Argimiro Bracamonte, personalidad del siglo XX

Jorge Ramos Guerra
Abogado, historiador y escritor
ardive@gmail.com

Médi­co de cuer­po y alma, eso fue el doc­tor Argemiro Bra­ca­monte, naci­do en la población de Anzoátegui, cer­cano a El Tocuyo, esta­do Lara, el 6 de diciem­bre de 1916. Pudo dedi­carse a las labores del cam­po por tradi­ción famil­iar, pero el padre se pro­pu­so para los estu­dios y tal fue, que le enviaría a Italia, donde se recibiría como médi­co en ciu­dad de Géno­va, con pos­gra­do en Francia. 

A su regre­so a Venezuela, será direc­tor de pos­gra­do en Neu­mología de la Uni­ver­si­dad Cen­tral de Venezuela, Jefe del Ser­vi­cio Car­do-Res­pi­ra­to­rio del Hos­pi­tal bar­quisimetano Anto­nio María Pine­da y por su pres­ti­gio pro­fe­sion­al y moral rep­re­sente del esta­do Lara ante el Con­gre­so de la Repúbli­ca como senador, gob­er­nador de la mis­ma enti­dad fed­er­al para con­cluir su mis­ión ciu­dadana como Rec­tor de la Uni­ver­si­dad Cen­troc­ci­den­tal “Lisan­dro Alvara­do”, su más trascen­den­tal obra, que de no haberse prop­uesto el nom­bre de tan insigne vene­zolano, bien pudo lle­var el suyo, porque Bra­ca­monte recibiría la Insti­tu­ción que nac­ería como Cen­tro Exper­i­men­tal de Estu­dios Supe­ri­ores (CEDES) luego Uni­ver­si­dad Cen­tro Occi­den­tal (UCO) y en su gestión, se incor­po­rarían las fac­ul­tades de med­i­c­i­na, Inge­niería Agróno­ma, el auditóri­um “Mag­dale­na Sei­jas”, la Bib­liote­ca y la ele­men­tal for­ma­ción del recur­so humano.

 

 

 

 


Argimiro Bra­ca­monte

 

 

 

 

 

 

Esa Uni­ver­si­dad, el Insti­tu­to Pedagógi­co, hoy “Luis Bel­trán Pri­eto Fig­urea” y el Politéc­ni­co “Anto­nio José de Sucre, colo­carían a Lara, en priv­i­le­gia­da región educa­ti­va del país y más allá, el Rec­tor Bra­ca­monte tuvo la idea de hac­er de Cabu­dare, la Ciu­dad Uni­ver­si­taria. Tuvo un alto con­cep­to éti­co de la edu­cación uni­ver­si­taria para quien es…

«ante todo, debe ser, sobre todo, una fragua for­jado­ra de hom­bres. Una fragua con moldes y con nor­mas, no para impon­er anquilosa­dos mod­e­los ni para ahog­ar indi­vid­u­al­i­dades, que la ver­dadera educa­ti­vo con­siste en hac­er que cada uno se des­cubra así mis­mo y se real­ice, sino para moti­var con­duc­tas, para ani­mar vol­un­tades y para incul­car prin­ci­p­ios sin cuya vigen­cia per­durable los doc­tores y letra­dos que sal­gan de tales insti­tu­tos más que ciu­dadanos útiles vienen hac­er peli­gro y ame­naza en el ejer­ci­cio de sus respec­ti­vas pro­fe­siones: instru­men­tos de camar­il­las ver­gon­zantes, usureros sin con­cien­cia, o políti­cos de la cor­ruptela y del soborno»

El Dr. Argimiro Bra­ca­monte acom­paña­do de Raúl Azpar­ren y Manuel Felipe López, se entre­vis­tan con el pres­i­dente de la Repúbli­ca, Luis Her­rera Campins

Desar­rol­lar esa con­cep­ción uni­ver­si­taria debe servir para repen­sar, aho­ra en tiem­pos de cri­sis el camino a seguir y con moti­vo de sus primeros 15 años, el Rec­tor Bra­ca­monte diría:

«Con emo­ción y ren­o­va­da fe, salu­do a sus autori­dades Rec­torales, a sus estu­di­antes, que con arcil­la y medal­la de una can­tera pre­ciosa, a sus inves­ti­gadores y docentes que son alfareros del mañana, a sus tra­ba­jadores y emplea­d­os y a toda la gran famil­ia uni­ver­si­taria que hoy proyec­ta su alien­to jubilosos sobre las quince velas encen­di­das, crepi­tantes bajo el esplen­dor matinal»

La prece­dente cita, define al human­ista que era Argimiro Bra­ca­monte, plas­man­do en sus dis­cur­sos y artícu­los peri­odís­ti­cos, recogi­dos en el libro “Argimiro Bra­ca­monte, un val­or civ­il y pedagógi­co”, como hom­e­na­je de la Uni­ver­si­dad, durante la rec­toría del doc­tor Francesco Leone, com­pi­ladas y con notas del poeta Agustín Calle­jas Viera (203) no pudo menos el com­pi­lador del libro en cuestión, definir la per­son­al­i­dad del doc­tor Argimiro Bra­ca­monte como “”Val­or Civ­il y Pedagógi­co”, solo asignable al Pres­i­dente y Rec­tor José María Var­gas, en su tiem­po y siglo, y a la His­to­ria voy, Vic­to­riosa o vencida.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *