Baragua y su papel en la historia

Henry Montero
Historiador

Este mon­u­men­to local­iza­do en Baragua, es cono­ci­do como El Obelico

Muchos Larens­es, lam­en­ta­ble­mente descono­cen la ubi­cación geográ­fi­ca e históri­ca del her­moso pueblo de Baragua. El mis­mo se encuen­tra ubi­ca­do en el munici­pio Urdane­ta, con­sti­tuye la cap­i­tal de la par­ro­quia Xaguas, nom­bre que se le denom­i­na en 1937 , por res­olu­ción de la asam­blea leg­is­latu­ra del Esta­do Lara en dicha época.

El mis­mo tiene una his­to­ria fecun­da, magis­tral­mente expuesto por Igna­cio E Lame­da-Acos­ta, en su obra His­to­ria Sucin­ta de Baragua, escri­ta en 1939. Extra­or­di­nar­ios even­tos históri­cos ocur­rieron en su vas­to ter­ri­to­rio. El mis­mo era con­sid­er­a­do la “Puer­ta Mil­i­tar de Occi­dente” , en la Guer­ra de la inde­pen­den­cia y Guer­ra Federal.
Nota­bles acon­tec­imien­tos que mar­caron un hito se desar­rol­laron allí a lo largo del siglo XIX. 
Tem­p­lo de San Rafael Arcán­gel de Baragua

Se podría decir, que su ter­ri­to­rio se con­sti­tuyó en un eslabón fun­da­men­tal por las difer­entes con­tien­das y escara­muzas que se dieron un sitial histórico.

Fun­da­do en 1695, finales del siglo XVII, por los misioneros Fray Luis de Orbiga y Ambro­sio de Baza, en el sitio denom­i­na­do La Con­cor­dia. Ubi­ca­do en una playa que los indí­ge­nas llam­a­ban “Coro­bori”. Lame­da-Acos­ta con­sid­er­a­ba que dicho espa­cio esta­ba habita­do por indios Xaguas. 
El precita­do autor dice en su obra que la pal­abra Xaguas, se deri­va del tér­mi­no gua­jiro Ach­aguas, que quiere decir o sig­nifi­ca “Acon­se­jar o Consejador”. 
Lam­en­ta­ble­mente, Baragua fue per­di­en­do su sig­nifi­cación históri­ca en la déca­da de los años 20, cuan­do su economía empezó a decaer. Nos con­ver­ti­mos de la noche a la mañana en un país minero-extrac­ti­vo pro­duc­tor del oro negro y esto gen­eró la migración masi­va de muchos baragueños hacia los cam­pos petroleros, lo que se puede obser­var en la pres­en­cia o exis­ten­cia de colo­nias de baragueños en muchas zonas del país, espe­cial­mente en los esta­dos Zulia y Falcón. 
Tem­p­lo de San Rafael Arcán­gel de Baragua

Hoy, el glo­rioso y com­bat­i­vo pueblo de Baragua se encuen­tra en condi­ciones deplorables: la car­retera Siquisique-Baragua en pési­mas condi­ciones, colap­so del red cloa­cal y otros ser­vi­cios colap­sa­dos. En pocas pal­abras, el otro­ra pueblo históri­co ha sido olvi­da­do por los difer­entes entes guber­na­men­tales que no han sabido val­o­rar en su jus­ta medi­da y dimen­sión la his­to­ria de nues­tra comar­ca. Y por ello, les acon­se­jo (Ach­aguas: sig­nifi­ca Acon­se­jar), a nue­stros paisanos man­ten­er en alto nue­stro gen­ti­li­cio y sen­ti­do de identidad.


Bib­li­ografía con­sul­ta­da: Igna­cio E Lame­da — Acos­ta. His­to­ria Sucin­ta de Baragua, 1939

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *