Cinco poetas del municipio Palavecino

 

Yolanda Aris                                                                                                        
Cronista Oficial del Municipio Palavecino

LA REVISTA quincenal, El Cojo Ilustrado, se editó en Caracas durante 23 años, entre 1892 y 1915. El ejemplar No. 69, del 1º de noviembre de 1894, publicó una larga lista de los escritores venezolanos que se conocían, finalizando el siglo XIX. Allí se resalta a literatos,  oradores, escritores, periodistas y poetas.  Hemos considerado conveniente reseñar los que allí mencionan, y que son nativos del actual Municipio Palavecino


Vicente Amengual

Señalan a: Vicente Amengual, al cual catalogan como abogado, escritor, legislador y orador; José Victor Ariza, literato y periodista; Dr. Odoardo León Ponte, abogado y periodista; General Antonio Mendoza, escritor público y periodista; Dr. Antonio María Soteldo, abogado y escritor; y al presbítero Daniel Vizcaya como orador.

En la oportunidad de conmemorar los cien años de la muerte del poeta y médico cabudareño Ezequiel Bujanda, queremos hacer un reconocimiento a otros escritores y poetas que se proyectan tanto en el siglo XIX como en el XX. en el municipio Palavecino; y a su vez  hacer breves esbozos biográficos, donde se destaque su labor y aportes en esas áreas, entre ellos: Juan de Dios Meleán,  Héctor Rojas Meza, Ezequiel Bujanda,  Antonio Alvarado Galíndez y Adelis Colombo.

JUAN DE DIOS MELEÁN

Nació en Cabudare el 16 de octubre de 1829. Su madre fue  Rosalía Meleán. Casó con su sobrina Mercedes Andrea Ponte, hija de Felipe Ponte. Tuvo 9 hijos. Murió en Cabudare el 6 de junio de 1902 a los 73 años. 

Juan de Dios Meleán

Fue un educador destacado. Fundó un centro docente en Cabudare y otro en Yaritagua. La institución duró hasta el gobierno de Guzmán Blanco, ya que fue nombrado Fiscal de Instrucción Pública del estado Barquisimeto en 1880. Fue maestro de Ezequiel Bujanda y de  sus hermanos Carlos y Pablo; de Gonzalo Bernal y Antonio Heredia entre otros. Trabajó en la Escuela Federal Cabudare, hoy Escuela Ezequiel Bujanda donde se desempeñó hasta bien avanzada edad.

Se dedicó a escribir sobre diferentes tópicos históricos del estado Lara. La nota sobre Cabudare que aparece en el Diccionario del Estado Lara de Mac Pherson, fue escrita por él en 1883. Gustaba de revisar archivos. Se dedicó también a la poesía, destacan sus poemas: Impresiones, escrito en enero de 1878 y el periódico Barquisimetano, El Ateneo, le publicó en septiembre de 1881 el poema El Canto de Berenice y Plegarias a nuestra Señora de las Mercedes.

EZEQUIEL BUJANDA

Ezequiel Bujanda

Nació en Cabudare el 25 de julio de 1865 y murió en El Tocuyo el 17 de agosto de 1919. Hijo de Pablo Bujanda y Carolina Hernández. Fue poeta, orador y médico.

Según la opinión de Rafael Silva Uzcátegui, Ezequiel Bujanda como poeta se distinguió por la corrección, pureza y armonía de sus versos y por la claridad de los pensamientos. Tuvo un estilo propio característico por la forma impecable del verso y lo delicado y poético de la expresión misma. Su poesía  no transigió con los que adulteran el ritmo y el lenguaje.

Fue médico, cirujano, escritor y poeta romántico. Uno de sus mayores aportes fue en la literatura, donde se le considera como un representante de la lírica moderna con un estilo propio en la forma, armonía y pureza del verso. Rafael Silva Uzcátegui, Julio Calcaño y Antonio Álamo le hacen críticas positivas y destacan su habilidad como poeta. Entre sus principales poemas están: El traje Negro; Sobre las Olas; Ni rubia, ni blanca, ni negra; Tiesto de flores; Envío; Adelante; Los Recuerdos.  Fue un poeta claro, humano, sencillo y original.

Ezequiel Bujanda se destacó también como periodista, fue redactor de varios periódicos, entre ellos: La Pluma: periódico literario de 1891, donde era  redactor junto a Pedro Montesinos;  El propulsor, órgano de la Sociedad Recreativa Progresista en 1894.  En la segunda época a partir del 15 de octubre de 1900  bajo la dirección de Carlos Bujanda Yépez Borges y los redactores Ezequiel Bujanda e Hipólito Lucena M.  L.;  La Clínica, órgano semanal de la Botica San Rafael en El Tocuyo, donde Bujanda era Gerente, médico y farmaceuta en 1918. Igualmente se agrega la publicación de su inicial obra poética en 1896 en la cual se presenta como un literato creativo de versos románticos. En esta obra, que contribuyeron a editar sus amigos Rafael Rodríguez López, Francisco Montesinos Agüero y Pedro Montesinos, estos dos últimos responsables de un juicio crítico de este poemario.

Fue importante su participación en la creación de la Sociedad Recreativa y Progresista establecida en El Tocuyo en 1894, organización de la cual fue cofundador y decano presidente. Se resalta el nombre de progresista, en correspondencia con las ideas positivistas muy en boga en Venezuela a finales del siglo XIX y principios del XX, en las cuales cumplieron  papel fundamental las obras escritas y las labores académicas de los maestros Adolfo Ernst y Rafael Villavicencio.

HÉCTOR ROJAS MEZA

Hector Rojas Meza

Nació en Los Rastrojos el 29 de mayo de 1888 y murió el 27 de diciembre de 1954. Fueron sus padres Lisandro Rojas y Mauricia Meza. Fue alumno de los maestros Andrés María Verde y Luis Arzaga. Fue poeta, periodista y educador. Ejerció la labor docente durante 30 años en Cabudare.

Como poeta, en  1916 publicó su primera obra Arpegio, compuesta por 15 poemas. Fue premiado el 12 de octubre de 1918 por su Canto a la Raza. Recibe premios igualmente por  Poema Inmortal, en Barquisimeto en 1920; Evangelio en Barquisimeto en 1922;    Acróstico Floral con motivo del centenario de la Batalla de Ayacucho en 1924. Dedicó numerosos poemas a su tierra natal, como LOA, dedicado al jabillo donde acampó Bolívar en 1813; Canto a Cabudare; y Dr. Ezequiel Bujanda, así como las muchas conferencias que pronunció en fechas célebres. Su labor poética es considerada como  objetiva, regionalista, descriptiva, sencilla y natural. Se caracteriza por no estar sujeta a modas o extravagancias. Además escribió: el Cantar de mis Cantares, Cocuyo,  S.O.S, Nocturno y Por la Quebrada. Fue amigo de la poetisa yaracuyana Inés Lucía Yépez.

ANTONIO ALVARADO GALÍNDEZ

Nació en Cabudare el 13 de agosto de 1915.  Sus padres fueron el Procurador Rafael Alvarado Tovar e Inés Galíndez.  Fue poeta y educador.

Fue maestro de primaria en 1940; fundador y subdirector del Instituto Privado Adah Wingen entre 1945 y 1946; Director de Educación Física del Estado entre 1948 y 1949; Director de la Academia Comercial del Estado entre 1949 y 1950; Profesor de Castellano, Prácticas Secretariales y Caligrafía en el Instituto de Comercio Eliodoro Pineda entre 1950 y 1953; Secretario del Instituto de Comercio Eliodoro Pineda entre 1953 y 1954; Director de la Escuela Artesanal Lara. Hizo un diplomado en Buenos Aires con un trabajo filosófico literario en 1947.

El Instituto de Comercio Eliodoro Pineda le publicó junto a S. Emerio Duque el libro CURARÍ, (Poemas) y Los Venezolanos de Oro, (Cuentos). En esa obra le publicaron una serie de poemas, que el clasificó como: De orden Místico (Plegaria – Experiencia e Inocencia – El Nacimiento de Jesús – Yo sé que mi redentor vive). De orden Romántico (Tu! – Gozar sufriendo –  Tus ojos – Monotonía – En el jardín hay fiesta – Confusión) De orden Realista (El estudiante pobre – Navidad) y De orden Histórico (El Tocuyo – Himno del Instituto Eliodoro Pineda – Cómo estarán en Casa – Curarí)

ADELIS COLOMBO

Adelis Colombo

Intelectual, compositor, poeta y cantautor.  Nació en Cabudare el 17 de julio de 1938. Tiene 81 años en la actualidad. Hijo de Amalio Rafael Colombo Gutiérrez y María Gerónima Goyo. Desde joven incursiona en el campo musical y a los 18 años forma su primer conjunto, teniendo una destacada actuación en la década de los 60. En 1968 recibió el Mara de Oro y resultó ganador en el Primer Festival de la Canción Larense con su composición Sentir Larense.  En el estudio de Amilcar Segura,  con la dirección técnica de Luis Gil y el conjunto de Felito Morón, logró su primera grabación. Su estilo de música varía entre lo tradicional, boleros, valses. Participó en programas radiales y en lugares de espectáculos como el Círculo Militar. Se presentó en varias ciudades venezolanos y en Colombia y compartió escenario con figuras como Mario Suárez, Héctor Cabrera, Rafael Montaño, el Carrao de Palmarito, y los grupos Los Terrícolas y Los Ángeles Negros,  entre muchos otros. Grabó más de 12 discos. Entre sus poemas destacan: Rimas; Te admiro, cariñito; Poema para una amiga.

Foto de portada: Monumento-La-Cruz-Salvadora-erigido-en-1856. Colección Tomás Alvarado

Fuentes consultadas:
Bibliográficas
Alvarado Galíndez, Antonio y S. Emerio Duque M.  Curarí (poemas) y los Venezolanos de Oro (cuentos). Publicación patrocinada por el Instituto de Comercio Eliodoro Pineda. Barquisimeto. Año 1954-55. 55p.
Silva Uzcátegui, Rafael Domingo. Enciclopedia Larense. Educación, Música Popular y folklórica, Leyendas Folklóricas, Provincialismos. Tomo I. 3era edición. Biblioteca de Autores Larenses. Ediciones de la Presidencia de la República. Caracas, 1981. 617 p.
Mac.Pherson, Telasco. Diccionario del estado Lara. Histórico, Geográfico,  Estadístico y Biográfico. Biblioteca de Autores Larenses. No. 3. Ediciones Presidencia de la República. Caracas, 1981. 558  p.

Hemerográficas

Periódico El Ateneo.  Barquisimeto, 8 de octubre de 1881. No. 68
Periódico El Informador. Adelis Colombo. Poeta cantautor del sentir larense. 2 octubre 2000. p. 2C
Periódico Iniciación. Página Lírica. 7 noviembre de 1970. p. 3
Revista El Cojo Ilustrado. Caracas. 1º de noviembre de 1894. No. 69

Write a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *