Carora, ciudad colonial

Emilio Acosta
Historiador y escritor

 

Fundada en septiembre de 1569 con el nombre de Nuestra Señora de la Madre de Dios de Carora


Caro­ra, en el esta­do Lara, es recono­ci­da por ten­er una arqui­tec­tura his­páni­ca de las mejores con­ser­vadas del país, con un cas­co español que mide alrede­dor de 8 hec­táreas y más de 450 años de antigüedad. Esta ciu­dad fue fun­da­da en sep­tiem­bre de 1569 por el capitán Juan del The­jo con el nom­bre de Nues­tra Seño­ra de la Madre de Dios de Carora.

En Caro­ra, yacen los ves­ti­gios de lo que fue la igle­sia de La Pas­to­ra, con­stru­i­da en 1776, por manda­to del Obis­po Mar­i­ano Martí y a expen­sas del Pbro. Pedro Regal­a­do Riera

Juan del The­jo llegó a ser capitán, teniente, jus­ti­cia y alcalde ordi­nario. Además, el cita­do capitán repar­tió encomien­das entre sus vecinos.

Según el Archi­vo de Indias en Sevil­la, la zona fue muy acti­va en cuan­to a encomien­das se refiere, con diver­sos expe­di­entes de con­fir­ma­ción de ofi­cio a encomien­das del regi­dor de Caro­ra, entre ellas resueltas o adju­di­cadas a Felipe Albu­jar, Juan Domínguez, Alon­so Ser­ra­no entre otros. Vivían en esa zona los aborí­genes ajaguas y caque­tíos, suma­mente beli­cosos, sobre todo los primeros, que fueron cal­i­fi­ca­dos, según las cróni­cas, como bravos guerreros.

Luego de fun­da­da por Juan del The­jo, Caro­ra era azo­ta­da con­stan­te­mente por los indios, por lo cual, el capitán Pedro Mal­don­a­do tuvo que mudar­la a su actu­al ubi­cación en la Plaza May­or, el 6 de enero de 1571. Sien­do pos­te­ri­or­mente destru­i­da y que­ma­da por los indios Ajaguas.

En junio de 1572 arribó el capitán Juan de Sala­man­ca, quien paci­ficó a los indí­ge­nas y repobló la ciu­dad, jun­to a un grupo de españoles, de ori­gen extremeño y manchego, quienes lle­garon en 1569 en la expe­di­ción de Pedro Malaver de Sil­va, algunos con mujeres euro­peas y otros solteros, fun­daron la Vil­la Por­tillo de Carora.

Caro­ra fue fun­da­da en dos opor­tu­nidades, la primera vez, en el año 1569 por Juan del The­jo como Nues­tra Seño­ra de La Madre de Dios de Caro­ra y la segun­da vez, en 1572 por Juan de Sala­man­ca como San Juan Bautista de Por­tillo de Caro­ra, moti­va­do a que el primer asen­tamien­to tuvo que ser evac­ua­do por los ataques de los indí­ge­nas locales

Con­s­ta en el Archi­vo de Indias, una Real Cédu­la expe­di­da por el Rey Felipe II a los ofi­ciales de Hacien­da de Venezuela, para que pror­roguen por seis años la merced de 1590 a la igle­sia de Caro­ra, por recau­dación de dos novenos de sus diez­mos en la mejo­ra de infraestructuras.

Otra igle­sia famosa sobre todo por su espec­tac­u­lar belleza, son las ruinas de la Igle­sia de la Pas­to­ra (foto). Con­stru­i­da en 1776, por instruc­ción del obis­po Don Mar­i­ano Martí y a expen­sas del pres­bítero Pedro Regal­a­do Riera. La igle­sia en 1916 sufrió la inun­dación del río Morere y fue destru­i­da, actual­mente es uno de los pun­tos turís­ti­cos de la ciudad.

CorreodeLara

Esᴛᴀ́ ᴜsᴛᴇᴅ, ᴅɪsᴛɪɴɢᴜɪᴅᴏ ʟᴇᴄᴛᴏʀ, ᴇɴ ᴛᴇʀʀɪᴛᴏʀɪᴏ ᴅᴇ ʜɪsᴛᴏʀɪᴀ, ᴅᴇ ʜᴏᴍʙʀᴇs ᴄɪᴠɪʟɪsᴛᴀs, ʏ sᴏʙʀᴇ ᴛᴏᴅᴏ, ᴅᴇ ɢʀᴀɴᴅᴇs ᴀᴄᴏɴᴛᴇᴄɪᴍɪᴇɴᴛᴏs ϙᴜᴇ ᴍᴀʀᴄᴀʀᴏɴ ᴜɴ ʜɪᴛo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *