígenas guanes, del actual departamento de Santander.

La referencia más antigua del vocablo arepa la proporciona el italiano y súbdito de Castilla, Galeotto Cei, en su escrito publicado en «Viaje y descripción de las Indias»:

«Hacen otra suerte de pan con el maíz a modo de tortillas, de un dedo de grueso, redondas y grandes como un plato a la francesa, o poco más o menos, y las ponen a cocer en una tortera sobre el fuego, untándola con grasa para que no se peguen, volteándolas hasta que estén cocidas por ambos lados y a esta clase llaman areppas y algunos fecteguas».

Entre otras crónicas tenemos las de Pedro Cieza de León, «Crónica del Perú» de 1554, registrando el consumo de la arepa en la provincia de Cartagena. Fray Pedro Simón, en sus «Noticias historiales de las conquistas de Tierra Firme en las Indias» de 1626, registra el consumo de arepas en la actual Venezuela. José de Acosta, un viajero filósofo y jesuita español en el siglo XVI, contrastó la arepa con el casabe.

Aunque como anécdota curiosa, el General de los Reales Ejércitos de S.M. Fernando VII, don Pablo Morillo, no le gustaban las arepas, por lo que confesó en sus memorias a sus dos amigos José Domingo, Duarte y Díaz:

«Todo lo puedo pasar en esta tierra, menos esas perrísimas tortas de maíz que llaman arepas, que solo se han hecho para estómagos de negros y avestruces».

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *